lamarea.com

domingo 21 octubre 2018

feminisimo

Queridas putas libres

“Las feministas luchamos para que las mujeres puedan hacer lo que quieran con su cuerpo. Luchamos para que no haya terceros que las exploten, trafiquen con ellas y las esclavicen. Luchamos por las mujeres libres”.

17 septiembre 2018
11:35
Compartir
Queridas putas libres

Puta libre número uno. Yo te he conocido. Has vivido debajo de mi casa. No, no has salido jamás en un medio de comunicación. No te interesaba lo más mínimo. Entraste en la prostitución porque querías. Querías pagarte una carrera, era el medio más fácil. Jamás pensaste que iba a durar más de cinco años. Y no los duró. Elegías a tus clientes con muchísimo cuidado. Trabajaste en el local de debajo de mi casa durante dos años. Somos amigas. Nunca quisiste una regularización de la prostitución.

Puta libre número dos. Sales a menudo en medios de comunicación. No me creo tu discurso. Precisamente porque, como explico en este artículo, si se regula la prostitución, tus ganancias van a descender dramáticamente. A día de hoy tú no tienes que pagar impuestos. Si se regulara, el 21% de tus ganancias irían a Hacienda, y cualquier cliente podría denunciarte si intentaras cobrarle en negro, como haces ahora. Además, al haber muchísima más oferta de chicas y a precio más barato, tu tarifa actual (200 euros por hora) caería drásticamente porque ni eres tan guapa como las eslavas y colombianas que llegarían en hornadas ni, según dices, haces el anal (y ellas estarían obligadas a hacerlo por contrato). No te creo y muchas sospechamos que una serie de empresarios interesados en regularizar la prostitución te pagan para que hagas un papel. No sé si tú lo sabes, pero la regularización de la prostitución arruinaría a las prostitutas libres que hoy existen en España. Mientras que la abolición ni las tocaría. En los países en los que existe abolición de la prostitución (en los que se multa al putero), las putas libres trabajan sin problema. Por eso en Suecia y en Estados Unidos hay agencias y webs de escorts. Paso a explicaros todo:

La prostitución no es ilegal en España

Si así lo fuera, ¿cómo narices podría haber anuncios de prostitutas tan explícitos en los que se anuncian servicios como francés, griego o anal, con sus tarifas correspondientes, e incluso dando las medidas de pecho de las señoritas? ¿Cómo podría haber foros de puteros en los que se dan valoraciones de las putas y se comenta las experiencias que cada cliente ha tenido con cada una?

Pues puede haberlos porque el Código Penal no dice nada de la prostitución. Sí que está penado el proxenetismo, la prostitución coaccionada, la prostitución de menores o el hecho de lucrarse si otra persona ejerce la prostitución, aunque lo haga voluntariamente.

La prostitución en España se encuentra en una situación de ‘alegalidad’: no es legal ni ilegal y su ejercicio libre –es decir, cuando una persona decide ejercerlo y quedarse con el beneficio– no está penado en todo el territorio español. Sí está sancionado su consumo cuando este se solicite y disfrute “en zonas de tránsito público, cerca de lugares destinados a su uso por menores (colegios, parques…) o en zonas que pueda generar un riesgo. En según qué ciudades,se pena el ejercicio de la prostitución en ciertas zonas (en general, las que están cerca de colegios, parques infantiles o aquellas en las que se entiende que hay un tránsito habitual de menores).

Entonces, ¿por qué se habla de “legalizar la prostitución”?

¿Porque en realidad quieren decir “legalizar el proxenetismo”? Se refieren a que sea legal que un empresario pueda contratar a una mujer para que trabaje para él.

En España la prostitución no es ilegal. ¿Cómo cree que puede usted encontrar tantísima oferta de putas en Internet o en páginas de periódicos, anunciando servicios o tarifas? Porque en España el ejercicio de la prostitución no es un delito tipificado en el Código Penal.

