lamarea.com

Domingo 23 Abril 2017

Opinión

El clasismo hipster en Podemos

“El clasismo está presente en todas las capas sociales, también en la izquierda. También en Podemos”, asegura el autor

<em>El clasismo hipster en Podemos</em>

MADRID // En el año 1914, Robert Tressell comenzó su libro Los filántropos en harapos narrando una escena de trabajo en una vivienda de Mugsborough donde se realizaban unas reformas. Los trabajadores se reúnen en la cocina para tomar el almuerzo del descanso y comienzan a departir sobre cuestiones veniales que acaban derivando en la situación política que vivían, en sus condiciones de trabajo. Los obreros echaban la culpa a los extranjeros de la situación de pobreza que vivían algunos de sus compatriotas y de su situación laboral. Uno de ellos, uno formado, leía un periódico en silencio hasta que entró en la conversación para menospreciar la incultura de sus compañeros de trabajo. El desprecio del obrero más leído se cortó de raíz cuando entró el patrón y todos apresuradamente volvieron a trabajar con la cabeza agachada entre los gritos de su jefe. Todos iguales otra vez. Sin obreros sin formación despreciando a los extranjeros, ni obreros intelectuales despreciando a sus compañeros. Sólo clase obrera con la cabeza agachada con sus manos en el tajo.

La semana pasada Pablo Iglesias entrevistó al Nega, cantante de Chikos del Maíz. En una pregunta, Iglesias cuestiona al Nega sobre sus orígenes y las cualidades de la clase obrera, y afirma que no se convirtió en hipster y que, a pesar de trabajar de soldador, no dejaba de leer. La respuesta del rapero se basa en realizar una descripción insultante y despreciativa de la clase obrera. El líder de Podemos asiente y ríe los comentarios despectivos del rapero.

“Me hace mucha gracia la gente que mitifica a la clase obrera. Pero tío, ¿qué estás diciendo? No tienes ni idea de lo que es la clase obrera. El otro día lo comentamos en una entrevista con Jorge Moruno, lo de esa gente que mitifica la clase obrera, la clase obrera irá al paraíso. No, la clase obrera es machista, es racista, es xenófoba”.

La entrevista en la que se tocan todos los clichés del clasismo de izquierdas, incluido el fútbol, recordó a aquella declaración polémica de Pablo Iglesias en las que acusaba a un grupo que intentó robar una mesa de mezclas en El Laboratorio de ser “lúmpenes, gentuza de clase social más baja que la nuestra”. Aquella frase sirvió para que el líder de Podemos se disculpara de su comentario clasista de una forma peculiar afirmando que no fue capaz de hacer ver, como Buñuel en Viridiana, que la pobreza no siempre está unida a unos altos valores humanos.

El clasismo no es más que un modo de elitismo, de sentirse superior a una determinada clase social. Ese sentimiento de superioridad, del que en algún momento de nuestra vida nadie podemos escapar, está muy presente en los actores principales de Podemos y sus iconos culturales y de representación. Ese clasismo en la izquierda tiene connotaciones intelectuales, se es superior porque leen mucho, porque leen a Gramsci, a Negri, porque ven cine de autor, porque se tienen que leer El capital para que la clase obrera tenga una mejor posición, y por eso hay que tutelar a esos obreros de mono azul que no son capaces de ver lo que es mejor para ellos. Ese clasismo hipster se encuentra en las cúpulas de Podemos y harían bien en darse cuenta de ello para modificar este comportamiento.

Dice Victor Lenore, en una entrevista en Diagonal, que los hipsters tienen la “sensación de pertenecer a una élite cultural por encima de las masas, el gran público, al que consideran vulgar”. Para Victor Lenore la cultura hipster es una escena cultural mitómana, clasista y narcisista que es incompatible con formas sociales e igualitarias. “Ya que no cobramos mucho más que los obreros al menos queremos distancias estéticas”, defiende Lenore. Y para marcar diferencias estéticas y culturales hay temas que siempre funcionan. En la entrevista de Pablo Iglesias a Nega otra de las menciones despreciativas de las culturas populares de masa es al fútbol, el opio del pueblo. No hay mejor ocasión para marcar distancias con la clase obrera que un gran evento de fútbol: “¿Sabéis lo que estaba haciendo yo mientras miles de catalanes, vascos y españoles vibraban con la final de Copa? Estaba en el Círculo de Bellas Artes con una compañía inmejorable asistiendo a una representación de un drama de Chéjov sobre el deterioro de la vida. Y es que para ser un aristócrata no hace falta tener sangre azul ni dirigir un sindicato”.

Pablo Iglesias no perdió la ocasión de marcar distancias estéticas con la masa que veía el fútbol para enseñarnos que pertenece a una élite cultural que disfruta de Chéjov, un aristócrata intelectual que pertenecería a un supuesto gobierno de los mejores. Que es la definición exacta de aristocracia.

El gobierno de los mejores

“Vamos a hacer el gobierno de los mejores”, dijo Pablo Iglesias en una entrevista, no de gente preparada, de gente con valores, sino de los mejores. De las élites. A pesar de que Podemos se ha dotado de las herramientas de masas (televisión) para conseguir su mensaje de mayorías y establecer un discurso comprensible para todos los estratos sociales, los instrumentos para participar de ese relato se reservan a una élite alfabetizada digitalmente (la brecha digital es otro modo de desigualdad). Se ha optado por la propaganda frente a la pedagogía y las cúpulas del partido son personas con una amplia formación universitaria que no se han rodeado de individuos de la clase obrera fabril o manufacturera o trabajadores sin cualificación académica.

