lamarea.com

Sábado 22 Julio 2017

Los socios/as escriben

Excelencia es no poner lavadoras

“Excelencia es echarle más horas. Excelencia es no poner lavadoras”, escribe Álex Gaita.

05 Marzo 2017
12:03
Compartir
Excelencia es no poner lavadoras
Manifestación contra los recortes en ciencia en Madrid. MATERIA

Excelencia es echarle más horas. Excelencia es no poner lavadoras.

Excelencia es no hacer tu compra. Excelencia es no pasar tu mocho, no hacer tu baño, no limpiar tus platos. Es ‘ayudar’ en tu casa. Es ‘ayudar’ a criar a tus hijos. Es ‘ayudar’ a cuidar a tus enfermos y a tus ancianos.

Excelencia es no ser cuidador principal de una persona con depresión o con demencia. Excelencia es no tener que hacer noches en el hospital. Excelencia es que no se te pasen los plazos. Excelencia es no tener un mal año. Un mal año está hecho de varias malas semanas.

Excelencia es hacer solo lo que da puntos y, de entre lo que da puntos, solo lo que da más puntos. Excelencia es redactar el artículo, pero no preparar las figuras. Es delegar, para que el trabajo aburrido lo haga otro. Aburrido es lo que no te acerca al siguiente peldaño.

Excelencia es olvidar conquistas sociales y laborales y, ‘por la ciencia’, sacar de la carrera científica a otros trabajadores que, ese año, no han sido capaces de regalar tantas horas extra como tú.

España y Europa se mantienen firmes en su compromiso de avanzar hacia una ciencia de excelencia.

Alejandro Gaita

Alejandro Gaita

Investigador en magnetismo molecular y computación cuántica. Sobre ciencia, racionalidad, mundo académico y temas sociales.

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Sobre los toros

"La supuesta tradición de la fiesta de los toros, que hundiría sus raíces en un supuesto remoto pasado, se debe de contentar con una más que modesta antigüedad, que la trae desde comienzos, mediados del siglo XIX", escribe Alfredo Carralero.