No somos ‘cazanazis’, somos periodistas

Un ejemplar del último número de 'La Marea' en papel. Foto: Eduardo Robaina

En 'La Marea' tenemos agenda propia. En 'La Marea' no hacemos periodismo de click. En 'La Marea' hacemos periodismo para leer con calma. Necesitamos tu ayuda.

¿Por qué estáis sacando tantas exclusivas sobre Vox? ¿Os dedicáis a cazar nazis? ¿Solo informáis sobre extrema derecha? ¿Cuál es vuestra motivación? Son algunas de las preguntas que están llegando a La Marea a raíz de las publicaciones sobre los vínculos actuales y pasados con organizaciones fascistas de diversos candidatos del partido liderado por Santiago Abascal.

Dos de las últimas informaciones, y que más repercusión han tenido, hacen referencia al secretario general de Vox y candidato a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith. Nuestro compañero Antonio Maestre publicó un artículo escrito por Ortega Smith en 1986 en el que elogiaba el falangismo de Primo de Rivera, y un vídeo de hace solo unos meses, noviembre de 2018, en el que el mismo Ortega Smith reivindica la figura del falangista y su doctrina. 

No, no somos ‘cazanazis’. Somos periodistas. Y ante el peligro de que la extrema derecha llegase a las instituciones –como ya ocurrió en Europa en 2014, como ha ocurrido en Andalucía y, con menor intensidad, en el Congreso de los Diputados el pasado 28-A– nuestra responsabilidad, como medio comprometido con las libertades y los derechos humanos, siempre ha sido la de informar –por encima de opinar– de una manera rigurosa sobre las consecuencias de ese resurgimiento del neofascismo que ya estaba germinando en Europa

No podemos llegar a todos los frentes porque somos un medio cooperativista con insuficientes recursos económicos, que no admite publicidad sexista ni del IBEX –»en La Marea se anuncia quien puede, no quien quiere», es nuestro lema– y con una plantilla muy pequeña. Pero tenemos muy claro cuáles son nuestras prioridades, y entre ellas está la defensa de los valores democráticos. 

No es la primera vez que informamos sobre extrema derecha. En 2016, cuando todos los partidos decían que España era «diferente» –en el sentido de que aquí no podía triunfar–, elaboramos un dossier titulado Antídotos de izquierda contra el neofascismo. A la victoria de Donald Trump en Estados Unidos se habían unido los éxitos de Le Pen, Farage o Wilders en Europa. ¿Dónde estaba la izquierda en este panorama?, nos preguntábamos. ¿Qué estaba haciendo para evitar que llegáramos hasta aquí? ¿Cuáles eran sus propuestas? Diferentes representantes de partidos y colectivos de izquierdas explicaron en profundidad sus medidas y reflexionamos sobre un peligro que, ahora sí, ha llegado también a España.

En un reciente dossier también nos preguntábamos sobre cómo informar de todo ello con responsabilidad. «Tres errores vienen siendo demasiado habituales en los últimos tiempos a la hora de afrontar coberturas periodísticas sobre actos o comportamientos fascistas en España: el ninguneo, la exageración y la burla. Debemos partir de la base de que el problema existe, que es real y que se ha expandido como la pólvora en todo el mundo», explicaba José Luis González-Esteban, profesor de Periodismo Político en la Universidad Miguel Hernández.

Y en ello estamos. Son momentos especiales por las citas electorales que aún tenemos por delante, las municipales, autonómicas y las europeas –a la memoria europea y las consecuencias del fascismo de los años 30 acabamos de dedicar nuestra última revista en papel–, y ahí seguiremos al menos hasta que se produzcan los pactos, porque formar gobierno con el apoyo de la ultraderecha también es validar, de alguna forma, sus propuestas antidemocráticas. Agradecemos, por cierto, el apoyo de la Asociación de Periodistas de Investigación (API) ante los ataques de Vox. 

Todo esto, a su vez, forma parte de la agenda propia con la que trabajamos en La Marea. Y con la que continuaremos trabajando. Este mismo mes lanzaremos nuestro suplemento Climática, un ambicioso proyecto exclusivo sobre la crisis climática a la que nos enfrentamos, y que se suma, junto con la lucha contra las violencias machistas, a nuestras principales apuestas. Las primeras historias del suplemento #PorTodas, el proyecto de investigación sobre los 55 asesinatos machistas de 2014 -según registros oficiales-, financiado a través de una campaña de micromecenazgo en Goteo.org, también verá la luz en los próximos días. 

Cada mes, insistimos en poner la lupa sobre las grandes empresas en #YoIBEXtigo –el último dossier estuvo dedicado a ArcelorMittal y estamos terminando uno sobre Banco Sabadell–. Recorremos los lugares donde ocurrieron masacres durante la guerra civil y la dictadura en Rutas de la Memoria. Y contamos historias por y para la clase obrera en Apuntes de clase

Todo ello, acompañado de una revista en papel bimestral donde profundizamos en cada tema. En las primeras asambleas de la cooperativa editora (MásPúblico), debatimos qué tipo de periodismo queríamos ejercer. Hubo quien propuso que nos dedicáramos a la contrainformación, a desmentir el discurso dominante. Sin embargo, la mayoría consideramos que debíamos practicar un periodismo profesional con agenda propia y ser militantes solo en la forma de organizarnos y financiarnos, prescindiendo –insistimos– de anunciantes que contradijeran nuestros principios editoriales.

Más de seis años después, vemos que es importante mantener un espacio de este tipo, en el que podamos seguir la actualidad con nuestra propia perspectiva y según nuestros tiempos. En general, preferimos pensar antes de hablar, antes de escribir. Aunque, a menudo, nos hemos adelantado a temas que luego han sido mainstream.

