lamarea.com

domingo 17 diciembre 2017

Opinión

#HolaQuéTal

Señales del horror

“Hay una frase que se repite siempre en los peores terrores perpetrados por seres humanos: ¿Cómo no lo habíamos visto venir?”.

22 noviembre 2017
21:53
Compartir
Señales del horror

En la noche del 20 al 21 de noviembre, hace un par de días, centenares de franquistas, fascistas, sacaron su basura, su ser basura, a la calle. En Madrid, con antorchas, recorrieron la M30 –lloré con este vídeo– cantando himnos de espanto, llenos de su odio conservado en grasa, portando banderas negras con el yugo y las flechas, con el águila, honrando el horror, el dolor y el asesinato.

Más o menos al mismo tiempo nos enteramos de un chat donde varios policías deseaban la muerte de la alcaldesa Carmena y otros representantes públicos alababan a Hitler y deseaban que las chimeneas de los hornos crematorios del Holocausto volvieran a echar humo, donde describían cómo matar a inmigrantes clavándoles balas en el cráneo a martillazos. Y varias agrupaciones de policías los apoyan.

En estos mismos días se juzga la violación de una muchacha de 18 años a zarpas de cinco energúmenos, uno de ellos perteneciente al Ejército y otro a la Guardia Civil. Y medios de comunicación se cuestionan la “participación” de la víctima.

Es solo un repaso sucinto del espanto que empieza a ocupar los medios de comunicación, nuestras calles y nuestras vidas. Un repaso tomado al vuelo.

Si no somos conscientes de que esto no son “casos aislados”, sino los primeros síntomas de comportamientos que empiezan a cundir en nuestra sociedad, cuando los tengamos encima, cuando nos avasallen, será demasiado tarde. Recuerdo a los líderes de Podemos, Zaragoza en Común, PNV, ERC, etc. cercados por mostrencos de ultraderecha, sin auxilio policial; recuerdo el acoso a la familia de Mónica Oltra, bajo su casa; recuerdo demasiados episodios sucedidos últimamente sembrados de aguiluchos, de banderas, de violencia y odio contra la diferencia, contra el bien, contra la construcción de un diálogo sensato y el ejercicio de esta pequeña, defectuosa forma de civilización a la que nos aferramos.

¿Estamos ciegos o somos idiotas?

Hay una frase que se repite siempre en las peores masacres, los peores terrores perpetrados por seres humanos: “¿Cómo no lo habíamos visto venir?”. Es la frase de los ciegos, de los que son ciegos porque se tapan los ojos. De los mudos, de los que son mudos porque se tapan la boca.

Yo sí lo veo venir.

Donación a La Marea

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Cristina Fallarás

Cristina Fallarás

21 comentarios

  1. El Yeyo Juan
    El Yeyo Juan 27/11/2017, 10:13

    Es extraordinario. Siempre hay unos cuantos derechistas dispuestos al insulto gratuito, ¿o no es tan gratuito..? ¿cuanto más zafio es más se cobra del nuevo Bárcenas..?

    Responder a este comentario
  2. gnomo
    gnomo 24/11/2017, 20:44

    ¿Estamos ciegos o somos idiotas?

    No, no, sólo somos ESTÚPIDOS. Y mientras no salgamos de nuestra estupides, los spicópatas que desde sus púlpitos, sus centrales de bancos centrales y sus salones familiares de “Castell-como coño se apellide” seguiran engañandonos con su mas que poderosa arma (Don Dinero) y nosostros (sálvese el que pueda) a seguir jugando su juego. Y si no quieres jugar o levantas el tapete, pues te manda a otra dimension y punto, que hay mucho en juego.
    Esto no tiene solucion, aquellos 2000 que mencionó Orson Welles tenian el tapete y las fichas y ahora se estan haciéndo con la mesa, las sillas, el salon y les falta la casa, pero les queda poco para conseguirlo. Cuando esto ocurra se aburriran tanto que tendran que inventarse otro juego y empezar desde la casilla de salida.
    Y bueno, ya se sabe, lo nuevo siempre es interesante.
    Salud y suerte.

    Responder a este comentario
  3. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.
    LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA. 24/11/2017, 11:04

    Y eso que, Cristina Fallarás, has omitido la “presunta” caza criminal-fascista que se está perpetrando en base a toda clase de normativas e instituciones podridas de totalitarismo que con impunidad y “legalidad” están cometiendo nefandos crímenes contra las personas, contra su integridad física, moral, contra sus derechos civiles, contra sus libertades, etc.

    Tú misma has sido una víctima de este crimen “legal” en tus propias carnes, según tú misma bien explicas.

    En resumen: dentro de este Régimen es lo habitual, lo consustancial a él, no puede ser de otra manera en este Régimen, obviamente.

