lamarea.com

jueves 15 noviembre 2018

Sociedad

Un juzgado ordena el desalojo del hogar social neonazi de Tetúan

La Justicia atiende la denuncia del propietario del inmueble situado en el barrio madrileño de Tetuan

16 septiembre 2014
18:00
Compartir
Un juzgado ordena el desalojo del hogar social neonazi de Tetúan
Vecinos del barrio de Tetuán (Madrid) pasan delante de la casa ocupada por neonazis en agosto de 2014.

MADRID// El Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid ha dictado una orden de desalojo contra el Hogar Social Ramiro Ledesma que habían ocupado simpatizantes neonazis del Movimiento Social Republicano (MSR). El juzgado ha atendido así a la petición que tanto la Policía como la Delegación del Gobierno habían hecho a las autoridades judiciales tras la presentación de la denuncia por parte del propietario del inmueble situado en la calle Juan de Olías número 11-13. La Policía había presentado un informe el pasado 9 de septiembre en el que instaba a tomar esta resolución por la necesidad urgente de solucionar la situación tremendamente conflictiva en la que se hallaba la zona debido a la cercanía de una casa social ocupada de ideología antifascista.

Desde que los simpatizantes del MSR ocuparon la casa para ubicar en ella un centro social que sólo ayuda a ciudadanos españoles, una táctica empleada por Amanecer Dorado en Grecia, se habían producido multitud de incidentes entre el grupo neonazi y los activistas antifascistas del barrio. Se llegaron a reportar algunas agresiones, que finalmente la investigación policial descartó que tuvieran relación con este hogar social neonazi.

Por otro lado, el Centro Social La Enredadera no será desalojado a pesar del empeño de la delegada del gobierno, Cristina Cifuentes, que en fechas anteriores había equiparado ambos centros sociales e instaba a su desalojo. El juzgado no tomará en consideración la petición de delegación del gobierno porque no existe ninguna denuncia del propietario ya que mantiene una relación contractual con los miembros del centro social La Enredadera.

bannernewsletter

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

2 comentarios

  1. lavecinadel5
    lavecinadel5 20/09/2014, 10:20

    ¿Por qué un desalojo programado, avisado, concertado? Con la Traba no tuvieron las mismas deferencias.

    Responder a este comentario
    • latobalina
      latobalina 20/09/2014, 17:23

      Por experiencia se,que todo desalojo se anuncia previamente mediante orden judicial en la que se avisa de día y hora en que se llevará a cabo el desalojo…,lo que pasa,al menos por parte del el movimiento okupa,es que se intenta resistir hasta el final.También esa gentucilla tenía día y hora para sacar sus cosas,pero a la hora del desalojo,allí solo quedaban 2 personas que dormían allí.Cuando a nosotrxs nos avisa el juzgado de un desalojo,se quedan el el c.s.o. unas cuantas personas responsables y además a la hora anunciada,allí que estamos todxs los que podemos,para apoyar.En su desalojo no apareció ni dios bendito,vamos.Si,como dicen que yo no me lo creo,les habían llevado 50 o 500 o yo que se cuantos kilos de comida.Que los hubieran sacado el día anterior,que ya tenian la orden de desalojo.o ke….Haceisagua por todas partes,fachitos de mierda.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".