lamarea.com

Domingo 23 Julio 2017

Cultura

Camela: “¿Qué hay de malo en amar a otra persona de tu mismo sexo?”

Dioni Martín y Ángeles Muñoz, del grupo de tecno-rumba Camela, conversan con La Marea sobre amor, desamor, homofobia, racismo y el peso de los estereotipos.

29 Junio 2017
17:15
Compartir
Camela: “¿Qué hay de malo en amar a otra persona de tu mismo sexo?”
Dionisio Martín y Ángeles Muñoz, integrantes de Camela. FOTO: Juan Pérez Fajardo.

Esta entrevista forma parte del especial sobre amor de #LaMarea50. Puedes conseguirla en nuestro kiosco o suscribirte a nuestra revista mensual haciendo clic aquí.

Camela canta al amor y al desamor desde 1994. Las voces de Ángeles (42 años) y Dioni (“46 para 47, pero ya has visto cómo salto”) ponen la banda sonora a ferias, bodas y noches de verano de toda España a ritmo de su propio género: la tecno-rumba. Ahora pueden presumir de ser el segundo grupo que más discos ha vendido en España (más de siete millones de copias), y de contar con el cineasta Juan Antonio Bayona para sus videoclips.

Durante mucho tiempo los grandes sellos discográficos trataron a Camela con desdén, e incluso han sido acusados de ser machistas, racistas y homófobos, a pesar de tener letras que combaten todos estos males sociales y promueven el amor. La Marea conversa con sus integrantes sobre estos y otros temas.

La palabra “amor” es una constante en vuestra obra, hasta aparece en el título del primer disco. Una pregunta difícil: ¿qué es el amor?

Dioni: El amor es la fuerza que mueve el mundo. Sin la llama del amor estaríamos completamente perdidos.

Ángeles: Es lo más importante de la vida. Si haces algo sin amor, no llega a buen puerto.

El desamor, la cara amarga de esa misma moneda, también está muy presente en sus canciones. ¿Qué mensaje transmiten a quien está atravesando un desamor en su relación, en el trabajo, con la familia…?

D: El desamor es algo que a veces tiene más fuerza que el propio amor. Mucha gente dice que se siente identificada con nuestras canciones de amor, pero son más los que se identifican con las de desamor.

A: A esa gente yo le diría que hay que ser positivo y mirar para adelante.

¿Qué rol jugó el amor cuando empezaron a tocar?

D: Empezamos por amor a la música. Yo me sentía y me siento enamorado de la hermana de Ángeles, somos cuñados. Nos gustaba cantar sobre amor, sentíamos que cantábamos lo que sentíamos, y creo que eso captaba más a la gente.

A: Era un hobbi, lo hacíamos porque nos gustaba mucho la música. Empezamos por amor y mira, cuando haces las cosas con amor, salen mejor. Mi tío vendía la maqueta en su bar, luego conocimos a un señor que tenía gasolineras y también puso la maqueta ahí, y con el boca a boca nuestro trabajo llegó a manos de Alfonso del Corral, que tenía una discográfica chiquitita. Tuvimos la suerte de que nos llamó y nos hizo un contrato de tres años.

Ustedes cantan en contra de la violencia de género y predican la libertad para amar, pero hay gente que piensa que son machistas…

D: Siempre hemos cantado al amor y al desamor, la verdad es que no tenemos muchos temas sociales aunque tenemos canciones contra el racismo, o sobre el alzhéimer, o contra la lacra de la violencia de género… Cantamos a nuestra manera intentando sobre todo dar ánimo a quien sufre eso.

A: Te cuento una anécdota. Hace poco la alcaldesa de un pueblo dijo que no nos quería llevar porque decía que a nuestros conciertos iban muchos gitanos. Nosotros nunca hemos tenido problemas en los conciertos y ya llevamos 24 años. Por supuesto hay gitanos, y me da mucha rabia que se hable sin saber porque viene a vernos gente de todas las edades. Cantamos al amor, tratamos de inyectar ánimo y también de apoyar a todas esas mujeres, y hombres, para que den un paso adelante en sus vidas y sean libres. Hay personas que sufren y creen que eso es amor, pero quien te quiere no te hace daño.