    Responder a este comentario
  4. Chorche
    Chorche 23/11/2017, 18:46

    EL TRAJE NUEVO DEL EMPERADOR
    Tengo 31 años y estoy cansado.
    Todos los sitios me van pareciendo, finalmente,
    igual de malos.
    Todas las personas, incluso las que me quieren,
    insoportables.
    No encuentro sentido ni a lo que hago
    ni a las cosas que dejo por hacer.
    Miro a los demás
    con la absoluta certeza de quien ve
    no semejantes,
    serenos, resignados, envilecidos extraterrestres.
    Vuelvo sobre mí
    y me siento como si no hubiera otros con los que compartir.
    A donde quiera que miro,
    la insoportable mentira que anida, germina, rezuma
    este tiempo, este país, este modo de vivir
    al que llaman
    progresista, tolerante, solidario, democrático,
    avanzado, europeo, y mejor y mejor
    que todos los habidos,
    que todos los posibles.
    Este modo de vivir
    donde falta todo lo nombrado.
    Que ha deshecho la clase trabajadora sin una sola bala,
    que ha encarcelado las conciencias sin una sola reja,
    que me aparta sin una sola porra,
    que me excluye sin un hierro candente,
    sin siquiera una estrella amarilla en la solapa.

    Este tiempo
    de trajes nuevos,
    de Emperadores.

    ANTONIO ORIHUELA.

    Responder a este comentario
  5. Javier
    Javier 23/11/2017, 16:00

    Primero de todo. Aprender Historia, leer un poco.

    Segundo. Los podmeitas no estaban a favor de los scratches como dijo el Lenin español, Pablo Iglesias?

    Por supuesto que los que amenazaron de muerte a Carmena deberían ir a la cárcel, a pesar de ser la peor alcaldesa de la historia de Madrid, no se puede decir eso. Y los de Hitler lo mismo.

    Responder a este comentario
  6. Calafell
    Calafell 23/11/2017, 15:43

    Me recuerda aquellas madres que salían en televisión cuando su hijo adolescente había sido detenido por dar una paliza a un sintecho o a un aficionado del club rival y se exclamaban diciendo ¿Quién me lo iba a decir? ¿Quién podía imaginárselo?
    Pues Ud., señora, ¿No vió los pósters llenos de esvásticas que deciraban las paredes del dormitorio de su hijo?

    Responder a este comentario
  7. El ingenuo contumaz
    El ingenuo contumaz 23/11/2017, 11:22

    Querida Cristina, algunos no solo lo vimos venir, sino que lo anunciamos ya en abril de 2008. Yo lo hice en un acto de Memoria Histórica, en la fosa común de El Fitu (Asturias) ¡en abril de 2008! Cuando acababa de estallar una nueva crisis de superproducción, mayor incluso que el crack del 29, era predecible que se intentaría repetir en Europa los años 30 del pasado siglo. La ascensión de los nacionalismos y del fascismo estaba cantada, mientras se producía una reacumulación de capital. Marx dijo que la historia se repite, la primera vez como tragedia y la segunda como farsa. En esas estamos. El Sistema está mutando. Y es un monstruo que no vacila en comerse las vidas humanas que sean menester. Lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. Y en ese intermedio nacen monstruos. Veremos hasta donde son capaces de llegar…

    Responder a este comentario
  8. tonnibe
    tonnibe 23/11/2017, 09:53

    parece ser que las ratas ocultas de este pais deben ver basura a su alrededor para salir de sus cloacas nauseabundas,ven con la división y el conflicto una forma de manifestar sus aberrantes ideas de odio y de venganza,hacia sus propios conciudadanos,hasta ahora han permanecidos ocultos,pero como ven peligrar el poder corrupto de aquellos a los que defienden,salen a defender las causas de aquellos que mantienen esclavos a la mayor parte del pais con su egoismo de poder más acerbado,sin un atisbo de conciencia viendo como la tercera parte de la sociedad se hunde en la miseria por la injusticia a que están siendo sometidos por las fuerzas y el terror de las élites disfrazadas,con la toga del juez,o las vestiduras relucientes de los obispos,cinicos ,perversos y mentirosos,traidores a la verdad que el pueblo clama,ahora que han dividido a los pueblos utilizan sus argucias y sus leyes dictatoriales,para no permitir la libertad a todos los ciudadanos libres que luchan por sus derechos más primordiales,solo unidos por un denominador común,por una idea de pensamiento justo y equitativo para todos ,podemos vencer tenemos que seguir en la lucha incansable por el bienestar social,no debemos permitir que acallen nuestra voz,utilizando la justicia verdadera y sabia,como ya lo hizo en otros tiempos el gran sabio..Salomón,unidos todos jamás seremos vencidos,porl la libertad y la VIDA.Saludos

    Responder a este comentario
  9. Volviendoalapaz
    Volviendoalapaz 23/11/2017, 08:22