La prostitución como tal no está reconocida como actividad laboral. Pero el Estado permite tanto a putas como a chaperos cotizar a la Seguridad Social como masajistas. No existen inspecciones para evaluar la naturaleza sexual o no del masaje, siempre que se trate de un trabajador o trabajadora autónoma.

Las prostitutas se pueden asociar. El colectivo Hetaira lleva trabajando desde 1995. Y en España hay, que yo sepa, más de una decena de colectivos y asociaciones de trabajadores sexuales.

Entonces: ¿por qué no puede haber un sindicato de prostitutas?

Porque para que haya un sindicato debe haber trabajadores asalariados al servicio de un patrono que es el que controla los medios de producción.

Los medios de producción son los instrumentos y materiales que intervienen en el proceso de trabajo. Los medios de producción son inherentes a todos los modos de producción

El modo de producción capitalista se centra en el establecimiento de unas relaciones de producción basadas socialmente en la existencia de proletarios (trabajadores) que no poseen medios de producción ya que pertenecen a los capitalistas, con los que realizan un contrato de trabajo.

El trabajo por un salario, trabajo asalariado o mano de obra asalariada es la relación socioeconómica entre un trabajador por cuenta ajena (también denominado trabajador asalariado) y un empleador (también denominado empresario), por medio de la cual el primero cede su fuerza de trabajo a través de un contrato laboral. Las remuneraciones o salarios son determinados por el mercado. A cambio del salario, el producto del trabajo se convierte en propiedad del empleador.

Si un obrero trabaja en una fábrica, el patrón es el dueño de la fábrica, y la fábrica el medio de producción. En una oficina, el empresario es el patrón, el ingeniero informático el asalariado, la empresa el medio de producción. En un bar, el dueño del bar es el patrono, la camarera la asalariada, el bar el medio de producción…

Pero en el caso de una prostituta, el medio de producción es su propio cuerpo. Ella no puede ser trabajadora asalariada porque ella es la dueña del medio de producción.

Y no puede haber un tercero controlando ese medio de producción, porque la única que puede disponer de ese cuerpo es ella misma.

Por lo tanto, no puede haber un sindicato de prostitutas porque no puede haber patronal para las prostitutas. Solo puede haber proxenetas, mafiosos, explotadores, trata. Porque son los que le roban a la prostituta su dinero. Punto.

Pero es que además, si existiera un sindicato, debería existir un convenio laboral y ¿qué convenio laboral se puede hacer cuando estamos hablando de trabajar ofreciendo sexo? ¿Se puede establecer cuántos servicios sexuales mínimos se pueden ofertar por hora? ¿Cuántas penetraciones anales se pueden recibir al día? ¿Si se puede o no se puede trabajar con la regla? ¿Si puede una mujer negarse a recibir a un cliente con un olor corporal repulsivo? ¿Habrá un grado en la Formación Profesional para ejercer la prostitución? ¿Cuándo se aplicaría la incapacidad laboral?

La abolición no acabaría con las prostitutas libres e independientes.  Y no ha acabado en los países donde se ha impuesto.

De hecho, en Estados Unidos la solicitación de prostitución es ilegal excepto en ciertas zonas rurales del condado de Montana, y sin embargo usted habrá visto miles de películas en las que un señor se pasa con un coche por una calle y hay una cola de prostitutas. La diferencia es que él no puede acercarse a ellas: son ellas las que deben acercarse a él. También son ellas las que deben anunciarse y no pueden hacerlo claramente como prostitutas. Deben hacerlo como “escorts”, “girlfriend experience” o “erotic masseuse”.  Hasta hace muy poco se anunciaban en Backpage, Adam for Adam, Craiglist y otras webs. Recientemente una investigación del FBI constató que 2.800 anuncios de Craiglist se referían a prostitución de menores en 2008.