De los 62 miembros del consejo ciudadano de Podemos, todos tienen formación universitaria y no hay un sólo representante de la clase obrera tradicional. La política no tiene que ser un espacio reservado a las élites, ya sean económicas, de sangre, o académicas, y en Podemos se corre el peligro por hechos, actuaciones y declaraciones de conformar un partido de las élites universitarias en las que se desprecia de manera sistemática las capacidades de la clase obrera, de la gente sin cuantificación, de la “masa”, de mi padre y mis vecinos. Porque la clase obrera puede que ya no esté representada en su mayoría por mineros ni trabajadores de astilleros, y sí por teleoperadores y enfermeras, por camareros y barrenderas.

Pero además de cambiarles el nombre por los de abajo hay que dejar de menospreciarlos porque siguen siendo clase obrera. Porque también son aquellas personas que no han tenido la posibilidad de formarse y se han dedicado durante años a trabajar de sol a sol para que nosotros, sus hijos, sí podamos tener unos estudios que nos permitan mejorar nuestras condiciones de vida. Sí, los pobres de las mesa de Viridiana no tenían buenas formas y quizás fueran machistas, racistas y xenófobos. Y sí: menospreciarlos sin considerar las circunstancias del entorno en los que el azar los hizo vivir y ha llevado a esa situación es clasista. Clasismo hipster o elitismo cultural y político. Pero clasismo.

faldon_noticias

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

  • Mariete

    Creo que el tono del artículo está un poco trasnochado, aunque plantea ideas interesantes. La superioridad moral e intelectual de la izquierda, llamemos “formada”, es algo indudable.
    Es igual de indudable que lo que podríamos llamar clase obrera “no formada” no dispone de los elementos suficientes para generar un cambio en la sociedad. Es la victoria del sistema capitalista. Desigualdad, educación dirigida al aborregamiento y modelo de producción que perpetúa esa diferencia. En este modelo hemos crecido.
    El articulista denota cierto “cayolarismo”, no en sus ideas, sino en el trasfondo. No lo comparto.
    Dicho esto, he escuchado muchas veces al Nega y a Pablo y hay cierta verdad en que en ocasiones caen en lo que tanto critican. Su púlpito no es de madera noble pero no deja de ser un púlpito, quizás de vidrio frágil y reciclado.

  • juanlu

    Decir que la clase obrera es racista, machista… es como decir que la clase obrera es antirracista, feminista… o sea, mentira. La clase la determina la posición respecto a los medios de producción y punto. Siempre que el Nega dice lo de “yo he subido a andamios” me recuerda a las personas de sesenta años que dicen “yo he corrido delante de los grises”, es decir, no es más que la reafirmación de que él no es un obrero. Decir que la clase obrera es racista y machista sin dar ningún dato, de manera infundada, me recuerda mucho a eso de “los gitanos son ladrones en general” chascarrillos habituales basados en la ignorancia, y en este caso además, con pretensión científica. Decir que la clase obrera es racista y machista es insultar a mis compañeros de curro de antes y de ahora. A Ángel y a Roxana, a Ericka, a Pepa, a Ariel y a Rashid. El racismo y el machismo son lacras sociales, pero no son inherentes a la clase obrera, la clase obrera en concreto NO es más racista ni machista que el conjunto de la sociedad, eso es una afirmación gratuita que no hace ningún bien ni al análisis social, ni al proletariado como objeto de estudio, es simplemente una memez. Y denota aires de superioridad. Clasismo puro.

  • Fe de Erratas

    Antonio, por lo general me gusta bastante lo que escribes. En esta ocasión creo que has confundido o malinterpretado cosas… y eres persona inteligente. Pero estoy encantado con el resultado de tu iniciativa, no por lo que dices sino por la dinámica e intercambio de reflexiones que ha generado. En ese sentido, gracias a La Marea que nos permite disertar en su/nuestro espacio y posiblita/potencia que así sea (de lo contrario el periodismo perdería gran parte de su sentido). Ha sido una verdadera gozada leeros a tod@s, alimentarse de las discrepancias… y de los miedos y tabúes de cada una/o. Leer, debatir, reflexionar, crecer, inclouso discutir… Pero sin olvidar JAMÁS que formamos el mismo lado de la barricada, que PODEMOS, sí, pero SÓLO JUNTOS… Ni un solo niño/a malnutrido de nuestro país merece que por divisiones que no son ni estratégicas siquiera, que por purismos o egos, no nos unamos para ganar y cambiar esa situación agobiante en la que viven. Sería frivolidad. Seguimos…

  • He visto íntegra la entrevista del Nega y no encuentro que haya motivo para dedicarle un artículo como este.

    “La respuesta del rapero se basa en realizar una descripción insultante y despreciativa de la clase obrera”. No es así. El Nega dice que le hacen mucha gracia quienes mitifican a la clase obrera: a mí me pasa igual. Sería lo mismo con las mujeres: el que idealice a la mujer y afirme que todo se arreglaría con un gobierno formado sólo por las de su sexo, que se acuerde de Mato, Botella o Cospedal. Rebatir a quien mitifique la capacidad política de las mujeres no es ser machista, del mismo modo que hacer lo propio con la clase trabajadora tampoco es clasismo.

    • juanlu

      Claro, y para rebatir a quien mitifique la capacidad política de las mujeres, se dice: “las mujeres mejor en la oocina”, no? esa sería la analogía correcta… el nega ha patinao pero bien…

  • Carmen

    ¿Tu prefieres la sutil pero criminal dictadura capitalista, Alejandro?

  • Alejandro

    Me parece insultante este tipo de manipulación de información. Un video de 1 minuto y poco y ya está diciendo que está a favor del comunismo, es que es acojonante.
    VEAN LA ENTREVISTA AL COMPLETO EN SU CANAL LA TUERKA, y después opinan.

