lamarea.com

domingo 20 mayo 2018

Opinión

Si no puedo bailar…

“Después de más de dos años de lucha del movimiento feminista por fin se pudo bailar bajo la lluvia”, escribe la autora

<em>Si no puedo bailar…</em>

Después de más de dos años de lucha del movimiento feminista por fin se pudo bailar bajo la lluvia. Ganó el sentido común y perdieron los monstruos del pasado. Gallardón tuvo que hacer las maletas y las mujeres gritamos bien alto que Sí se puede. Si se quiere, se puede. El pasado domingo, hombres y mujeres salieron a las calles para festejar la retirada de la ley retrógrada del aborto y la dimisión de su conservador creador. Después de haber viajado al pasado, cogimos nuestro delorean para volver al presente y recuperar así nuestros derechos, tan pisoteados por este Gobierno de la indiferencia y del miedo. Pero con cautela. Miles de mujeres celebraron la retirada del anteproyecto de ley a la espera de la resolución del recurso presentado por el Partido Popular ante el Tribunal Constitucional en el año 2010. Se tomaron las calles con alegría, con eslóganes siempre combativos y creativos como el ya mítico “si el Papa estuviera preñao / el aborto sería sagrao”, mujeres y colectivos de distinta procedencia brindaron por la libertad y seguridad de las mismas.

Este mes se exigió que Alfon no entrase en prisión, después de pasar ya dos meses incomunicado en preventiva. Hablaron las redes, hablaron las calles y las paredes pidiendo la libertad de Alfonso Fernández, “Alfon”, un joven vallecano acusado de tenencia de explosivos. Las concentraciones de apoyo denunciaron un montaje policial -no había huellas en la bolsa- y la criminalización y persecución de movimientos sociales y militantes de barrios obreros. La lucha de Alfon no es una lucha sólo para pedir su libertad, si no el derecho de todos a la protesta y la libertad de expresión, así como el derecho a la huelga. En este baile de máscaras, sólo nos queda el desenmascarar a quienes quieren coartar nuestra libertad de movimiento en la pista. Finalmente, el juicio fue aplazado – por incomparecencia de tres policías- y está pendiente de su reanudación, alargando así la angustiosa espera.

Se bailó contra el fascismo en el barrio madrileño de Tetuán. Se gritó alto y claro contra el “Hogar Social” del MSR. El movimiento antifascista y los vecinos del barrio se manifestaron y consiguieron presionar para devolver al barrio la tolerancia, el respeto y el sentido común. Tras varios altercados y palizas a inmigrantes por parte de este grupo, finalmente tuvo lugar el desalojo del local ocupado por los neonazis. Por otro lado, la presión del barrio logró que el Centro Social La Enredadera- a 600 metros- no fuera desalojado a pesar de que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, equiparara ambos centros sociales e instara a su desalojo.

Las calles también volvieron a recuperar sus nombres. Miembros de Juventud Sin Futuro devolvieron las calles a quienes no pueden estar en ellas, con motivo del expolio económico y político que estamos viviendo. La plaza que bautizó la aún alcaldesa Ana Botella con el nombre de Margaret Thatcher recuperó el nombre de la gente de la calle y pasó a llamarse “Plaza de la Juventud Exiliada”.

La Dama de Hierro no bailaba, dictaba reformas privatizadoras y capitalistas que tuvieron un enorme coste para las clases más bajas de la sociedad.

Pero nosotros sí. Nosotros sí bailamos. Como bailó en su momento Emma Goldman, libertaria feminista rusa: Si no puedo bailar no es mi revolución.

faldoncino_nuevo

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Anita Botwin

Anita Botwin

5 comentarios

  1. Mancuso
    Mancuso 03/10/2014, 00:16

    A la María que ha comentado a las 10.05. Tienes razón. Esto en la izquierda es totalmente normal. La radicalidad y la falta de respeto son constantes. Tambien les cuesta aceptar la relatividade de las cosas. Eso si, a los demás no les pasan ni una.
    También parece que alguna organización ha pedido la libertad de alguien que al parecer está detenido acusado de tenencia de explosivos. Quizá fuese necesario profundizar un poco más ¿no? Los tenía o no los tenía? El artículo da a entender que como no había huellas pues es todo un montaje para “criminalizar” los movimentos sociales. Ole! en dos palabras… Será como en mi tierra. Ayer mismo explotó un artefacto en un ayuntamiento. Acciones reivindicativas y libertad de expresión dicen algunos por aquí. Un nivel que deslumbra, eso si, no por los argumentos, sino por la explosión.
    Tengo una curiosidad ¿habrá habido en la manifestación personas de extrema izquierda? y de hablerlas le habrá preguntado el periodista a algún policía que le parece?
    Ah, al periodista, yo ya sé que tu no has dicho nada de lo de la criminalización y eso. Tu sólo escribes lo que los concentrados proclamaban. Ya, ya. Eso ya lo sé.
    Y en Rusia se ha bailado mucho, si. Al ritmo de Stalin.

    Responder a este comentario
  2. María
    María 02/10/2014, 22:39

    (Habemos varias Marías por lo visto)
    Muy buen artículo, por tu sensibilidad, por tu positividad y por tu progresismo. Gracias Anita.

    Responder a este comentario
  3. pero que lástima de cigoto.
    pero que lástima de cigoto. 02/10/2014, 20:33

    “Maria”, que tonterias dices.

    Responder a este comentario
  4. Arcadio
    Arcadio 02/10/2014, 19:57

    ¿De verdad es tan complicado encontrar gente que tenga una opinión un poco más seria? Qué nivel…

    Responder a este comentario
  5. Maria
    Maria 02/10/2014, 10:05

    “”Con eslóganes siempre combativos y creativos como el ya mítico “si el Papa estuviera preñao / el aborto sería sagrao”

    Yo diría esloganes que faltan al respeto…no sabéis defender vuestros ideales sin atacar lo contrario, que falta de educación.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.