Hace dos meses, el presidente Trump aprobó un paquete de leyes contra la trata que ha comportado el cierre de anuncios personales en páginas como o Backpage después de que el FBI confirmara que en esas páginas se traficaba con menores, y haya multado directamente a las páginas.

Es decir, que en Estados Unidos una mujer se puede anunciar sin problemas.  Y puede ejercer la prostitución, Simplemente, se entiende que la relación debe ser privada entre ella y el hombre con el que tenga sexo, y negociada. Exactamente igual que si yo me voy a cenar con un hombre y él me paga la cena y luego tengo sexo con él. O si tengo sexo con un hombre y luego me regala un vestido, o un reloj, o un collar. ¿Qué diferencia hay entre que me regale un reloj o un coche o 300 euros? Ninguna. ¿Verdad? El Estado opina igual. Pero si yo tengo sexo con un señor y luego me regala un reloj (o se lo regalo yo después) se supone que es algo privado y consensuado entre nosotros. Que no es una actividad en la que nadie me pueda coaccionar y exigir nada más empezar a “quiero un anal por 50 euros”, por eso el Estado ha decidido que nadie puede solicitarme a mí, que soy yo la que debo ofrecerme.

Así que el código en Estados Unidos si usted contrata una prostituta…

  1. Es ella la que se anuncia o la que le aborda en la calle
  2. Es ella la que negocia las condiciones
  3. Es ella la que le dice que deje el dinero sobre la mesilla de noche (lo habrá usted visto en las películas)
  4. Y si usted se salta este protocolo es entonces cuando (tal como usted habrá visto en las películas) ella le sale con una placa y le dice “FBI, queda usted arrestado”

¿Y por qué se ha creado esta ley? Pues para evitar que usted induzca o fuerce a nadie a prostituirse y para garantizar al cien por cien que las prostitutas que decidan ejercer lo hagan, efectivamente, de forma libre. Porque, seamos realistas, no se trata de un trabajo que muchas mujeres quieran hacer. Hombre, si es con Richard Gere o con Robert Redford, pues sí, por qué no. Pero la gran mayoría de los clientes no son Richard Gere o Robert Redford.

¿Cómo trabajan las prostitutas libres?

Como mucha gente sabe, he vivido durante 16 años de mi vida encima de unos de los mayores locales de alterne de Madrid, el desaparecido Mundo Fantástico. Por esa razón, durante años he mantenido contacto con muchas prostitutas libres. Ninguna de ellas era prostituida. Todas estaban allí porque lo habían elegido así. Ninguna estaba a favor de la regulación. Ninguna quería un contrato.

Estaban contratadas como bailarinas. Bailaban en el escenario. Luego bajaban y alternaban con los clientes. Si alguno quería contratar un baile privado, le pagaba al empresario el alquiler de un cuarto, y la compra de una botella de champán. El acuerdo privado al que llegase con la chica por cualquier otro servicio era cosa de ellos dos.

¿Por qué las prostitutas libres no están a favor de la regularización?

Porque ellas no querían ser contratadas como prostitutas. Porque así ya tenían seguridad social, no necesitaban otro contrato. Pero si las contratasen como putas, todo serían inconvenientes. Tendrían que trabajar teniendo la regla. No podrían negarse a tener sexo con un hombre que les desagradara. Estarían obligadas a realizar un número determinado de servicios diarios.  Estarían obligadas a realizar servicios que no quisieran realizar (anales, por ejemplo). En su vida laboral figuraría que habían sido trabajadoras sexuales. Puesto que la gran mayoría de ellas vivían en el armario (ni familia ni amigas sabían a qué se dedicaban) eso les podía suponer un problema serio. Y, además, les condicionaría a cara de conseguir futuros trabajos. Una de ellas estudiaba biología, otra hacía la carrera de arte dramático, otra tenía un novio en Brasil y estaba ahorrando para montar un negocio. Su novio y su familia creían que ella aquí trabajaba como camarera.