  • miloren

    Siento como mío mucho de lo que dice el autor, aunque comprendo perfectamente también, como creo que él también hace, a quienes critica por su actitud. Bajo mi punto de vista el matiz del tratamiento de los canis y chonis se debe diferenciar entre quienes -partan o no de la misma clase obrera- pretendan colaborar y quienes pretendan representarles y finalmente engañarles. No es fácil ver este matiz, y no estoy acusando a nadie. Personalmente encontré en Volin, en el nacimiento del primer Soviet que narra en la Revolución Desconocida, la clave principal de la actitud:

    «¿Quién dirigía los trabajos del soviet? Los obreros presentes, sin éxito, me propusieron para el cargo. Muy emocionado por la confianza, decliné categóricamente, sin embargo, el ofrecimiento. Dije a mis amigos: Sois obreros y queréis crear un organismo para defender los intereses obreros. Aprended, pues, desde el comienzo a manejar vuestros asuntos propios. No los confiéis a quienes no son obreros. Nada de nuevos jefes, que acabarán por dominaros y traicionaros. Vuestra lucha y vuestra emancipación nadie puede orientarlas sino vosotros mismos. Por vosotros, por sobre vosotros, en lugar de vosotros, nadie hará nunca algo eficaz. Debéis elegir presidente, secretario y miembros de la comisión administrativa en vuestras propias filas. Si necesitarais esclarecimientos, conocimientos especiales, consejos, en una palabra, ayuda intelectual y moral, podréis dirigiros a intelectuales, a gente instruida, que ha de sentirse dichosa de ayudaros no como jefes, sino aportando su concurso sin mezclarse en vuestra organización. Es su deber prestar tal concurso, porque, si os falta la instrucción indispensable, no es culpa vuestra. Esos amigos intelectuales podrán incluso asistir a vuestras reuniones, pero sólo como consultores. ¿Cómo queréis que sea miembro de vuestra organización si no soy obrero?»

  • Flaneur

    Madre mía Antonio Maestre…Llego aquí desde la entrevista a la negrera de ‘La Central’ en JotDown, tras alentar a los trabajadores y trabajadoras a que contacten contigo. Espero que tu trabajo como periodista mejore tu labor como articulista, que deja mucho que desear.
    Citas a ese libro argumentativamente tan pobre como el de Leone, y lo haces como argumento de autoridad: esto lo dice este tío que está vendiendo muchos libros, ergo es verdad. Criticas por ‘clasismo’ lo que es una obviedad para los que hemos trabajado proletariamente: que gran parte de los proletarios son hoy reaccionarios. Y esa es una derrota histórica de la izquierda, pero es así: basta con que consultes el porcentaje de la clase trabajadora que vota al PP. Como decía un compañero más arriba, sospechar del Nega a estas alturas es cuanto menos ridículo. Ah, claro, pero ahí el argumento de autoridad no vale, el que vale es el de un exredactor de la Rockdeluxe. En fin, flaco favor le hacéis al marxismo aunque bien pensado…Marx nunca hubiese sido marxista, a la manera en que vosotros lo entendéis, de catecismo cateto. Nadie nunca desde Podemos ha escrito o hecho declaraciones tan sangrantes como los que de tu cuerda están haciendo contra ellos. Vergonzoso. Y que unos mendas que han estudiado Ciencia Política, han estado en todas las organizaciones de izquierdas como el PCE, del que se fueron por su obtrusismo de mente, por su inmovilismo de liturgia pazguata (de los del PCE)tengan más autoridad que un periodista (carrera absurda donde las haya), dedicado a insultar gratuitamente al único movimiento de izquierdas que ha tenido la posibilidad de vencer en unas elecciones,es algo que resulta evidente. Pero nada, seguid con los monos azules y vuestro puro corazoncito comunista, y tan encantados de conoceros. Perdón el tono, seguro que eres un gran profesional del periodismo y que perseguimos los mismos fines, pero es que lo del ataque a Podemos sistemático ya cabrea. Repito: flaco favor hacéis al PCE si gente como tú se erige en portavoz.

    • jusepe

      magnifica y bien argumentada respuesta, a este articulista que por supuesto, todo lo que escribe, lo hace con saña y sin ningún atisbo de critica entendida esta como algo que tratara de ser mínimamente constructivo

  • Pablo Sastre

    Que puros somos todos para juzgar, ¿a caso por tener titulación universitaria no han podido trabajar de pizzeros? La limitacion artificial que ponemos en base a la condición económica, pasado, etc de las personas que se meten en politic, es un lastre que nos hace perder de vista lo que dicen, lo que quieren hacer y como lo quieren hacer.
    A lo largo de mi vida he sido de todo, obrero, universitario, emigrante inmigrante, clasista, populista, tonto de remate.. Menús puntero todo. Y sin embargo todos estos artículos destilan un puretismo que me mata porque no lo no veo en ninguna parte ni define a nadia.
    Estoy de acuerdo con varias ideas del artículo: chulería, prepotencia, etc., pero justificarlas argumentando que no son los adecuados ¿quien lo es?, ¿importa?

  • yeah

    Entramos en un absurdo juego de críticas más propias de la sociedad burguesa más teorizante que de la clase obrera a la que todos (o casi todos) pertenecemos.
    La clase obrera es machista e inculta, a la vez que feminista y sabia, porque la clase obrera engloba a muchísimas personas, y me parece correcto que se señale como tal, en vez de mitificarla y hacerle la ola simplemente por sus victorias históricas.

    Y si criticar a esos machistas, homófobos e incultos que nos rodean en la clase obrera es clasista, porque piensas que describir la realidad y explicarla es clasista, dame el carnet de clasista.