La discriminación está en las antípodas del amor. ¿Cómo la han vivido ustedes?

D: Al principio había gente que no nos contrataba porque pensaba que nuestros conciertos se iban a salir de madre, pero con el tiempo se han dado cuenta de que Camela abarca a todo tipo de públicos, no en función de razas sino de edades. Al principio hasta dudaron en si llevarnos o no al Parque de Atracciones de Madrid, y batimos récord de asistencia junto con Alejandro Sanz, Rocío Jurado y Parchís. ¿Te acuerdas de Parchís?

A: Soy paya, la abuela de Dioni sí es gitana. La persona es la persona. Se ataca a todo el mundo incluso si no han hecho nada, los metemos en el mismo paquete. Para mí la raza no existe, somos todos iguales, y hay gente buena y gente mala.

Estaba uno cantando ‘Cuando zarpa el amor…’ y le dice su esposa ‘¿qué haces Manolo?’, ‘ponerte cachonda’, responde él. ‘¿Con Camela?’, responde ella. ‘Es que tu hermano dice que es afrodisíaca’. ‘¡Canela, Manolo, ca-ne-la!’. ¿Qué pensáis de los chistes sobre Camela?

D: (risas) ¡Ese me lo sabía! Hay un meme buenísimo que dice ‘sueño con trigo, ¿tú quemas dado?’, y sale uno en un campo de trigo pegándole fuego a un dado. Yo me divierto mucho, siempre que sea con arte y sin mala uva. Con la última portada que aparecemos disfrazados de Grease imagínate (risas). Es amor, y fue el amor de la gente lo que nos impulsó sin que tuviéramos apoyo de la industria musical.

A: (más risas) Una señora nos dijo un día ‘yo con vuestras canciones he hecho el amor más de 500 veces’. Siempre aplaudimos todos los chistes que vienen con gracia y respeto.

“Dime quién te ha robado la ilusión de volver a enamorarte, de volver a sentir otro amor”. Vivimos rodeados de malas noticias, parece que corren malos tiempos para la esperanza…

D: No hay que perder nunca la esperanza. Con nuestras canciones intentamos inyectar ánimo para que nadie pierda la ilusión de encontrar un nuevo amor y una nueva vida.

A: Hay que apoyarse en la familia y en los amigos, lo mejor que tenemos, y tratar de ayudar al vecino y más allá. Hoy lo necesita él, mañana puedes necesitarlo tú. A esa gente que tiene poder y deja sin casa a quien no puede con la hipoteca, mejor ni los nombro.

¿Escucharon hablar del ‘mito del amor romántico’?

A: No lo he escuchado…

 El feminismo habla de cómo esas ideas de la media naranja, del amor eterno, el ‘quien bien te quiere, bien te hará llorar’ y demás, van ligadas al machismo e interfieren en una relación de pareja sana.

A: Cierto. Además, hay gente que parece muy romántica y después, agua salada. Yo defiendo que cada uno escuche dentro de sí mismo. Si no estás bien, fuera. Si lo estás, cuídalo para que dure.

Los tiempos cambian. Ustedes ya cantan contra la homofobia, ¿se plantean renovar el romanticismo de sus letras?

D: No solo es la evolución de los tiempos. Se trata de sentimientos y amor. En nuestras canciones metemos ese grito de libertad para todas las personas, sean de la condición sexual que sean. No es que tengamos que adaptarnos a los tiempos, es que con el tiempo vemos realmente lo que hay en el mundo. Los sentimientos de las personas están por encima de todo, siempre.

A: La canción “Has cambiado mi vida” la hice pensando en quienes sufren tanto solo por amar a otra persona. He conocido a muchos chicos gays y chicas que se enamoran de otra chica, y los he visto llorar por no poder estar juntos. ¿Qué hay de malo en amar a otra persona? Solo tenemos una vida. Es amor.

Este jueves a las 22.30 Camela tocará en la Plaza Pedro Zerolo de Madrid con motivo del World Pride Madrid 2017.

Donación a La Marea

José Bautista

José Bautista

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Alsasua: resucitar a ETA a toda costa

"Con ese caldo de cultivo no es extraño que organismos judiciales aporten su grano de arena en esa cerrazón por resucitar a ETA", escribe Gonzalo del Campo.