lamarea.com

Jueves 20 Julio 2017

Sociedad

Barrenderos y patronal llegan a un preacuerdo sin ERE y sin reducción de sueldos

La modificación del convenio, que está en vigor hasta 2017, parece haber satisfecho a los dos partes, aunque el acuerdo aún está por ratificar

16 Noviembre 2013
13:57
Compartir
Barrenderos y patronal llegan a un preacuerdo sin ERE y sin reducción de sueldos
Un camión de los servicios mínimos durante la huelga. FERNANDO SÁNCHEZ

Los trabajadores de limpieza y jardinería han conseguido los objetivos marcados tras doce días de huelga y muchas horas de negociación. Al menos en un principio de acuerdo, que previsiblemente se formalizará este sábado. Los sindicatos y la patronal han pactado esta madrugada una salida al conflicto que no contempla ningún despido por ERE y tampoco la reducción salarial del 40% que proponían las empresas. A cambio, se congelará el sueldo de los trabajadores de limpieza y jardinería hasta 2017 y las vacantes no se cubrirán durante dicho periodo.

La modificación del convenio, que está en vigor hasta 2017, parece haber satisfecho a los dos partes, aunque el acuerdo aún está por ratificar. Los sindicatos habían marcado durante estos días de huelga las que eran sus líneas rojas: ni despidos ni reducción de sueldos. Por otro lado, el convenio incluye vacaciones de diez días en invierno y 21 en verano y ropa por reposición.

“Nosotros hemos ofrecido congelarnos el sueldo este año y el siguiente. Entendemos que no es el momento de pedir pero tampoco de dejarnos sacar la sangre, y entendemos que la oferta de la patronal es una barbaridad”, explicaba a La Marea el pasado jueves el responsable de la negociación colectiva de CCOO, Félix Carrión.

acta1-horz

La Marea

La Marea

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Sobre los toros

"La supuesta tradición de la fiesta de los toros, que hundiría sus raíces en un supuesto remoto pasado, se debe de contentar con una más que modesta antigüedad, que la trae desde comienzos, mediados del siglo XIX", escribe Alfredo Carralero.