  • María

    Comparto de arriba abajo las preocupaciones de este artículo y agradezco mucho las reflexiones. No es un problema de las caras más visibles de podemos, sino de toda la izquierda ilustrada. Y es un problema bastante antiguo. Tampoco lo definiría como un clasismo “hipster” porque en este caso hay mayor grado de politización. Claro que hay partes “feas” de un entorno cultural obrero, pero igulamente feas e hirientes las hay en actitudes que siempre se han dado en esa izquierda ilustrada. Curioso, por otra parte, como trata de distinguirse el Nega de los males de la clase obrera cuando él escribe textos (y no hablo aquí de su lírica) que son el patriarcado elevado a la enésima potencia (“a mí me gusta estar entre los que se despellejan”… y otras flores de su cosecha).

  • ¿Por qué rasgarse las vestiduras cuando alguien habla no bien de la clase obrera? ¿Quiénes forman la clase obrera? ¿Las asalariadas? ¿Solo? Supongo que las paradas también. Las desahuciadas, las paradas de larga duración, las migrantes que no logran siquiera poner la manta en el suelo, las que mendigan porque no encuentran otra solución, las empujadas a la prostitución por las mafias… ¿No constituye ese grupo de obreras el lumpemproletariado? Pues el mismísimo padre del autoritarismo proletario, K. Marx, dijo de ese grupo que “era una masa informe, difusa y errante” (“18 Brumario”), y el otro profesor del comunismo autoritario, F. Engels añadió estas palabras: “El lumpemproletariado es escoria, esa escoria integrada por los elementos desmoralizados de todas las capas sociales (…), es el peor de los aliados posibles” (“La socialdemocracia alemana”). He ahí la muestra más contundente de elitismo, clasismo y desprecismo de los líderes intelectuales de la clase obrera.
    Si hemos de ser honrados reconozcamos que, tanto asalariadas como lumpems, muchas no pueden ir a la escuela, muchas de las que van fracasan porque en el sistema capitalista ningún gobierno proyecta un sistema educativo capaz de ofrecer las armas intelectuales para que los de abajo puedan liberarse de la explotación. ¿Y a la universidad, cuántas proletarias, cuantas lumpems van? A los gobiernos del sistema capitalista le interesan gentes tontas, sumisas.
    Evidentemente el elitismo nunca logrará la emancipación de los pobres, eso es cosa suya, de los pobres, no de las élites. Tal vez esas élites pueden, y muchas veces así es, enseñar. ¡Lógico! Ellas van a las universidades, hacen sus “masters”, publican sus libros… acceden a la cultura. Me diréis, sí, pero existen otros medios para acceder a la cultura. Sí, pero después de trabajar diez horas (aunque en el contrato figuren cuatro), una llega a casa, si es que la tiene, cansada y solo desea dormir. Y las que no tienen esos contratos basura dedican sus horas a lograr un poco de comida. Si a esto le añadimos que nos quieren cobrar un canon por usar las bibliotecas populares, teniendo en cuenta que el salario mínimo no llega a 25 €/día y que el precio medio del libro ronda los 15€… La verdad, no se qué más decir.
    Tampoco es todo tan triste. Siempre existe algo capaz de ayudar, es la solidaridad, no la de los “bancos de alimentos”, esos manejados por mafias religiosas, no, la solidaridad de las universidades populares, de los ateneos libertarios, de los intercambios de cultura por otros servicios en los mercados de trueque, por ejemplo.
    No está todo perdido, ni mucho menos. Podemos servirnos de las élites intelectuales, ¿por qué no? Eso no significa que las dejemos gobernarnos. El buen gobierno no es más que el que no existe.

    • Hika Thoreau

      El lumpemproletariado no conforma la clase obrera, esta al margen del sistema economico ya que no dispone de herramientas que le “acoplen a él”.

      Mientras que la clase obrera mal vende su fuerza de trabajo para sobrevivir, el lumpem no dispone ni siquiera de ella. Vive de lo que puede y de lo que extrae de la mendicidad o caridad. Son los desheredados del propio sistema.

      Y si, como bien describió Marx, son una clase reaccionaria pues su forma de vida depende del reparto de los excedentes de produccion en forma de limosnas o caridad. Por tanto, en un proceso revolucionario, se posicionan junto al capital.

      Espero habertr aclarado este punto. Clase obrera y lumpeM NO SON LO MISMO, ni pertenecen a una misma clase social. Formación y humildad compañero, humildad.

  • Un artículo muy interesante. Y creo que acertado.

  • Kaneda

    He googleado al autor del artículo para ver cómo de “hipster” era y dice en una entrevista que su película favorita es Magnolia, de Paul Thomas Anderson…la he visto y es un truño de esos que os molan a los “hipsters”.

    Para escribir un artículo tachando a alguien de “hipster” hay que tener el historial limpio y haber dicho en las entrevistas que tu peli favorita es, por ejemplo, Airbag de Juanma Bajo Ulloa.

    Recomendaría tanto al Nega (un hipster) como al autor del artículo de La Marea (otro hipster) la reflexión de Berto Romero llamada “la fagotización hipster”.

  • Alex

    “No estoy arriba, estoy al otro lado”. -Erik Urano.

    El que quiera mirar que mire, el que quiera ver que vea.

  • cayetano

    La literalidad de la expresión:”los mejores”, reiterada en diversas formas por PIT en la rueda de prensa de presentación del documento programático de Navarro y Torres, puede verla quién quiera en You Tube. El clasismo de los mejores, no sólo se reproduce en la composición de la dirección, sino que quizás motive procedimientos electivos y deliberativos que acaban en unanimidades entorno a dicha élite.
    Discrepar es sano, y previene del culto a personalidad o élite, sea cual sea ésta y su posición.

  • Obrero

    He estado años trabajando en la obra y el Nega no dice ninguna mentira.

    • cayetano

      Pues imagínate al proletariado hacinado que vivía paupérricamente en tiempos de C.Marx. Las clases sociales, como categorías antagónicas en las relaciones de producción, no son revolucionarias excepto cuando asumen la necesidad de su liberación y toman conciencia como tales, pasando de la clase en sí a para sí.
      La mayoría social a quiénes se dirigen hoy desde el campo alternativo, es la misma mayoría social que votaba en más de un noventa por ciento a fuerzas sistémicas y del Régimen.

