lamarea.com

Martes 25 Abril 2017

Etiqueta "#lamarea46"

  A por ciudades sin humo

A por ciudades sin humo

El abuso del vehículo privado se encuentra entre las principales causas de la mala calidad del aire que respiramos.

 
  El coche se come a la ciudad horizontal

El coche se come a la ciudad horizontal

Mientras los viandantes ganaban en movilidad en los cascos antiguos frente al coche, se popularizó otro modelo con enormes problemas de congestión y contaminación: urbanizaciones de casas bajas, a menudo chalets unifamiliares, y sin otra conexión que el vehículo privado.

 
  ‘Dieselgate’ y el lobby del coche

‘Dieselgate’ y el lobby del coche

Los grupos de presión ponen toda la carne en el asador para impedir que los gobiernos acorralen al diésel. El escándalo de la manipulación de los tests de emisión ha confirmado la situación.

 
  Contaminación y salud: la diferencia entre limpiar las calles y los cementerios

Contaminación y salud: la diferencia entre limpiar las calles y los cementerios

Los trabajos más expuestos a la contaminación de vehículos evidencian los efectos nocivos sobre la salud, según diversos estudios.

 
  Dossier #LaMarea46: ¿El coche o la vida?

Dossier #LaMarea46: ¿El coche o la vida?

Las medidas adoptadas por los gobiernos topan con la resistencia de muchos conductores habituados a usar su vehículo y, sobre todo, de la industria automovilística, que ha puesto en marcha su poderoso lobby en Bruselas.

 
  Gloria Fuertes, la vecina desconocida de Lavapiés

Gloria Fuertes, la vecina desconocida de Lavapiés

Recuperamos la figura de la poeta y un poema en el centenario de su nacimiento.

 
  Los excesos de la banca rozan el cielo en Sevilla

Los excesos de la banca rozan el cielo en Sevilla

La torre de Cajasol heredada por CaixaBank, emblema de un poderío financiero andaluz inexistente, afronta un futuro incierto con las constructoras como únicas beneficiarias.

 

LM48 – ABRIL 2017

Última hora

Los socios/as escriben

Enloquecidos

"Parece difícil cambiar este mundo en el que se da culto al dinero, pero dejar de adorarle nosotros sí es algo que está a nuestro alcance".

Tus artículos

Sonríe, imbécil

"Creo que hay un cierto pensamiento dominante que parece exigir a los trabajadores que no solo deben trabajar en condiciones de precariedad sino que además deben hacerlo con buena cara", escribe David Herreros.