lamarea.com

domingo 17 diciembre 2017

Internacional

18 organizaciones denuncian las pésimas condiciones de los solicitantes de asilo en Grecia

Una carta abierta de Oxfam, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otras 15 organizaciones piden dignidad y responsabilidad a las autoridades para los refugiados en Grecia antes de que llegue el invierno.

23 octubre 2017
11:48
Compartir
18 organizaciones denuncian las pésimas condiciones de los solicitantes de asilo en Grecia
Campo de refugiados de Idomeni (Grecia). Foto: Pablo Tosco/Oxfam Intermón.

El primer ministro Alexis Tsipras debe poner fin a la “política de contención” del gobierno griego de confinar a los solicitantes de asilo en las islas del Egeo, según piden en una carta abierta 18 organizaciones de derechos humanos y ayuda humanitaria, entre ellas Amnistía Internacional, Human Rights Watch, el Comité Internacional de Rescate, Oxfam Internacional, Aitima y el Consejo Noruego para los Refugiados.

Ante la llegada del invierno, la carta denuncia que miles de personas, incluidos niños muy pequeños, mujeres solteras o embarazadas y personas con discapacidades físicas, están atrapadas en condiciones pésimas. Forzar a los solicitantes de asilo a permanecer en condiciones que violan sus derechos y dañan su bienestar, salud y dignidad, no puede justificarse con la implementación del acuerdo entre la Unión Europea (UE) y Turquía, según las organizaciones.

Desde la implementación de la Declaración UE-Turquía en marzo de 2016, las islas griegas de Lesbos, Quíos, Samos, Kos y Leros se han convertido en lugares de confinamiento indefinido. Miles de mujeres, hombres y niños están atrapados en condiciones deplorables y volátiles, y a muchos se les ha negado el acceso a procedimientos de asilo adecuados. Solicitantes de asilo que llegaron a las islas en los primeros días de la implementación del Acuerdo UE-Turquía llevan allí casi 19 meses.

El reciente aumento en la llegada de hombres, mujeres y niños ha incrementado la presión sobre los ya superpoblados centros de recepción e identificación, conocidos como ‘hotspots’. Las llegadas actuales siguen siendo comparativamente bastante bajas y deberían ser manejables para Grecia y, en un marco más amplio, para la UE, pero incluyen una cantidad significativa de mujeres y niños.

“Europa se niega a ofrecer condiciones humanas de acogida y dignidad a las personas necesitadas que llegan a nuestras costas. Las autoridades griegas y de la UE deberían transferir de inmediato inmigrantes a la Grecia continental en lugar de dejarlos atrapados en condiciones deplorables en las islas griegas”, declaró Nicola Bay, jefe de la misión en Grecia de Oxfam, una de las organizaciones que firman la misiva.

La situación es particularmente crítica en Samos y Lesbos, donde más de 8,300 solicitantes de asilo y migrantes viven en instalaciones destinadas solo a 3.000. El reciente anuncio de que en las próximas semanas 2.000 solicitantes de asilo serán trasladados de las dos islas al continente es un avance positivo, dado que se trata de una medida de descongestión de emergencia. Pero no es suficiente para aliviar el hacinamiento de las instalaciones y no aborda de manera sostenible. Los problemas sistémicos en el origen de esta situación de emergencia, en concreto la política de contención.

Al aproximarse el tercer invierno desde que comenzaron las llegadas a gran escala a las islas, es evidente que las autoridades griegas no pueden satisfacer las necesidades básicas y proteger los derechos de los solicitantes de asilo mientras permanecen en las islas. “El acuerdo entre la UE y Turquía ya no debe utilizarse como pretexto para mantener a los solicitantes de asilo en condiciones inhumanas en las islas griegas. Es imperativo que el gobierno griego mueva urgentemente a la gente a la Grecia continental”, destacó Irem Arf, investigador de migración de Amnistía Internacional. La aplicación de la declaración UE-Turquía ha sido citada por funcionarios de la UE y Grecia como una justificación para la política de contención.

Pero obligar a los solicitantes de asilo a permanecer en condiciones que violan sus derechos y son dañinos para su bienestar, salud y dignidad, no puede justificarse, según la carta de las organizaciones publicada hoy. “Grecia debería poner fin a su cruel política de atrapar a los solicitantes de asilo en las islas. La gente no debería verse obligada a sufrir otro invierno en tiendas sin calefacción y sin servicios adecuados”, subrayó Eva Cossé, investigadora de Human Rights Watch.