  • Victor

    Periodismo de investigación y análisis…
    Anda que no se os ve el plumero.

  • Celso Hernandez

    Aquí lo que hay es mucho podemitas alienado. En Podemos hay humanos y estos suelen meter la pata. Tanta bobería. La mayoría de los españoles somos unos chulepas creídos y estos dos no son una excepción. Nadie se hubiese echado las manos a la cabeza si el Nega no hubiese cometido la torpeza de generalizar ni el otro de reírle la gracia siendo candidato para el cambio político en España, pero ese ego desbocado les lleva a esos deslices. Buen artículo

  • Tomás R

    La clave capital de la entrevista con el tal Nega es que repitió COU

    Si quienes van a gobernar el país son licenciados en Sociología, diplomados en Trabajo Social y repetidores de COU, menudo panorama

    En Podemos deberían despedir al Nega y fichar al Coletas, pero al de Moratalaz

  • Lur

    Pablo Iglesias ha pedido más de una vez disculpas por su arrogancia. La verdad es que ahora parece que aspirar a la excelencia está mal visto, es hipster o clasista. Es como cuando los periodistas de televisión critican a Soorkin por dibujar personajes inteligentes, íntegros y casi incorruptibles, lo acusan de ingenuo y de vivir alejado de la realidad. Sinceramente no me siento superior y conozco a muchos que sin tener estudios universitarios son personas cultas y con inquietudes intelectuales, y el problema es que conozco a muchos más con estudios universitarios que no cogen un libro a no ser porque sea materia de examen y a los que el ejercicio de la reflexión les parece un cuento de la vieja escuela, algo nada rentable que está obsoleto. Lo cierto es que no es tan sencillo encontrarse a gente como los acusados en el articulo de ser unos hipster ni siquiera en los ambientes universitarios. Es la realidad y es a mi juicio perniciosa para el pueblo. Y otra cosa, el tiempo para la reflexión suele ser un lujo de las clases sociales más altas porque ser pobre te ocupa todo el día.

  • Lur

    Pablo es el primero que ha reconocido su arrogancia. No creo

  • Iñaki Basa

    “El comentario es clasista” el Nega no lo sé. Esa respuesta del autor define qué clase de periodismo está ejerciendo. El mismo que el de los medios del poder. Coger un comentario, diferenciándolo y aislándolo de la trayectoria y del resto de escritos y posicionamientos de una persona para sacarse este pobre artículo de la manga…

    Lo que le pasa al Nega es que describe perfectamente una sensación que hemos tenido muchos cuando nos hemos puesto a currar levantando cajas. El que ve clasismo en estas frases sacadas de contexto es porque no lo ha vivido o porque quiere hacer teoría de un par de frases…

    En fin… que Pablo Iglesias da muchas visitas…pero la marea cada vez publica artículos más pobres. Se puede ser muy crítico con Pablo Iglesias pero no así.

  • ArroyoClaro

    Hombre!, peor son los toros (la fiesta de los bàrbaros nacionales) que el futbol; pero todos los excesos son malos.
    El futbol hoy es una gran adormidera de la gente. Es uno de los mejores aliados de este sistema.
    Serìa màs conveniente, como viene a decir Pablo, que hubiera màs inquietudes culturales. A un pueblo culto es más difìcil tomarle el pelo.
    Trabajè en una fàbrica de montaje unos cuantos años. Màs que el trabajo me pesaba el compañerismo. No habìa buen compañerismo ni confianza entre nosotrxs. Ya se ocupaban los encargados de que asì fuera. Por otro lado mis compañerxs eran gente de aparentar, de tener, de consumir…
    Pedagogìa, pedagogìa y pedagogìa algo asì he oido decir a Alberto Garzòn y a Julio Anguita.

  • Muy de agradecer este artículo.

  • Enfermera

    “Porque la clase obrera puede que ya no esté representada en su mayoría por mineros ni trabajadores de astilleros, y sí por teleoperadores y enfermeras, por camareros y barrenderas.” Enfermería es una carrera universitaria…

    • Enfermera

      Y mientras no sea propietaria de un hospital, seguiré siendo obrera, por estricta definición marxista.

      • Informatico

        Igual que un politico mientras no sea dueño de una empresa será un funcionario público.¿¿ Se considera eso clase obrera también??

      • pumuki

        Estoy de acuerdo, y haceis un buen trabajo….aunque algun@s se la creen!

    • Antonio Maestre

      Precisamente por eso he incluido una carrera universitaria en esa relación. Intencionadamente.

  • Yo

    Cuando se habla de clases hay que ser claros. Me quedo con la definición clásica pero puesta al día. Existe la clase de los proletarios, aquellos que venden obligatoriamente su tiempo de trabajo para comer y vivir, que no son necesariamente pobres, un ingeniero por ejemplo. Existen los que compran el tiempo de trabajo a los proletarios, los capitalistas, que no son necesariamente ricos., el tendero de mi barrio con su ayudante por ejemplo Y ha aparecido una clase intermedia ( que Marx no pudo prever), los CEO o gerentes de empresas que son usufructarios sin ser dueños y que finalmente arriesgan muy poco de lo suyo. Decidir sin riesgo es la puerta grande abierta a la irresponsabilidad.. Los estudios no tienen nada que ver con esto, solo son un elemento más de la valorización de le fuerza de trabajo como puede serlo la fuerza física, la salud, el genero o cualquier otro elemento..Lo demás lo veo como una cortina de humo. Por ejemplo eso de las “clases medias”, todavía estoy esperando una definición clara; ¿Quién y como, con que criterio, alguien pertenece a esa esperpéntica clase media ?