En La Marea no nos marcan la agenda. En La Marea no hacemos periodismo de click. En La Marea hacemos periodismo para leer con calma. Y para eso necesitamos tu ayuda. ¡Gracias!

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

7 respuestas a “No somos ‘cazanazis’, somos periodistas”

  1. Ser anarquista no es nada guay, es una aspiración, como ser cristiana para quien crea en Cristo. Es aspirar a ser persona con las siete letras, algo que, lamentablemente, muy pocas conseguirán, no por difícil, que también, sino por ignorancia o arrogancia, o ambas cosas.
    ¿Qué tiene de malo ser fascista? es una pregunta tan obscena que debería autocensurarse, aun defendiendo la no censura. Todo, o casi todo, tiene su límite.
    Comunista o socialista, incluso de extrema derecha me parece respetable, aunque ciertamente son ideologías con mucho peso macabro a sus espaldas. Como las religiones, por otra parte.
    De nada, y mucho amor, ¡esa es la diferencia esencial!

  2. Enhorabona!
    De moment, dono suport econòmic al periodisme compromès i de qualitat només en la llengua del meu país. En altres llengües, no minoritzades, com la castellana, només suport moral.

  3. Muchas personas dieron la vida por una verdadera democracia, la que el fascismo aniquiló con un golpe genocida. Todos esos derechos y libertades democráticas que arrasaron, aún no los hemos recuperado y no ha habido ruptura alguna con el fascismo. ¿Los luchadores contra el fascismo querrían que legitimemos una legalidad que nace de ese golpe en la que ni un solo criminal fascista ha pagado por sus crímenes?
    … La ultraderecha gana siempre porque desde el 39 tienen el verdadero poder que no parte del gobierno, controlan y forman parte de los pilares del régimen: ejército, tribunales, cuerpos represivos, monarquía, oligarquía, CNI, etc. Eso sigue igual haya el gobierno que haya, basta recordar los gobiernos anteriores del PSOE cuyas políticas han sido casi idénticas a las del PP, en algunos casos aún peores en cuanto al terrorismo de Estado. ¿Acaso ha habido cambios profundos con el gobierno actual del PSOE sostenido por Podemos? Ni siquiera han derogado la reforma laboral o la ley mordaza, como prometieron.

    …La “izquierda” del régimen no pretende poner fin a los tribunales fascistas que nos encarcelan hasta por contar hechos probados, tampoco a los cuerpos represivos cuyo sueldo han aumentado. Qué decir de su falta de combatividad respecto a la monarquía, la Iglesia, etc. Respetan su legalidad, empuñan la misma bandera rojigualda que VOX y el resto, no luchan por la salida de la UE-OTAN imperialistas, carecen de solidaridad con represaliados, no denuncian el terrorismo patronal ni quieren poner fin a la explotación, etc. Si no nos quedamos en los discursos y analizamos los hechos, veremos que las diferencias no son tan abismales en cuestiones fundamentales. El fascismo no empieza ni acaba en VOX, al que el régimen utiliza y da bombo a todas horas para blanquear al resto de partidos y fomentar la participación en las urnas por el miedo, pero Podemos ha dicho que los tratará con cordialidad y no exige la libertad de la antifascista recién encarcelada por acudir a una manifestación contra estos…
    (Pablo Hasel)

  4. ¿en serio estas queriendo darle la vuelta al a tortilla haciendo creer que socialismo es peor que nazismo, franquismo o fascismo? En serio?

    y sobre comunismo, comunismo es «una sociedad sin clases» no es una cosa para alarmarse frente al nazismo. aun asi no hay un partido comunista, hay una coalicion de partidos llamadas unias podemos donde se han juntado politicas de todo tipo pero muy lejos de ese supuesto comunismo que tanto te asusta.

    Vox sin embargo es un partido peligroso, que antepone las creencias religiosas para hacer leyes, un partido que no se considera democratico, un partido anclado en el pasado, un partido racista, homofobo, un partido que quiere que llevemos pistolas y podamos matar gente en nuestras casas y tener inmunidad para que no nos hagan nada, violas a una persona la metes a tu casa , dices que a intentado entrar a tu casa y ya te has salvado….podria tirarme horas escribiendo sobre lo peligroso que es votar a un partido como vox. me quedo corto solo con lo que he dicho.

    El socialismo es lo mas justo y humano que puede haber, puede que te hayan metido en la cabeza que la derecha es lo mejor pero las politicas de derecha son politicas para ricos, tu si eres clase media no eres mas que una servidumbre que jamas te dejaran prosperar o mejorar tu nivel de vida. mientras ellos se salvan de todo tipo de impuestos y de pagos, a nosotros siempre nos lo suben todo, porque la derecha gobierna para el ibex 35 y los bancos, el psoe tambien pero con la presion de podemos que siempre los necesitará se convierte en la combinación ideal.

  5. Gracias por el trabajo que realizáis en cada artículo y noticia que publicáis. Llevo tiempo viendo a Antonio Maestre en La Sexta, y desde hace unos meses sigo vuestro periódico digital cada día. Es un orgullo ver a periodistas como vosotros trabajando de forma totalmente objetiva y libre, aunque una pena ver las críticas negativas que recibís simplemente por decir la verdad y advertir de los peligros que afectan o afectarán (o afectaron) a nuestras vidas directamente. Pero creo que esas críticas son símbolo de que vuestras noticias hacen efecto.

    Resistid tal y como lo estáis haciendo, entre todos los que realmente ‘entendemos’ lo que decís, haremos que crezca La Marea para limpiar esa suciedad tan difícil de quitar.

  6. Pero k tiene d malo ser fascista??? Es más guay ser anarquista o comunista o incluso socialista?? ..qué pena de mi patria país de mansos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner