lamarea.com

lunes 20 agosto 2018

Política

Teresa Rodríguez: “Siempre animo a la gente de IU a luchar a este lado de la barricada”

La responsable de participación ciudadana de Podemos hace un balance positivo del arranque de la candidatura impulsada por Pablo Iglesias

28 enero 2014
17:53
Compartir
Teresa Rodríguez: “Siempre animo a la gente de IU a luchar a este lado de la barricada”
La líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. FERNANDO SÁNCHEZ

La figura mediática del politólogo Pablo Iglesias ha provocado que la mayor parte de los focos se vuelvan hacia él a la hora de referirse a la candidatura Podemos, de modo que muchos de los activistas y militantes que la rodean han quedado, aunque en parte voluntariamente, eclipsados. Una de ellos es Teresa Rodríguez (Rota, 1981), responsable de participación ciudadana de la plataforma y sindicalista con una larga trayectoria de lucha social a sus espaldas.

Rodríguez comenzó su militancia política hace ya más de 15 años, en la protesta contra las bases de la OTAN en Andalucía -una de ellas situada en su mismo pueblo-, para continuar en el movimiento estudiantil y en la defensa de los derechos de los inmigrantes. Tras pasar por Izquierda Unida, bastante desencantada, ingresó en las filas de Izquierda Anticapitalista, donde milita hoy, además de ser miembro activo de la marea verde y del sindicato USTEA.

¿Por qué decidió dar el paso y formar parte de la candidatura Podemos?

Fue un proceso colectivo. Lo valoramos como una iniciativa interesante en el momento en el que estamos, en una situación de absoluta guerra social, de excepción. Y nació un proceso nuevo, ilusionante, que está siendo respaldado por los datos. Ya hay unos 50 círculos de Podemos, de espacios en las redes sociales para generar asambleas constituyentes, en todo el Estado español y el extranjero. Y hoy por hoy llevamos más de 83.000 firmas recogidas. Esto corresponde tanto al proceso de removilización que estamos viviendo desde el 15-M como a una cosa más antigua, que es la desafección por los procesos colectivos y sus organizaciones tradicionales y la aparición de nuevos sujetos. La iniciativa parece que está respondiendo de momento a las expectativas. Ahora toca que nos pongamos a escuchar, a debatir y a elaborar un programa y unos procesos de participación que respondan a las expectativas que se han generado a nivel mediático, que es la parte más complicada.

En la presentación de la candidatura en Madrid, usted afirmó que la lucha en las calles estaba consiguiendo “victorias parciales y débiles” y que había que generar “ilusiones nuevas”. ¿Hay mucho de marketing en la política actual?

Hoy por hoy, en la sociedad del espectáculo en la que vivimos, efectivamente la política tiene mucho que ver con el marketing, pero yo hacía referencia más bien a procesos no sólo electorales, que están muy mediatizados, sino a la necesidad de agrupar las luchas parciales que se dan. Soy activista social desde el año 98, con el movimiento antiglobalización, y he vivido muchos repuntes, pero hoy estamos en una situación que tiene condiciones objetivas particulares, como es esta fuerte crisis.

Día a día vivo con gente que pelea por cosas concretas, que tienen que ver con el empleo, con los desahucios, con los despidos, con los ataques al medio ambiente o con los derechos de las mujeres pero que, cuando consiguen victorias, éstas son débiles y fugaces. No hay un planteamiento global, una necesidad de unificar todas las luchas, de hacer un tsunami de todas las mareas que hemos intentado siempre podenciar.

También desde el punto de vista político hay necesidad de generar propuestas a contraataque, que no sólo sean la defensa de los derechos que nos quedan, sino de plantear otra manera de salir de esta crisis. Básicamente se trata de animar a la gente de los movimientos sociales y de resistencia en todos los espacios a participar en política y a hablar de qué modelo de sociedad queremos construir juntos para intentar convencer a la mayoría social que debería ser la beneficiaria de esos cambios profundos que se pueden y se deben dar.