    • Koltxo

      Muy interesante tu intervención. De hecho, el concepto “clase media”, del que estoy fundamentalmente en desacuerdo, podría ser algo así como el matiz del grupo de usufructuarios al servicio de los dueños del capital.

  • antibad

    Que pondriais en el ministerio del trabajo, a un minero o un universitario con su mente formada con buenos estudios? A mi me puede gustar los libros como a otro ir de bares y putas, pero eso no nos hace diferentes, simplemente disfrutamos de la vida de forma distinta. Quien crea que esto es clasismo no sabe como viven en la India. Pero hay que reconocer que el futbol engendra tanto fanatismo como la religion, de ahi lo de “opio del pueblo” Practicamente son lo mismo: un sinsentido. Si este señor “etiquetalista” no pude ver eso es que no conoce bien las lacras sociales. Si cree que alguien que lee libros o ve una obra de teatro se siente por encima de los futboleros y religiosos sera simple y llanamente a nivel intelectual, lo cual no incluye un desprecio clasista, al menos eso creo.

  • Dulce

    Mientras “desmitificáis” la clase obrera corroboráis el pensamiento único que nos trasmiten y del que siendo tan listos deberíais ser conscientes.
    Menudos lumbreras hablando los vicios de la clase que ha sido violada, explotada y maltratada por aquellos y aquellas , que según vuestros cálculos al hacer un máster se convierten en seres de luz.
    Conozco Doctores y doctoras, catedráticas y catedráticos incapaces de hacer cálculos políticos básicos, y los que hacen son racistas, machistas y homófobos.
    No se en que universidades habéis estudiado llenas de seres de luz.
    Y respecto a presencia en la lucha no seamos arrogantes joder.

    En lo único que no estoy de acuerdo con A. Maestre es en lo de Hipster del título, se queda un poco corto mejor adanismo sinvergüenza y ególatra.

  • Ieltxu

    La clase obrera hace política y expresa su saber en todas sus manifestaciones, cuando compra lo que compra, cuando elige el futbol a Chejov, cuando desprecia a l@s nuev@s padres “políticos” que solo quieren de ell@s que les voten cada 4 años. La emancipación de la clase obrera sera fruto de l@s propios obrer@s, o no será. Y eso es lo que duele. Que estas “alternativas”, podemos, ganemos u otras parecidas, duraran lo que duren, pero de nuevo seran superadas, que les aproveche mientras les dure.

  • En la poética sufí dice la tradición que “a los ojos de Dios todos somos granos de arena idénticos” y añade el poeta, por lo bajo y entre dientes, “nada puede hacer un grano de arena por disminuir la distancia que lo separa de Dios”. Cuando Nasrudin pidió como siempre su glosa del poema obtuvo esta respuesta: “Todas las diferencias que veas entre hombres las han creado ellos mismos…y ninguno las vale”. Es decir, no pueden negarse las diferencias ni aceptar su pretensión de justificarse a si mismas; por mas que no tengan entidad alguna son tan reales como despreciables. Cuando Nasrudin explicó a sus amigos el sentido de las opiniones del santón resumió sus mensaje diciéndoles: “Mirar, no es por guapos, ni buenos ni sobraos que la justicia y la verdad están con nosotros, sino porque somos los que mas las necesitamos”.
    Hay una sura que viene a decir: La pobreza, a la que el rico condena al pobre, crea por pasiva su visión del mundo y su necesidad. Si tu sabiduría se alimenta de la ignorancia ajena, sabes tan poco como ellos. Recuerda que solo desde el culo del mundo se ve todo el mundo. Es jodido el asunto y no para presumir. Apesta, pero hasta Cristo hubo de bajar ad inferos para culminar su misión, y jode mucho que el cateto vocinglero, xenófobo, racista, abusador que tienes al lado…sea lo mejor de ti mismo: tu promesa y tu necesidad de liberación. El prójimo, decían los curas obreros de los años sesenta. El infierno, mascullaba Sartre. Tamos listos.

  • Antonio Maestre no hace si no lo mismo que los llamados “caniches” por Pablo Iglesias. A Errejón se le critica por una falta de responsabilidad frente al latrocinio y la más descarada mafia de los partidos tradicionales y en este árticulo Maestre le echa en cara a Pablo Iglesias que este certifique el pasotismo y la irreponsabilidad como ciudadanos de mucha parte de la clase social obrera. Algo que a todos es evidente, viendo al PP con mayoría absoluta o viendo al PP ganando en Valencia con la corrupción ya destapada. Eso no es ser hipster, eso es poner sobre la mesa la irresponsabilidad ciudadana que muchos trbajadores de este país padecen y que ahora parece, con la crisis, que está cambiando. Más allá de la postura estética y los comentaarios de PI hay que ver si tiene razón o no. Y dejarse de artículos bonitos y un tanto ….hipster.

  • trashbunch

    Deacuerdo en algunas cosas, más que nada la prepotencia de Pablo cuando le regalan los oídos en una charla de guays. Pero como bien sabes, hay infinidad de licenciados en precario, que parece ser que por no tener hijos o personas a su cargo, ya no son clase obrera, sino Hipsters clasistas.

    • El problema con parte del pueblo no es que vayan al futobl cada domingo, si no que no van nunca a ver una obra de Chejov. Eso, también quiere cambiarlo PODEMOS.