Las organizaciones instan al primer ministro Tsipras a proteger los derechos humanos de los solicitantes de asilo atrapados en las islas poniendo fin a la política de contención. Deben ser transferidos al continente para que puedan recibir alojamiento y servicios adecuados para satisfacer sus necesidades y garantizar que sus solicitudes de asilo sean atendidas con justicia.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

3 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 30/10/2017, 19:34

    ARGELES SUR MER, CUANDO FUIMOS REFUGIADOS.
    “HOMME LIBRE: SOUVIENS TOI”.
    A finales de enero de 1939, la caída de Barcelona en manos franquistas, detona la mayor diáspora que se ha vivido en toda la historia en la Península Ibérica. El gobierno francés en manos del centroderechista Albert Lebrun trató de negociar con los militares sublevados la creación de un espacio neutral en territorio catalán, donde pudieran establecerse campos de refugiados, algo que fue denegado por Francisco Franco.
    Finalmente, el 28 de enero pasaban a Francia los primeros 15.000 refugiados. Para el 3 de febrero la cifra ya superaba los 200.000. A mediados de este mes, oficialmente habían ingresado en el departamento de los Pirineos Orientales, que en aquel año contaba con 240.000 habitantes, más de 355.000 refugiados.
    Por el campo de Argelés (Un “campo de concentración” –en palabras de sus estudiosos- que cercaba con tres vallas a las miles de personas internas, mientras el Mar Mediterráneo ejercía de cuarta pared para su confinamiento) pasaron más de cien mil refugiados republicanos de la Guerra Civil. Entre las decenas de miles de civiles, un grueso número de militares que habían combatido en el Frente del Ebro y brigadistas internacionales que no tenían posibilidad de regresar a sus países de origen.
    El recuerdo de “La Retirada” en el Rosellón continúa vivo gracias al trabajo de asociaciones francesas que continúan homenajeando a aquellos que debieron huir del franquismo en 1939, una labor que contrasta con la tímida aplicación de la Ley de Memoria Histórica en el Estado español.
    Si hay algo extraño en el Estado español es su capacidad de desmemoria. Los casi 40 años de dictadura pasaron la factura del miedo y el silencio, dejando tras de sí miles de historias olvidadas, que con mucho esfuerzo tratan de sacar a la luz historiadores, arqueólogos y asociaciones.

    Los siguientes 40 años de Transición no han fueron mucho mejores. La tímida Ley de Memoria Histórica, apenas aplicada, contrasta con la postura del actual gobierno del Partido Popular, que hace apenas unos días se despachaba con un “los crímenes del franquismo no interesan a nadie”.

    En ese sentido sorprende que el recuerdo de los exiliados republicanos esté presente en las calles y en el recuerdo de muchos ciudadanos franceses, mientras las exhumaciones de represaliados en el Estado español deban costearse por asociaciones sin ánimo de lucro y familiares.

    Pero qué podemos pedir a esos políticos españoles que hoy en día comparten manifestaciones con la ultraderecha por la “unidad de España”, se fotografían con banderas franquistas o defienden el mantenimiento de un callejero y unos símbolos fascistas.

    Probablemente solo les podamos pedir que no nos obliguen a huir como hicieron sus abuelos.
    http://arainfo.org/argeles-sur-mer-cuando-fuimos-refugiados/

    Responder a este comentario
  2. Marido Carmen
    Marido Carmen 25/10/2017, 10:00

    Nadie es dueño de nadie. Gracias alas personas que.luchan por la vida de estas personas llamadas ahora refugiados

    Responder a este comentario
  3. María R.
    María R. 23/10/2017, 20:28

    Ríos y ríos de refugiados; refugiados climáticos que no tienen dónde buscar auxilio ya que la legislación internacional no ampara a quien huye por razones medioambientales (según ACNUR en los próximos 50 años entre 250 y mil millones de personas se verán obligadas a abandonar su país si el ser humano no frena el cambio climático).
    La de los rohingya es ya la crisis de refugiados que más rápido avanza en el mundo. Más de medio millón han cruzado a Bangladesh en solo un mes y más de 15.000 rohingyas están atrapados en una estrecha franja de tierra en la frontera entre Myanmar y Bangladesh;
    pero lo que más deprime y mata toda esperanza de cambio a un mundo mejor es oir decir a la gente, tal cómo decían Thatcher y Reagan, los mayordomos mayores de la genocida dictadura capitalista, que no hay alternativa al capital.
    Debemos romper con el capital, con la Europa capitalista y con la España capitalista y además antidemocrática.
    Despertar, Empezar a actuar y Persistir.
    El miedo nos paraliza. Mucho que aprender del pueblo catalán. (Diréis que está manejado por las élites. Yo diría que al revés, que es el pueblo el que va delante).

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones en Chile: por qué puede ganar el centro-izquierda

"A pesar de todas las críticas, Alejandro Guillier podría ganar a Sebastián Piñera en las elecciones de este domingo en Chile", sostiene Manuel-Fabien Aliana.

Los socios/as escriben

Otra mujer confiesa que la han violado

"Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable", reflexiona Amparo Ariño