REVISTA MENSUAL

Robots asesinos: la realidad ya supera la ficción

La comunidad internacional pospone la decisión sobre la prohibición de estas armas autónomas letales a 2017.

21 diciembre 2016
18:20
Compartir
Robots asesinos: la realidad ya supera la ficción

Puedes leer el reportaje completo sobre robots asesinos en #LaMarea45

En 1942 el bioquímico y escritor ruso Isaac Asimov publicó sus tres leyes de la robótica. Primera: un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño. Segunda: un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley. Tercera: un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley. Asimov pensó que estas leyes serían su legado más duradero, pero se equivocó. Entre el 12 y el 16 del pasado diciembre, la comunidad internacional se reunió en Ginebra para debatir sobre el futuro de las armas autónomas letales, robots militares programados para seleccionar y eliminar objetivos humanos. Los llamados robots asesinos violan las leyes que Asimov concibió para sus obras de ciencia ficción: están diseñados para matar y no obedecen las órdenes de un ser humano.

La conferencia se produjo en ausencia de periodistasLa Marea fue el único medio acreditado– en el marco de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales, la misma que prohíbe las bombas de racimo, las armas láser y las minas antipersona. Se trató de un acto histórico: era la primera vez que los 123 países ratificantes de la Convención tenían que expresar su posición oficial acerca de estos robots, una tecnología dotada de inteligencia artificial –son capaces de aprender– que ya está cambiando el concepto de guerra pero que aún no está sujeta a ninguna regulación específica.

José Bautista

José Bautista

Última hora

Opinión

La importancia de la organización popular en las renuncias de Puzder y Flynn

El primero, acusado de robo de sueldos y acoso sexual generalizado en sus empresa, ha renunciado como secretario de Trabajo. El segundo, un conocido islamófobo que se ha referido al Islam como “un cáncer”, ha dimitido como consejero de Seguridad Nacional.

La precaución y el ‘youtuber’

"Cuando en el ámbito del entretenimiento, pensado a menudo para ocultar las tensiones subyacentes, estas se empiezan a manifestar de forma clara es que tenemos un problema con nuestros valores, pero sobre todo con el aparato ideológico que los genera", escribe el autor.

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

‘Por qué recuperar la ilusión’

Violeta Martín, socia de La Marea, explica sus razones para apoyar la candidatura Recuperar la Ilusión en la próxima asamblea ciudadana de Podemos

¿Hasta cuándo estos muros?

"Leo por Twitter historias de gente que se queda tirada al otro lado de una frontera, sus vidas rasgadas por una raya imaginaria y una violencia muy real", denuncia el autor.

TUS ARTÍCULOS

Podemos y el tercer mandato que Iglesias prefirió silenciar

"Si quiere 'parecerse a la gente' tendrá que exponer a su organización a las lógicas propias de un tejido social diverso, multiforme y acentrado. Un lenguaje reñido con la vocación centralista y 'representativa' de los partidos y de las instituciones", escribe Alberto Azcárate.

Enseñanza: maquillaje o pacto imposible

"El tan manido 'Pacto por la Educación', en todo caso y si se da, va a consistir en un simple maquillaje de la actual LOE-LOMCE", reflexiona Francisco Delgado, presidente de Europa Laica.

La renta básica frente a la esclavitud moderna

Isabel Franco, diputada de Podemos, argumenta por qué considera imprescindible implantar una renta básica en España.