  • Nereida

    No comulgo en casi nada con Podemos, pero pienso que la crítica al perfil sociológico de los miembros de su Consejo es bastante injusta. Todas las personas jóvenes que tenemos algún tipo de participación política sabemos que, desgraciadamente, el perfil de militante o activista sin formación superior es anecdótico entre nuestra franja de edad. Esto se debe a que quienes llevan trabajando con unas condiciones lamentables desde los 18 años no tienen ni tiempo ni energía para dedicarse a una actividad tan exigente como es la militancia política. La universidad, además de base intelectual, concede una administración del tiempo que no se encuentra currando de camarero durante 8 horas diarias. En el pasado el discurso político tenía que ajustarse a una realidad social que ha cambiado bastante desde entonces: las inquietudes políticas estaban mucho más repartidas entre distintis sectores porque antes muy pocos tenían la oportunidad de seguir con su formación más allá del instituto. Lo único que hace Podemos, una formación integrada en su mayoría por personas jóvenes, es dirigir su discurso preferentemente hacia quienes son un reflejo de ellos mismos: aquellas personas que esperaban tener su sitio en el sistema pero que se vieron sorprendidas por la irrupción de la crisis y por sus consecuencias. Son la continuación de los indignados y el rostro de aquellos que se movilizan debido a que tienen algo que perder. Para quien ya nació puteado, para quien no espera nada, no hay discurso posible, pero ni por parte de Podemos ni por parte de ninguna otra formación de izquierda. Los de Pablo Iglesias lo saben y evitan ese terreno. La izquierda tradicional sigue manteniendo un discurso dirigido a las “clases populares” desde un plano teórico, pero si nos ponemos a analizar el nivel de formación ?e su militancia menor de 35 años probablemente nos encontremos con licenciados/as o chicos/as con máster. Lo cierto es que en esa izquierda tampoco conseguimos atraer (lamentablemente) a los camereros/as, teleoperadores/as o a los mal llamados ni-ni’s. Nada justifica el clasismo, desde luego (y Podemos lo tiene), pero los partidos tradicionales no hemos sabido medir estos cambios. No soy partidaria de la lapidación, pero si de la autocrítica. Si Podemos consigue que la izquierda se adapte (y adaptarse no es venderse) al nuevo contexto, bienvenidos sean.

    • danotreté

      Colaboro en un CSOA con gente d la pah, la pasucat, 15m, stopdesnonaments, ecologistas, libertarios, comunistas i hasta gente q simpatiza con podemos, i bastante mas del 60% d la gente no tienen estudios universitarios, lo q viene fenomenal para q los universitarios no creamos q hemos inventado la sopa d ajo

      • Nereida

        ¿Y cuántas de esas personas sin estudios universitarios tienen menos de 35 años? Sólo por curiosidad… Milito desde muy joven en una organización política y participo en toda trinchera que se monta en mi ciudad. Conozco a gente del 15-M, la PAH, plataformas contra pelotazos urbanísticos, etc. Al menos según mi experiencia, la brecha generacional es bastante significativa. Mi comentario sólo pretendía señalar que la composición de los órganos de dirección de Podemos se corresponde con una tendencia que, desgraciadamente (al menos para mi)es fácilmente perceptible entre las personas jóvenes: a mayor formación, mayor participación política, también entre la izquierda trasformadora. Si en vez de analizar la composición del Consejo Ciudadano colocamos el foco el las direcciones de cualquier organización juvenil de izquierdas, probablemente obtengamos la misma imagen. Como esto tampoco es una certeza matemática, también puedo apuntar excepciones: un compañero de militancia (también joven) es albañil y otro guarda de seguridad. Los universitarios no hemos inventado la sopa de ajo, desde luego, pero lo cierto es que en la izquierda clásica tampoco estamos muy cerca (al menos en la práctica) de llegar al “gran público”. La coña es que Podemos, aún partiendo del mismo problema, sí se está llevando el gato al agua… Saludos.

    • webmacc

      Me parece un análisis muy acertado el que haces, Nereida.

    • estudiante

      concuerdo con lo que dices al 100%…lamentablemente esa clase trabajadora a la que no llega ni podemos ni ninguna izquierda, no solamente termina el día cansada y agobiada por el trabajo sino, porque al llegar a casa es mas fácil prender la tv, echarse unos cuantos realitys y olvidarse de lo que pasa en la realidad y que eso es mas sencillo que autoformarse, idear, pensar…la apatía la indiferencia y la ignorancia son los peores enemigos

  • Carlos

    La clase obrera se define por su relación con los medios de producción. Es la posesión privada de estos medios, el motor fundamental de la desigualdad y del poder de unos sobre otros.Esto no quiere decir que no haya algunos trabajadores retribuidos muy por encima del resto por su función dentro de la empresa que no se consideren clase obrera, que no haya mecanismos de propagación de la ideología dominante que alienen a gran parte de la ignorante clase obrera, u otros mecanismos por los que se termina defendiendo una clase social ajena a nuestros intereses. La clase obrera se interroga así misma y se desespera y no se encuentra. La aceptación por los grandes sindicatos posmodernos de concertación de la modalidad de contratación temporal ha fracturado esa conciencia y la lucha de clases , porque crea trabajadores de dos niveles de protección, unos privilegiados frente a otros absolutamente precarios. ¿ Van los dos con el mismo ánimo a una huelga? El mismo sistema de la Transición es ontologicamente posmoderno, ricos y pobres son ciudadanos y todos compiten en el mercado electoral, aunque con armas de muy distinto calibre. El lumpenproletariado o masa campesina y analfabeta de Viridiana irrumpe en Palacio como seres de otra dimensión, sin saber que el fruto de su trabajo ha terminado materializándose en los lujos que alberga el noble caserón, pero intuitivamente comienzan a disponer de sus comodidades y manjares como si les fuesen propios. Probablemente la masa fea y analfabeta de Viridiana sean los padres o los abuelos de los que nos trajeron los derechos laborales y sociales, y probablemente hicieran saborear su guadaña a algún cacique en alguna revuelta y también probablemente fuesen a estampar de rojo las tapias de los cementerios en 1936.

    • oliegos

      Totalmente de acuerdo con Carlos

  • El_criticos
    • Antonio Maestre

      Y he citado en enlazado, a El Diagonal. Que es la entrevista que he usado de Lenore. Lamento decepcionarle.

    • AMADEUS

      Madre mía, eldiario!!!! Esos tramposos que se atribuyen un reportaje ajeno que compran a unos freelance y que acto seguido sacan un pedigüeño vídeo diciendo que hacen periodismo de investigación. Patetismo pese a todo…

  • Def

    Que el comentario del Nega haya sido clasista es una opinion, pero el titulo del articulo no habla del Nega sino de Podemos, creo que titular erroneamente un articulo de manera interesada para atacar a Podemos resulta insultante, y mas desde un medio como La Marea. Saludos

  • Miguel

    Dicho lo anterior, en lo que si estoy de acuerdo es en el hecho irrefutable de la nula presencia de personas sin titulación universitaria en los órganos de decisión de Podemos.
    Saludos

  • Miguel

    Desde el respeto que siento hacia Antonio Maestre y como lector habitual de tus artículos, siento estar en desacuerdo con este artículo, bajo mi punto de vista el comentario de Nega es el auténtico reflejo de lo que se puede vivir en cualquier taller, fábrica, obra o centro de trabajo y lo digo con conociemiento de causa, desgraciadamente la gran mayoría de las conversaciones que se pueden tratar en un centro de trabajo “son para llorar” y pensar de otra manera es estar muy alejado de la “generalidad obrera”.
    Los motivos por lo que esto es así darían seguro para más de un artículo, pero le puedo asegurar que por poner un ejemplo en el entorno donde yo trabajo el único que se informa en un medio de cominicación como La Marea soy yo, y no le hablo de personas edad avanzada, le hablo de trabajadores de menos de 35 años.

    • Antonio Maestre

      En la clase obrera hay esa realidad como existe en el resto de la sociedad, el problema no es constatar la existencia de trabajadores que tienen un pensamiento retrógrado o conservador. Sino el desprecio a esa supuesta incultura desde una posición privilegiada que te ha sido otorgada, en parte por la lucha de esa clase a la que se desprecia por no estar formada culturalmente.

    • Manel

      Miguel, el problema es que Nega y Pablo focalizan ese ambiente anticultural en talleres y en centros de trabajos poco cualificados. Yo trabajo en una oficina llena de universitarios con idiomas, másters y doctorados y la mayoría hablan de tías, fútbol o fórmula 1.

      • iulian6toader

        En efecto, al final las conversaciones de quienes trabajan en talleres y quienes lo hacen en oficinas acaban pareciéndose. Supongo que la crítica a los primeros es por la potencialidad revolucionaria que se les presupone, algo de lo que en teoría carecen los segundos. La experiencia al final demuestra que no es cierta ni una cosa ni la otra.

  • Joaquín
  • Siluna

    No hubo desprecio. En mi opinión describe una realidad a la que hay que enfrentarse para poder cambiarla

  • Paco Gutíerrez

    Sobre lo joven, nuevo, moderno y regenerador en política: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/12/sobre-lo-joven-nuevo-moderno-y.html

  • Sergio

    Acusar de clasismo al Nega es SANGRANTE. Aquí te dejo un famoso artículo suyo para que veas que algunos ya luchaban contra eso antes de leer a Owen Jones, Maestre:

    http://kaosenlared.net/colaboradores/63046-la-clase-obrera-hoy-canis-e-inform%C3%A1ticos-respuesta-a-pablo-iglesias

    Por cierto, si una persona de clase obrera como Nega, puede ser clasista en ocasiones, como dices, también habrás de reconocer que la clase obrera puede ser machista, homófoba, etc. Por tanto Nega está en lo cierto, algunos la idealizáis de manera ridícula. TODOS los estratos sociales tienes esos antivalores, Nega solo hace hincapié en que la clase obrera TAMBIÉN. Yo soy clase obrera y no veo ningún clasismo en las palabras de Nega, y mis padres me pueden pagar la carrera a MUY duras penas, y por eso reconozco que la mayor parte de clase obrera es así (al igual que los demás estratos sociales) pero no porque sean unos burros de carga, sino porque no tienen acceso a estudios superiores que es -lamentablemente- de los únicos lugares donde se puede obtener conciencia critica en este país (y eso si estudias Humanidades).

    Todo Podemos es un movimiento anticlasista, por ello hablan con un lenguaje claro para todos. Me parece que hay más clasismo intelectual en quienes intentan movilizar a la clase obrera recitando extractos de El Capital, sabiendo que no les entienden. Eso es puro onanismo sectario.

    Ahora todos se apuntan a ser menos clasistas que Podemos y a verlo donde no lo hay, cuando FUERON ELLOS QUIENES PUSIERON EL ANTICLASISMO SOBRE LA MESA EN EL DEBATE PÚBLICO DE ESTE PAIS. Duela a quien le duela.

    • Antonio Maestre

      El comentario es clasista, el Nega no lo sé.

  • Pausal

    Lo que dice Nega no es clasista. El primero que dijo que no hay que mitificar a la clase obrera fue Marx (por cierto quienes lo hacen no han subido a un andamio en su vida)

  • manuel2401

    ocurre que la memoria histórica de los americanos de USA no es la misma que la de España por tanto los mínimos de igualación no son o no deberían ser los mismos.

LM48 – ABRIL 2017

Última hora

Los socios/as escriben

Enloquecidos

"Parece difícil cambiar este mundo en el que se da culto al dinero, pero dejar de adorarle nosotros sí es algo que está a nuestro alcance".

Tus artículos

Sonríe, imbécil

"Creo que hay un cierto pensamiento dominante que parece exigir a los trabajadores que no solo deben trabajar en condiciones de precariedad sino que además deben hacerlo con buena cara", escribe David Herreros.