Se le suele echar en cara a Podemos que no es un proyecto creado desde la base. Hay iniciativas que sí están trabajando desde hace tiempo en este sentido, como son el Frente Cívico, Alternativas desde Abajo o el Procés Constituent. ¿Por qué no se ha intentado trabajar desde esos colectivos?

Creo que estamos en un momento de experimentar y que hay que ser valientes y audaces. Para mí, Pablo Iglesias, en este caso, en la rueda de prensa de presentación lo expresó con bastante honestidad. Se ha hecho de esta manera como fruto de las debilidades de los procesos que estamos intentando construir a paso de hormiguita desde hace años. Todos estos procesos desde abajo, que son fundamentales y que hay que tener en cuenta, son un poco el esqueleto de lo que pudiera ser Podemos, y hay que cargarlo de músculo, y éste no sabemos muy bien de dónde viene. No tenemos claro qué es lo que activa la fibra muscular del movimiento para hacerse fuerte y grande.

En este caso, decía Pablo que fruto de las debilidades de las organizaciones de la izquierda tradicional y de todos sus procesos de confluencia, que tienen años, surge la necesidad de generar desde arriba una luz y un mensaje de esperanza, de que se puede unificar todo, de momento en torno a un discurso mediático. Que ahora, ya digo, viene el momento duro pero también ilusionante y bonito de construirlo por abajo.

En definitiva, consideran que a nivel de base la cosa está estancada.

Es un poco como las resistencias sociales; se dan en espacios muy concretos, se ven poco entre sí, se coordinan de forma muy precaria. Lo mismo ocurrió con el propio 15-M, que era capaz de generar por abajo un movimiento absolutamente masivo pero luego era incapaz de coordinarse a nivel estatal. Las coordinaciones eran siempre complejas y difíciles, fruto también de la desconfianza que se ha generado durante muchos años hacia los procesos colectivos. Y bueno, si damos con la tecla en esta ocasión, seguramente será por un proceso de ensayo-error, pero parece que, de momento, al menos las expectativas nos dicen que vamos por el buen camino.

¿Por qué cree que IU no es capaz de asumir de momento ese papel aglutinador?

Desde mi punto de vista, las expectativas electorales de cara a los próximos procesos les hace considerar que son autosuficientes. Además, creo que hay una cierta falta de generosidad a la hora de visualizar en qué momento nos encontramos, que es un momento en que la gente, además de luchar en la calle, tiene ganas de participar en política, más allá de las estructuras que ya se le daban o más allá de ser la comparsa de algo que ya está creado.

En cuanto a su labor de responsable de participación ciudadana, ¿qué se está haciendo?

Afortunadamente de momento la cosa va casi sola. Se están generando los círculos, esos círculos van a dar lugar a asambleas constituyentes, éstas irán tomando decisiones que tienen que ver tanto con el programa como con la candidatura. Y mucho trabajo se está llevando a cabo desde el punto de vista técnico, de las herramientas informáticas con las que contamos. El programa participativo se hará a partir de una wiki.

Y bueno, nos dimos hasta el 8 de febrero para recoger las firmas y el proceso va mucho más adelantado de lo que esperábamos. Poco a poco, cuando la cosa esté más consolidada por abajo, con los círculos que se generen ya de forma efectiva, empezaremos a coordinar la toma de decisión colectiva sobre programas y candidaturas.

Defienden que Podemos no es un partido, pero con esta creación de los círculos se está generando también una especie de militancia. Al final, ¿acabarán transformando la estructura en un partido?

La verdad es que, de momento, no está escrito el final de la historia. Estaremos generando este proceso hasta las elecciones europeas y entre todos decidiremos si efectivamente queremos presentar esta candidatura. Después ya veremos. Las expectativas y el punto de partida no era ni un partido ni un frente de partidos, sino generar un proceso y después con lo que nos quede entre todos ver qué hacemos, ver con quién podemos contar.

