lamarea.com

miércoles 25 abril 2018

LA UNI EN LA CALLE

Las memorias políticas de Leonora Carrington

Carrington se identificó tanto con España que la confusión política de Madrid y su dolor se convierten en suyos y cree que el lacerado paisaje español es su reino

13 enero 2015
17:20
Compartir
Las memorias políticas de Leonora Carrington

Leonora Carrington pasó la segunda mitad del año 1940 en un manicomio de Santander, y la narración autobiográfica de esta experiencia se puede leer en el libro Down Below, publicado por Siruela en 1991, en traducción de Francisco Torres Oliver y con prólogo de Fernando Savater.

Lunes, 23 de agosto de 1943

Hace exactamente tres años, estuve internada en el sanatorio del doctor Morales, en Santander, España, tras declararme irremediablemente loca el doctor Pardo de Madrid y el Cónsul británico. (1991, 3)

El texto de Carrington es un documento histórico comparable al libro que escribió Samuel Hoare, Embajador en Misión Especial, 1946, donde logra retratar la dictadura corrupta y aterradora de Franco. Donde Hoare escribe que la Embajada Británica de Madrid sabía, a través de fuentes excepcionales, que en junio y julio de 1940 “gran número de refugiados franceses estaban ya cruzando los Pirineos”, Carrington misma había estado intentando cruzar y escribe: “Todo esto sucedía en junio y julio, a la vez que los refugiados iban en aumento” (1991, 10). El de ella es un documento de primera mano excepcional. Es más, los paralelismos entre el documento de Hoare (las memorias de un político) y la versión de la vida de Carrington en España contada en Down Below son extraordinariamente similares en lo que concierne a la atmósfera política y social de Madrid. Sus descripciones de primera mano de la vida en Madrid durante el verano de 1940 son históricamente válidas, proviniendo de dos ciudadanos británicos muy diferentes. Carrington se identificó tanto con España que la confusión política de Madrid y su dolor (1991, 11-12) se convierten en suyos y cree que el lacerado paisaje español es su reino.

En julio Carrington cruzó la frontera. Su primera impresión fue un desgarrador sentimiento de muerte y devastación, mientras ella se encontraba en un estado de excitación nerviosa. La primera noche en Madrid Carrington sintió la importancia de la ciudad en la guerra mundial, percibía la confusión política y creía que era una ciudad asediada que necesitaba rescatar (1991, 10-11).

Dos tercios de los profesores de universidad estaban exiliados y los intelectuales, o habían muerto, o habían huido durante la guerra: la cultura y la expresión artística se hallaban en manos de los españoles en el exilio, a los que el poeta José Bergamín llamó “la España peregrina”. Dentro de la Península la política dominante consistía en “la más estricta censura y un cerrado dogmatismo” (Tuñón de Lara 1987, 438). Hoare escribió al respecto: “No hemos recibido periódicos británicos desde nuestra llegada, y la prensa española no contiene nada más que monótonas repeticiones de la propaganda alemana”. La ideología nazi inundaba todas las áreas de la vida diaria. Carrington sospechaba de todo y de todos. Ilustra en su texto de la siguiente manera la ciudad armada: tras ser violada por oficiales del Requeté, es recogida por un policía (1991, 12), y llevada de vuelta a su hotel por un oficial de la falange (1991, 13). Con toda la efectividad del referente histórico específico, la narrativa de Carrington gana fuerza cuando identifica su propio cuerpo con el campo de batalla en todos los frentes, incluyendo la guerra de los sexos.

Escribir Down Below le ayudó a “librarse de los padres” de una forma bastante literal; nunca más vio a su padre. Como le escribiría a Parísot en 1943, la escritura de Down Below le ayudó “a intentar liberarme de las imágenes que me han hecho ciega” (1973, 8). En una conversación de 1987 remarcó que jamás se enfureció de verdad, porque sus ganas de realizarse como creadora no le dejaron tiempo. Sin embargo, en Down Below resuena su ira: las acusaciones que hace en el texto (contra su padre, contra la guerra, contra el tratamiento en la institución) quedan como testimonio. Carrington dijo que tras la experiencia había cambiado “Dramáticamente. Fue verdaderamente como si hubiera estado muerta”.

La experiencia de Carrington, que compara con la de “haber estado muerta”, tuvo unas implicaciones inmensas en su obra literaria e inauguró una segunda fase en su producción: “Je cherche a connaître Le Mortpouravoirmoinspeur” [“Intento comprender la Muerte para tener menos miedo”] y éste es, en mi opinión, el gran tema que domina la escritura autobiográfica de Down Below.

CARRINGTON, Leonora, 1973. En bas. Précédéd’unelettre à Henri Parisot. Paris.

—- 1991. Memorias de Abajo. (Tr. Francisco Torres Oliver y prólogo de Fernando Savater). Madrid.

HOARE, Samuel, 1946. Ambassador on Special Mission.Londres.

TUÑÓN DE LARA, Manuel, 1987. “Cultura e ideología”.España bajo la dictadura franquista (1939-1975). Ed. Manuel Muñón de Lara y José Antonio Biscas. Barcelona.

——————–

Julia Salmerón (MA, PhD) es Profesora de literatura inglesa y norteamericana de la UAM. Ha sido docente en Hull University (Inglaterra, 1993-1998) y en Saint Louis University. Miembro del Consejo Editorial de la revista Journal of GenderStudies y Coordinadora del Seminario de Estudios de Género del Depto. de Filología Inglesa. Ha coordinado diversos talleres, seminarios y jornadas de literatura y mujeres. Ha publicado extensamente sobre Leonora Carrington, Dorothy Strachey, Remedios Varo, Julia Kristeva, Virginia Woolf, y Suzan-Lori Parks.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Julia Salmerón

Julia Salmerón

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

_blank

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

mi master - la marea

Última hora

Tus artículos

¿Dónde está mi derecho a decidir?

"Se trata de hacer valer una más que dañada democracia, que parece que nunca acaba de despertar"

Los socios/as escriben

Mentalidad postcapitalista

"Lo de la meritocracia resultaría de risa si no tuviera unas consecuencias tan crueles. ¿Qué méritos han hecho los ocho hombres más ricos del planeta para tener la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres?". Antonio Zugasti reflexiona sobre el imaginario capitalista.