Además, si la prostitución se considera una actividad laboral, cualquier mujer inscrita en la oficina de desempleo podría ser obligada a la prostitución si queda una vacante en un prostíbulo. Si se negara, perdería el subsidio de desempleo. ¿Les parece surrealista? Ya ha pasado. El caso ya se dio en Alemania, donde una camarera desempleada fue destinada a un prostíbulo y ella se negó.

Por otra parte, la mayoría de las mujeres que se dedican de forma libre a la prostitución y que no están traficadas están en el armario. Exactamente igual que lo estaban mis amigas. Su familia, sus amigos, sus novios, no lo saben. Se dedican a la prostitución durante un tiempo, mientras están en paro, o mientras estudian, con la idea de buscar un trabajo mejor en cuanto puedan.

Ser puta no es agradable para nadie, y no es un trabajo para toda la vida. En cuanto tienes 40 años es difícil que te paguen mejor que a una asistenta. La oferta de putas es enorme, y los puteros las quieren cuanto más jóvenes mejor. Sí, por supuesto, hay clientes para maduritas, pero una madurita con éxito es rara, y se tiene que cuidar mucho, y no todas las mujeres llegan impecables a los cuarenta, por una simple cuestión de genética, mucho menos si han trabajado en un sector tan desgastante como la prostitución.

En cuanto a lo de figurar en un contrato como “trabajadora sexual”, cualquiera de estas mujeres libres sabe que, si en su vida laboral figurara que ha sido contratada como trabajadora sexual, se les cerrarían futuras puertas tanto en sus relaciones laborales como personales. De forma que, si la prostitución se regularizara, estas chicas, las pocas que verdaderamente lo hacen de forma libre, dejarían de hacerlo.

En Holanda y Alemania la regularización, supuestamente, iba a sacar a las mujeres prostituidas de la calle. Pero muchas mujeres no quieren registrarse tal y como lo requiere la ley. En estos países la regularización de la industria del sexo no acaba con el estigma, sino que, al contrario, hace a las mujeres más vulnerables frente al abuso ya que, al tener que registrarse, pierden el anonimato.

Por lo tanto, la regularización a menudo las ha conducido a la clandestinidad y al miedo. Estas mujeres no se regulan porque quieren evitar ser controladas y explotadas por los nuevos “hombres de negocios” de la industria del sexo. Por los patronos. Los proxenetas, los explotadores.

Los mismos que han lanzado esa cortina de humo de que las feministas no les dejamos hacer a las mujeres lo que les da la gana. Mentira cochina. Las feministas luchamos para que las mujeres puedan hacer lo que quieran con su cuerpo. Luchamos para que no haya terceros que las exploten, trafiquen con ellas y las esclavicen. Luchamos por las mujeres libres. 

Las prostitutas libres han seguido existiendo en todos los países en los que existe el abolicionismo. En Estados Unidos y en Suecia, si usted quiere buscar sexo por dinero, lo encuentra. Hay miles de chicas que se anuncian en Tinder, en webs de Internet, en páginas de anuncios, bajo todo tipo de nombres. Les reto a ustedes a teclear “escort estockholm” o “ escort sex-tjejer” y verán cómo en segundos encuentran todas las rubias que ustedes quieran. Pero libres.  No encontrará usted extranjeras traficadas, ni niñas. No encontrará mujeres dispuestas a dejarse penetrar el ano por un precio irrisorio. No encontrará mujeres dispuestas a hacer lo que usted quiera. Será usted el que tenga que escuchar sus condiciones.

Porque en 1999, después de años de investigación y estudios, Suecia aprobó una ley que:

a) penaliza la compra de servicios sexuales y

b) despenaliza la venta de dichos servicios

Es decir, ¿quieres ser puta libre en Suecia?

Puedes.

El modelo abolicionista no va contra ti.

El modelo abolicionista te protege.

Y te protegería si lo implantáramos en España.