Nuestro objetivo es un movimiento más amplio. Por eso la fórmula de partido no respondía a este modelo. Primero es un método, un proceso de participación y debate político de la gente que lucha y no encuentra en la oferta de las organizaciones existentes su espacio de participación, y luego ya decidiremos qué hacemos con el proyecto. Si este proceso tiene una característica indiscutible es que es abierto.

Otra de las críticas más frecuentes es que Podemos estaría basado en un excesivo personalismo entorno a la figura de Pablo Iglesias como figura. ¿Usted lo cree así?

Insisto en las declaraciones bastante honestas de Pablo diciendo que el proceso se abre en torno a una persona por la propia debilidad de la organizaciones ya existentes. Si algo debemos ser los que formamos parte de este proceso, es honestos y sinceros. Efectivamente, es un proceso que no responde a la forma idílica en la que hubiéramos pensado en construir un proceso de convergencia, que hubiera sido desde abajo, con las luchas sociales coordinándose entre sí y empezando a preocuparse por los problemas y las luchas de los demás, para después dar un salto a lo político. Para mí eso habría sido el itinerario perfecto.

No ha sido así la historia porque partimos de una debilidad fuerte tanto en el campo de lo social como en el campo de lo político. Si es abriendo el proceso de esta manera como se conforman iniciativas nuevas e ilusionantes, y que puedan de alguna manera generar mayorías sociales nuevas, bienvenido sea. En este caso, hay que agradecer a Pablo Iglesias esa iniciativa, esa generosidad a la hora de prestarse.

Podemos le ha tirado el guante a IU para confluir en listas abiertas pero la reacción de su coordinador federal, Cayo Lara, ha sido bastante fría. ¿Cómo valora usted la respuesta de IU?

No hemos hecho todavía una valoración colectiva de los posicionamientos de IU. A mí personalmente no me extraña nada. Desde mi punto de vista, tiene que ver con sus propias dinámicas internas desde hace muchísimos años, donde se toman decisiones en espacios concretos. Por otro lado, están las altas expectativas de votos que tienen para los procesos que vienen.

Me hubiera extrañado y alegrado un cambio de dinámica, pero no sólo en lo que tiene que ver en la participación de la configuración de las candidaturas, sobre listas abiertas o no. El debate no está sólo ahí, sino en delimitar una estrategia que responda al momento para que de verdad sea creíble lo que decía Alberto Garzón en el documento que han presentado por una revolución democrática y social, para romper de una vez con el bipartidismo y con el Régimen del 78.

Para ser creíble diciendo eso, uno tiene que poder decir que no colabora ni apuntala el bipartidismo en ninguna de sus versiones. Yo, particularmente, vivo en una Comunidad Autónoma, en Andalucía, donde eso no se ve en lo concreto. En los momentos en los que menos cosas tenemos que conseguir a través de las instituciones y de la negociación, en momentos de austeridad incuestionable y de recortes, es el momento en el que de verdad estas fuerzas que deberían presentar una alternativa están adquiriendo más espacios de gestión de la austeridad.

Por eso, entendemos que hay una contradicción importante que deben solventar. Yo personalmente siempre animo a la gente de IU que conozco a ponerse a luchar a este lado de la barricada. Hay que ser honesto cuando se dice que se enfrenta uno a la austeridad y todo tipo de recortes, mientras se colabora con las fuerzas del régimen, con el bipartidismo del 78.

Por otro lado, hay una lucha interna dentro de IU para cambiarla. ¿Se han planteado en algún momento entrar en la federación para cambiarla desde dentro?

En mi caso, igual que en el de muchos de los que forman parte de este proceso, ya he tenido esta experiencia y en los momentos en los que vivimos, tan duros, la gente tiene cosas más urgentes que hacer que intentar cambiar la estructura de una organización que difícilmente es modificable. Hay que parar desahucios, impedir despidos, luchar contra recortes. Me parece más urgente que intentar cambiar las estructuras de partidos y no estar dando respuesta a esto.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

18 comentarios

  1. libertario
    libertario 09/11/2014, 14:33

    La Tere tiene de anticapitalista lo que la ana patricia botin.Si yo no quiero gobernar a las mujeres ni a los hombres,¿por qué me tienen que gobernar las mujeres a mí?
    ¡Al mar con sus leyes y su democracia burguesa!