    Soy budista practicante desde hace 10 años, y hize una renuncia explícita a cualquier forma de violencia, durante estos 10 años,no mato ni las moscas que entran en mi casa si puedo evitarlo. y estoy muy de acuerdo con vd, y es que el odio y la radicalizacion, se han instalado en la política de este país, pero seamos sinceros y este mundo de yin y yan, y polarización, es más que evidente que los extremistas de uno y otro bando se retroalimentan, y si se están despertando con mucha fuerza movimientos de ultraderecha que estaban en el olvido y sin militancia, ni seguidores. Es porque en el otro bando también se a impuesto el odio y la intolerancia, he visto a miembros de la CUP y de extrema izquierda quemar y mancillar la bandera Española y proferir todo tipo de lemas y cánticos que rezumaban odio. Y es que como dice el refrán ” los extremos se tocan” y yo añadiría que se nutren y retroalimentan. Espero que las buenas gentes que defienden la pluralidad y la tolerancia no se dejen arrastrar por unos y otros. No caigamos en el simplismo de buenos y malos, derechas e izquierdas, en ambos lados hay buena gente que defienden sus ideas de forma pacífica, y extremistas e incendiarios, que solo saben del insulto la provocación y la violencia.

    Responder a este comentario
    • Mitego
      Mitego 23/11/2017, 10:21

      Absolutamente de acuerdo en defender la convivencia pacifica pero le pediria un poco mas de honestidad. Quemar una bandera, sea la rojigualda, la de ue o la estelada no es lo mismo que amenazar, agredir, violar o encarcelar a personas inocentes, sobre todo porque despues, a la hora de juzgar se condena a unos y se premia a los otros, al final la bandera solo es un trapo, un simbolo, absolutamente sustituible, no es así con las personas. Lastima que cuando hacemos la valoración de los hechos la balanza se les caiga siempre del mismo lado y el gran problema es que muchos de los que salen en el articulo son familiares o amigos de los que mandan (vease el caso Blanquerna) y a los que decis ser pacificos y no violentos os falta ecuanimidad y respeto hacia la gente que lucha pacificamente por sus derechos.

      Responder a este comentario
      • María R.
        María R. 24/11/2017, 14:30

        Te doy las gracias, Mitego por tu respuesta a Volviendoalapaz.
        Me aparté de movimientos llamados “espirituales” cuando ví que lo importante para ellos era sentirse siempre bien ya que “si no te sientes bien tú no puedes ayudar al prójimo”, me parecieron demasiados centrados en SU bienestar. Hasta oí decir alguna vez que no hay que entristecerse por los que mueren de hambre o de alguna otra injusticia ya que están pagando su karma. ¿Querrían para ellos esa “suerte”? pues lo que no quieres para tí no lo quieras tampoco para el prójimo.
        Cuantos “ateos” que luchan contra las injusticias, que se juegan la vida y la libertad por un mundo más justo, ésos, ésos son los imprescindibles.

        Responder a este comentario
    • Pilar
      Pilar 23/11/2017, 17:59

      No sabía yo que quemar banderas ,que al fin y al cabo son trapos,era igual que ensalzar el fascismo y a un régimen que perjudico tanto al país,y que fusilo a tanta gente,acabada la guerra y condeno a muchos a pena de muerte ,la última en 1973.Lo he vivido. Y usted?

      Responder a este comentario
  10. Remi
    Remi 23/11/2017, 08:06

    Muchos somos los que lo vemos venir, pero los que pueden actuar con contundencia para pararlo lo toleran, y lo hacen porque piensan igual que ellos. Avergüenza ser de un país a la cola de todo lo bueno y a la cabeza de todo lo malo….pero bueno, la roja y el madrid no van mal…

    Responder a este comentario
  11. Raul
    Raul 22/11/2017, 23:19

    Estos días para mi han sido de puro shock informativo por lo que comenta el autor del artículo, pero más aún por los cientos de opiniones de la gente que he leído: apoyando a los policías autores de los whatsapp, a favor de La Manada, demonizando a “los rojos”, etc. Defienden lo indefendible con rabia y odio, de un modo que le hacen a uno entender por qué triunfa la corrupción y degradación moral y ética en este país.

    Responder a este comentario
    • Fertxikle
      Fertxikle 23/11/2017, 15:54

      Sí, Raul. Somos muchos los que estamos estos días muy preocupados por cómo se están desenvolviendo las cosas últimamente por Españistán. Y las respuestas que aparecen en las redes me hace pensar en que no son pocos, no. Qué miedo.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones en Chile: por qué puede ganar el centro-izquierda

"A pesar de todas las críticas, Alejandro Guillier podría ganar a Sebastián Piñera en las elecciones de este domingo en Chile", sostiene Manuel-Fabien Aliana.

Los socios/as escriben

Otra mujer confiesa que la han violado

"Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable", reflexiona Amparo Ariño