Te protegería de la trata, de la explotación, del robo de tu trabajo y de la competencia desleal.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Lucía Etxebarria

Lucía Etxebarria

5 comentarios

  1. Carmen C.
    Carmen C. 09/10/2018, 22:11

    …La existencia de la prostitución nos remite a los orígenes del sistema patriarcal. El contrato sexual, columna vertebral de los distintos patriarcados, distribuye a las mujeres en buenas y malas, en públicas y privadas, y destina a unas al matrimonio y a otras a la prostitución. El objetivo de la dominación masculina es controlar la sexualidad femenina para que la sociedad encuentre natural y aceptable el derecho de los varones a acceder al cuerpo de las mujeres. De hecho, la regulación de la prostitución significa considerar un trabajo la satisfacción de los deseos sexuales masculinos. ¿Una sociedad debe considerar trabajo que un grupo cada vez mayor de mujeres, casi todas pobres y migrantes, satisfaga los deseos del 40% de la población masculina española? Ésta es una de las cuestiones principales que sobrevuelan el debate y que el lobby del sexo enmascara con el argumento de la libertad individual….
    ROSA COBO BEDÍA. La prostitución en el corazón del capitalismo.
    http://insurgente.org/rosa-cobo-bedia-la-prostitucion-en-el-corazon-del-capitalismo/

    Responder a este comentario
  2. Nietanigal
    Nietanigal 24/09/2018, 10:17

    Porqué un polvo con Richard o con Robert va a ser mejor que un polvo con el gordito de turno. Pareces la concejala esa del PP, la que dijo que qué iban a hacer los feos. Mientras el sexo tenga un valor económico siempre habrá alguien sacando tajada. Y listillos y listillas que desacreditan a todas las mujeres

    Responder a este comentario
  3. Mercator
    Mercator 23/09/2018, 14:53

    No tengo palabras. Bueno si,pero son muchas y con esta gente es inútil.
    Como menciona al colectivo Hetaria,pongo un enlace a su web donde enlazan una serie de informes sobre las consecuencias negativas que ha tenido para las chicas la ilegalización de la prostitución, en realidad sólo sancionar al putero,en Suecia

    https://colectivohetaira.org/el-impacto-real-del-modelo-sueco-en-las-personas-que-ejercen-trabajo-sexual/

    Responder a este comentario
  4. jose
    jose 22/09/2018, 17:29

    abolición significa fin definitivo y total. Una política con enfoque abolicionista no puede por definición ser mejor para ejercer la prostitución por pura definición.

    Las prostitutas deben pagar impuestos. Si llegan personas de otros países que son más competitivas, bienvenidas al mercado laboral: les pasa a casi todos los trabajadores.

    Para mantener el anonimato en la vida laboral o papales oficiales podría aparece de una manera discreta. No creo que sea tan difícil.

    y sí, se podría tener un convenio con las condiciones que sean, igual que otro trabajo. Ahora, la regulación no obligaría a nadie a trabajar para nadie: de hecho, lo que suele ocurrir es que alquilen cuartos. Las prostitutas podrían ser autónomas y pagar sus impuestos.

    Me parece mal victimizar a todas las mujeres que ejercen la prostitución pero me parece también mal entenderlas como sujetos de derechos pero no deberes.

    Deberíamos normalizar la prostitución, deshacernos de los estigmas, blanquear esa parte de la economía, etc. y eso no quita para luchar contra la trata y la imposición de la prostitución sobre cualquier persona, que además ya es ilegal.

    Responder a este comentario
  5. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 20/09/2018, 22:31

    Cada cual a lo suyo, mientras tanto la iglesia de la España católica, apostólica y romana, denuncia un plan comunista para “ir a por la Mezquita”
    ya empezamos otra vez a crispar, como en el 36.
    Codicia la de esta gente, todo pa ellos…
    https://laicismo.org/la-iglesia-denuncia-un-plan-comunista-para-ir-a-por-la-mezquita/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".