    Responder a este comentario
  2. El_Iluminao
    El_Iluminao 26/05/2014, 15:58

    Pablo Iglesias se presenta como un soplo de aire fresco en medio de un panorama politico “acartonao” y no podría ser en otro momento, un momento de dificultad que deja a entrever los errores politicos que llevamos padeciendo, por parte de todos los partidos,en este pais desde Felipe Gonzalez.

    Tenemos otro muchos ejemplos en la historia, de personas que llegaron teniendo la solucion y acabaron siendo el problema a posteriori, creo que no hace falta ni que los mencione..

    Es peligroso e ignorante pensar que una sola persona tiene la solucion a problemas tan complejos que involucran a tanta gente.

    Este adalid de la libertad, el señor Pablo Iglesias, licenciado en ciencias politicas y derecho, se ha formado en controlar masas y su estrategia politica es muy peligrosa, en mi opinion, en tiempos en los que la sociedad se agarra a un clavo ardiendo y solo hace falta una chispa para encender un fuego.

    Ahi lo dejo.

    Responder a este comentario
    • otro21
      otro21 18/07/2014, 13:44

      P-o-d-e-m-o-s proponer otra alternativa, no crees? Todos son malos……entonces, que proponemos? Es muy cómodo criticar desde el sofá……sin proponer nada más allá de la mera critica, poco constructiva en la mayor parte de las ocasiones. Creo que la única manera de ser equitativos y justos en ésta critica es dando la oportunidad a nuevas alternativas como las que nacen….asi, en caso que se equivoquen o sigan la linea de anteriores formaciones y acaben siendo ese más de lo mismo, al menos nosotros no actuaremos guiados por simples prejuicios con poca base argumental, gracias.

      Responder a este comentario
  3. jeronimo
    jeronimo 10/02/2014, 21:54

    Un partido político no se puede calificar de izquierdas si se dedica a sostener un gobierno como el andaluz, el cual ocupa los primeros lugares en recortes para con los más débiles, IU en Andalucía para mantener los cargos en el gobierno no ha dudado en apoyar con su voto recortes en educación, sanidad, empleo público, y ha contribuido a consolidar la red clientelar de enchufados del PSOE en la administración autonómica.
    IU no se merece el calificativo de partido político de izquierdas.

    Responder a este comentario
  4. El gobierno del no se puede
    El gobierno del no se puede 31/01/2014, 14:18

    Una pregunta sencilla, ¿cuál es el papel de IU en el gobierno andaluz? ¿Merece la pena apuntalar a un PSOE neoliberal y corrupto? ¿Para qué? Además, es una fórmula a exportar en las próximos comicios y dejará de ser una percepción andaluza. Se nos pide meternos en IU pero con qué ilusión se trabaja en un proyecto que sabes positivamente que va a acabar gestionando las austeridad, recortando por “responsabilidad” como decía Valderas. Por otro lado, ¿alguien duda de que una organización tiene serios problemas de democracia interna cuando tiene gente en la dirección que se dedican profesionalmente a la política desde hace 30 años o más? Casi todos los sectores críticos de IU se fueron aburridos. El gobierno andaluz es el gobierno del “no se puede” : no se puede expropiar la corrala utopía, no se puede para el despido de 4502 interinxs ni de 1000 administrativas precarias (despedidas además por denunciar su situación, es que es muy fuerte), no se pueden abrir los centros de salud por la tarde en verano… Y encima quiénes hoy hablan con los movimientos como transmisores de las malas noticias del gobierno son los mismos q antes luchaban contigo. No se puede estar en los gobiernos recortando y en la calle luchando. Eso sí que no se puede.

    Responder a este comentario
  5. Panchosili
    Panchosili 30/01/2014, 19:12

    Como no intentemos ir juntos todos los que nos sentimos y consideramos de izquierdas. con sus diferentes matices, no daran otra vez por … muertos.
    Divide y Venceras¡¡¡
    IU cro que tiene ciertos problemas de renovación en algunas organizaciones, como la de Mardid, pero hay que intentar levantarla, pues es una orgnización viva que esta sabiendo salir del impasse en que la dejó la victoria del PsoE y las traiciones de muchos de sus antiguos y actuales “compañeros” (ver el caso de IU Madrid).
    Pero Iu es la organización que con sus defectos tiene que liderar la unión de las iquierdas en nuestro pais, pues es la organización más númerosa y experiementada de las existentes. Mucho tiene que cambiar aún, pero eso lo debemos de hacer dedde dentro de ella, y aclaro que yo fui de ella hasta hace unos siete años y me planteo volver a su seno.

    Responder a este comentario
  6. duendemax
    duendemax 30/01/2014, 15:43

    Está claro que el mal de la izquierda ha sido siempre la desunión… yo soy un votante de IU de siempre, pero no estoy contento con lo que está haciendo el partido. No porque no se suma a las iniciativas ni cuando tiene el poder o una cuota del mismo se comporta como dice en la oposición, no me gusta el pacto con la junta de Andalucía, donde vivo. No me gusta nada el talante que ostentan cuando pueden gobernar, esto me inquieta mucho. Lo primero es sumarse al clamor popular, decir alto y claro lo que van a hacer en el caso de llegar al poder. Luego me hubiera gustado que estas personas que están haciendo un camino darles cabida dentro y no que tengan que hacer su propio camino.. yo veo más un defecto de IU que de estas iniciativas…

    Responder a este comentario
  7. rorito
    rorito 30/01/2014, 09:50

    Lo que quizás no se dan cuentan desde IU, es que si bien hay muchos compañeros que llevan mucho tiempo luchando dignamente y con gran esfuerzo personal, no lo dudo; tiene historia, y sus acciones legitiman el regimen del 78 con el que muchos queremos romper. Hay muchos que nos consideramos de izquierda, que no les volveremos a votar porque ya nos han decepcionado y buscamos una revolución social, un cambio de sistema y eso no nos lo ofrecen. Como participante en movimientos sociales he visto estrategias de IU que han fagocitado los propios movimientos, Podemos no cuenta con esa “carga”, presenta otras incognitas, pero el tiempo será el encargada de resolverlas…

    Responder a este comentario
  8. charo
    charo 29/01/2014, 15:01

    ELLOS LOS MEJORES, I.U y Alberto Garzon son unos mentirosos. ella dice la verdad. ¡¡a dividir!!!!! que pa eso estamos.
    Sugiero esta plataforma par pedir a todos los “salvapatrias” UNIDAD . Hagamoslo nosotros , los votantes, ya que ellos , no sabenhttps://secure.avaaz.org/es/petition/A_todos_los_partidos_de_Izquierdas_Presentacion_de_candidatura_unica_de_izquierdas_a_las_elecciones_europeas/?Day2Share

    Responder a este comentario
  9. girondoe
    girondoe 29/01/2014, 05:11

    Señores de Podemos, está muy bien nombraros a vosotros mismos como representantes de la calle, el voto descontento, etc., pero tenéis que demostrar que podéis hablar de tú a tú a IU. De momento IA, que es quien mece esa cuna, es un micro-partido que lamentablemente no consique mover a casi nadie.

    Ojalá que seáis capaces de movilizar a esa gente que IU no consigue incorporar, pero mientras lo hacéis tened un poco más de respeto y de humildad por las decenas de miles de personas que nos dejamos esfuerzo y dinero trabajando desde IU.

    Responder a este comentario
  10. Verbarte
    Verbarte 29/01/2014, 00:43

    Si el lado de la barricada es la calle, ahí tiene que estar toda la izquierda, con la ciudadanía que ha salido a levantar su voz. http://wp.me/p2v1L3-s0

    Responder a este comentario
  11. Vero H
    Vero H 28/01/2014, 22:46

    Efectivamente hay cosas más urgentes como cambiar las políticas neoliberales que se llevan a cabo en España y Europa y para ello lo urgente es ganar unas elecciones con las formaciones de izquierda existentes, y después discutir sobre ese 5 % (si llega) de programa político que nos separa. En Andalucía harán muchas cosas mal pero lo urgente que era parar desahucios lo habían conseguido. Falta el resto, pero quizá la gente no quiera ponerse a pensar en las características concretas de cada nuevo frente salvador que surja sino en ver la oportunidad real de hacer frente común, ya organizado, y que defienda las ideas que nos pueden sacar de esta situación. Lo importante son las políticas, los hechos, no quién los ejecute.

    Responder a este comentario
    • corralera
      corralera 28/01/2014, 23:11

      Perdona, pero la revolucionaria ley antidesahucios sólo ha conseguido parar 59 mientras los movimientos sociales (15m, Stop desahucios,…) en Andalucía han conseguido en estos tres años parar cientos de deshaucios y realojar a cientos de familias. Que no se pongan ahora las medallitas, los mismos por cierto que repite el mismo discurso ante los recortes. “no teníamos otra opción” y permite el despido de 4.502 profesores, 1000 monitoras en la educación pública,…por favor, un poco de respeto por los movimientos sociales y como decimos IU rebélate tú. En Andalucía lo tenemos claro, vaya que si nos arrepentimos del “voto I(n)Util”

      Responder a este comentario
      • Vero H
        Vero H 29/01/2014, 09:12

        Por supuesto que los movimientos sociales van por delante, pero sin una ley que recoja sus demandas es más complicado, y en Andalucía se ha hecho. El resto de recortes ya he dicho que fatal, lo que queremos es una mayoría de izquierdas de verdad, no alianzas con el PSOE pero para eso no deberían surgir minipartidos todos los días. Las familias a las que ahora loa tribunales vuelven a dejar indefensas creo que preferían la ley andaluza.

        Responder a este comentario
  12. etc noticias
    etc noticias 28/01/2014, 22:43

    La verdad es que Podemos ya ha sufrido su primera escisión. Se llama “Sumamos” y aboga, curiosamente, por la unidad de la izquierda:
    http://etcnoticias.wordpress.com/2014/01/27/tres-amigos-se-escinden-de-podemos-crean-sumamos-y-abogan-por-la-unidad-de-la-izquierda/

    Responder a este comentario
  13. Ya te vale
    Ya te vale 28/01/2014, 19:46

    La gente de IU estamos en el mismo lado de la barricada que tú. Menos dar lecciones. Si espacio alternativo, ahora IA no os hubieraís ido de IU esta sería más combativa, pero preferistéis ser cabeza de ratón. Te sobra prepotencia, volved a IU, muchos os reciviremos con los brazos abiertos

    Responder a este comentario
    • alex
      alex 29/01/2014, 00:25

      Que bien os lo montáis,¡¡¡ eso discutid!!! galgos o podencos, que vienen el PPSOE y nos corta el cuello a TODOS!!!.Que harto me tenéis!!!

      Responder a este comentario
    • Memoria
      Memoria 29/01/2014, 13:27

      Me sorprende la prepotencia y las lecciones que da a IU,teniendo en cuenta que se supone que aspira a converger con ella,y sobre todo, teniendo en cuenta que ella ha formado parte de la máxima dirección de IU durante muchos años,incluso aliada con los sectores más institucionalistas.La humildad,generosidad y coherencia que le pide a otros debería de aplicársela a sí misma,le vendría bien.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

Quorum global, en busca de un diccionario de retos comunes

Con motivo de la celebración del encuentro de Quorum Global en Málaga en octubre, publicamos una serie de artículos. Hoy escribe Ruth de Frutos

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.