lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Sociedad

Seis momentos en los que Rajoy pudo cesar al ministro Wert

Cada vez son más las opiniones de personas, incluso de dentro del Partido Popular, que piensan que el presidente del gobierno debería cambiar al titular de cultura, educación y deportes.

12 noviembre 2013
18:55
Compartir
Seis momentos en los que Rajoy pudo cesar al ministro Wert

“El comunicado del ministro español sugiriendo que el programa [Erasmus] se verá reducido es completamente falso”. “No sé como decirlo de forma más diplomática, porque esto es una tontería”. Con estas dos frases desmontaba el portavoz comunitario de educación, Dennis Abbot, el argumento del ministro español, José Ignacio Wert de que se reducían las partidas destinadas a becas Erasmus porque la Unión Europea iba a dar menos dinero.

Con estas declaraciones, Bruselas le ha dado un tirón de orejas al gobierno español por su medida de reducción a la mitad de las becas Erasmus para el próximo curso. Las dos frases Abbot, calificadas por el propio Wert de “impropias” vuelven a dejar encima de la mesa de Mariano Rajoy la posibilidad del cese del ministro, tal como le pide la oposición y, en privado, algunos miembros de su propio partido.

De hecho, esta no es la primera vez que el ministro peor valorado del gobierno (las encuestas le dan una nota inferior a 2 (sobre 10) está en la cuerda floja por sus declaraciones o las decisiones que toma. El 10 de octubre de 2012, el propio ministro Wert provocó la tormenta al reconocer en sede parlamentaria que el interés del gobierno central era “españolizar a los estudiantes catalanes”. Las declaraciones del ministro provocaron que el rey Juan Carlos hablase con Mariano Rajoy sobre estas palabras.

Más allá de esta anécdota, lo que ha hecho que el ministro Wert caiga en picado en las encuestas es su obstinación en aprobar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). Su propuesta de reforma educativa no cuenta con el apoyo de ninguno de los partidos de la oposición, de hecho todos se han mostrado dispuestos a derogarla si alguna vez tienen responsabilidades de gobierno.

Además, ha provocado el rechazo de todo el sector como nunca se había visto. Padres, alumnos y profesores se han manifestado en las calles pidiendo su retirada.

Allá por donde ha ido el ministro ha tenido que soportar los abucheos y pitidos de la comunidad educativa. Incluso en la entrega de los premios final de carrera a los alumnos más destacados, Wert tuvo que ver como varios universitarios le retiraban el saludo dejándole plantado y con el brazo extendido.

Pero si por algo es cuestionado Wert, incluso dentro del PP, es por su exceso verbal. De hecho, anunció que los estudiantes solo podrían acceder a las becas si tenían un 6,5 como mínimo de nota media. A su juicio quien no llegue a esa nota puede ser que no “esté bien encaminado” y debería dejar sus estudios universitarios. Además se hizo un lío sobre el dinero que Educación destinaba a becas.

La ocurrencia del ministro hizo que algunos compañeros de partido, como el portavoz del grupo parlamentario popular, Alfonso Alonso, quien recordó que “un cinco es un aprobado” y afirmó que la oportunidad de oportunidades es que nadie deje de estudiar por falta de dinero. Al final tuvo que rectificar.

También rectificó cuando tras anunciar que el ministerio limitaría las ayudas para el programa Erasmus. El rechazo de algunos barones del partido y del mismo Mariano Rajoy hicieron que tuviese que convocar una rueda de prensa para hacer una rectificación pública. La reforma tendrá que esperar al año que viene, como mínimo.

También es dura su relación con el mundo de la cultura. El IVA al 21% que ha dejado tocado al sector del cine y el teatro y los recortes han hecho que los profesionales de la cultura rechacen al ministro. Así se vió en la gala de los Premios Goya donde uno tras otro, los actores y directores se acordaron del ministro.

Y tampoco le va mucho mejor en el mundo del deporte. A seis meses de que el Comité Olímpico Internacional decidiese qué ciudad acogería los próximos juegos olímpicos, el ministro de educación, cultura y deportes, aseguró que España “tenía un problema con el dopaje”. Deportistas como Pau Gasol o Rafael Nadal tuvieron que salir para afear y negar las declaraciones de “su” ministro.

La Marea es editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

4 comentarios

  1. Luisa
    Luisa 13/11/2013, 19:58

    ¿Como se puede mantener contra viento y marea a un ministro descerebrado? cada vez que habré la boca la caga, realmente nos merecemos a alguien así?

    Responder a este comentario
  2. AMADEUS
    AMADEUS 13/11/2013, 13:58

    No se hadicho nada de mentira. Rubbish no se traduce de forma literal como basura, sino como estupidez o tontería. Algo absurdo.
    Lo que veo bien de La Marea es que no haya caído en el amarillismo de los titulares del resto de los medios poniendo la literalidad de “basura”, significado erróneo en el contexto de la frase. Y eso no es diplomacia, sino seriedad periodística.

    Responder a este comentario
  3. Flanagan
    Flanagan 13/11/2013, 10:40

    Es la kurtura maruhendera de la chorizada que accedió al poder gracias a once millones de TDLC que no detectaron a tiempo la aventura del rumbo a la mierda que presentó Pepé como programa.
    No es el Gran Chori el que manda, arbitra y decide, sino los demás choris que se sientan alrededor de la mesa del consejo.
    Wert, Bañez,Gallardón, Mutoro, Mato o cualquiera de ellos; concibe una ley delirante de *aquí te pillo y aquí te Mato*, se la presenta en las narices al del párpado incontrolado y como este tipo no es capaz de entender lO que lee(fin de la cita), firma y el proyecto de ley va al Parlamento donde el resto de la chacina con mayoría absoluta lo aprueba y el Pueblo KESEJODA.
    El buen elector de urnas avisado como lo pueda ser en Francia y otros países civilizados en Democracia desde hace dos siglos, recuerda la trayectoria de los partidos cuando gobernaron y es esa información la que le decide a dar el voto a una o a otra política de gobernanza.
    Del PP podemos recordar como bagaje aportado el si a la guerra contra el Pueblo de Irak, la humillación a todos los ciudadanos españoles cuando el chori principal nos puso a los pies de Bush, el resultado de un millón de iraquíes asesinados para robarles su petróleo iniciando una guerra que no ha terminado todavía,las negociaciones del gran chori de entonces con ETA citándola como Movimiento de Liberación Vasco, el atentado de Atocha como venganza de Al Kaeda que costó la vida a 192 españoles, la liberación o mas bién el expolio del suelo público para que los especuladores se forraran con la Burbuja Inmobiliaria y les forraran a ellos con sobre-sueldos ilegales (los capitales en Suiza y otros paraísos son la prueba)la catastrófica manipulación del Caso Prestige enviándolo a mar abierto para que se partiera en dos porque ni siquiera se les ocurrió consultar con expertos…
    Epitafio: Esto nos va a costar cién años de soledad.

    Responder a este comentario
  4. Pensador
    Pensador 12/11/2013, 23:13

    No seáis diplomáticos. Ha dicho:”rubbish”, es decir, basura.
    No se puede traducir por mentira. En Gran Bretaña tu no vas a alguien y le dices que lo que dice es “rubbish” si no estás descalificando lo que dice. Y no es necesario que mienta.
    No ha dicho que es: “bullshit”, pero no ha dicho mentira, no. Ha dicho basura.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.