lamarea.com

sábado 17 febrero 2018

Economía

Los excesos de la banca rozan el cielo en Sevilla

La torre de Cajasol heredada por CaixaBank, emblema de un poderío financiero andaluz inexistente, afronta un futuro incierto con las constructoras como únicas beneficiarias.

25 enero 2017
11:00
Compartir
Los excesos de la banca rozan el cielo en Sevilla
Vista del rascacielos que ha cambiado el skyline de la capital andaluza. HARVEY BARRISON

Puedes seguir leyendo este reportaje sobre Torre Sevilla en #LaMarea46

Al pie de la gigantesca torre cobriza, en una soleada mañana de invierno, un trabajador apura un cigarrillo durante un descanso. “No es que se vea mucha gente, pero poco a poco se va llenando. No es mal sitio para trabajar”, dice. Por la puerta no pasa nadie en casi diez minutos. El edificio y su entorno aún no forman parte de los itinerarios habituales de Sevilla, que vive de espaldas al extremo sur de la Isla de la Cartuja. Entramos. Al subir por el ascensor, los oídos se taponan por el rápido cambio de presión. Las vistas quitan el hipo. La ciudad parece una maqueta.

Pero, más allá de la obnubilación que provocan las alturas, cabe echar pie a tierra y preguntarse: ¿llegará a cobrar sentido la inversión en el séptimo edificio más alto de España? De momento, y tras suponer un gasto de más de 300 millones de euros, entre los escasos beneficiarios del rascacielos concebido en origen para ser emblema del poder financiero andaluz sólo sobresalen las adjudicatarias, con FCC y Dragados (Grupo ACS) como marcas destacadas.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Ángel Munárriz

Ángel Munárriz

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

Reflexiones tras los Goya de un actor (aún) “desconocido”

"Con un consentimiento explícito y un entendimiento y afecto previos trabajados entre profesionales con madurez suficiente, se puede llegar a la creación artística desde muchos lugares", escribe Aser García Rada.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".