Internacional

Hakim Almasmari: “El mundo ignora la guerra en Yemen gracias al dinero de Arabia Saudí”

El editor del diario Yemen Post denuncia la catástrofe que sacude al país desde hace un año y medio.
“Sólo hay cada vez más civiles que pagan con sus vidas el precio de la guerra. Lo que se necesita es una solución ya”.

29 septiembre 2016
13:28
Compartir
Hakim Almasmari: “El mundo ignora la guerra en Yemen gracias al dinero de Arabia Saudí”
Hakim Almasmari, editor del Yemen Post.

Hakim Almasmari vive en Sana’a, capital de Yemen, pero nació en Detroit (Michigan, EEUU). Pasó toda su vida allí hasta que en 2003 decidió establecerse en el país de la península arábiga, de donde procede su familia, con la intención de abrirse nuevas puertas. En 2007 fundó el diario Yemen Post, del cual es editor.

En marzo de 2015, una rebelión del grupo socio-político-religioso de los hutíes (chiíes) contra el presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi (suní) se convirtió en guerra civil. Hadi, que se encuentra exiliado en Arabia Saudí, pidió la intervención internacional en el conflicto. Arabia Saudí comenzó a bombardear las zonas controladas por los rebeldes tan sólo una semana después de que estos tomaran el gobierno. El reino árabe también impuso un bloqueo económico contra su vecino del sur.

Los ataques saudíes se realizan en coalición con las fuerzas aéreas de numerosos países de la Liga Árabe, así como con el apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, entre otros. EEUU y Reino Unido también apoyan el bloqueo contra Yemen. En la guerra, además, están implicados grupos terroristas como Al Qaeda, que controla zonas rurales del este del país, y Daesh.

Cuando se inició el conflicto, Hakim decidió quedarse para informar sobre él. Hoy sigue en Sana’a editando el periódico mientras la guerra devasta Yemen.

¿Cómo es la vida diaria de la población civil en Yemen?

Es muy trágica. Muy triste. Ya llevamos 18 meses de guerra y decenas de civiles mueren todos los días. Millones pasan hambre y cientos mueren por ello cada semana. Es una catástrofe, que ocurre ignorada por el mundo, gracias al dinero de Arabia Saudí.

¿Por qué no llega ayuda?

Está muy claro. Arabia Saudí ha impuesto un bloqueo económico sobre Yemen. Incluso el aeropuerto de Sana’a ha estado cerrado los últimos días. No se permite que nadie entre ni salga. Hay más de 9.000 personas atrapadas en aeropuertos internacionales, a los que se deniega entrada en Yemen. Todo ha sido detenido. Yemen tiene que vivir así. No hay otra opción.

Naciones Unidas ha pedido una misión internacional para informar sobre violaciones de derechos humanos. ¿Qué opina al respecto?

Estas peticiones no son nuevas. Hemos estado reclamando una misión durante los últimos 18 meses. Son sólo palabras, no hechos. La gente muere todos los días, mientras la ONU pide información. La gente no puede esperar más. Lo que necesitamos es que la ONU exija el fin de la guerra, en lugar de formar comités e investigaciones que suponen meses. ¿Cuántos civiles tienen que morir mientras se forman estos comités? El fin de la guerra no significaría la victoria de ninguno de los dos lados. Durante los últimos diez meses, ambos bandos han estado detenidos, nadie está ganando terreno. Sólo hay cada vez más civiles que pagan con sus vidas el precio de la guerra. Lo que se necesita es una solución ya.

Reino Unido ha apoyado la petición de una misión internacional de la ONU, pero al mismo tiempo forma parte de la coalición liderada por Arabia Saudí. ¿Cómo se explica?

De nuevo, son sólo palabras. A nadie le interesan esos comités. Llegan 18 meses tarde. Más de 10.000 civiles han muerto directa o indirectamente. ¿Por qué no se formaron estos comités al principio de la guerra? Es sólo un lavado de imagen y una estrategia para perder aún más tiempo, en lugar de detener el baño de sangre y la matanza de inocentes.

¿Quién comete estas atrocidades?

El 90% de los civiles muertos en Yemen murieron por ataques aéreos saudíes. En las últimas semanas, más de 150 civiles han fallecido en estos bombardeos. También hay violaciones de derechos humanos por los hutíes, pero no hay punto de comparación en los números. Más de 65 niños han muerto en los últimos siete días. Esto ocurre diariamente, llevamos así 18 meses… ¡y el mundo ahora se da cuenta de que hace falta un comité para informar sobre los derechos humanos!

Grupos como Human Rights Watch y Médicos Sin Fronteras han denunciado no sólo el ataque directo a civiles, sino también a estructuras tales como escuelas, mercados y hospitales. ¿Cómo afecta esto a la población?

Hay que decir que Médicos Sin Fronteras está realizando un trabajo fantástico, pero también han sido víctimas de estos ataques. No son sólo casas, no son sólo civiles muertos. Más de 180 centros sanitarios han sido bombardeados por las fuerzas aéreas saudíes, y por eso hay tantos muertos. No hay líneas rojas.La población teme por las vidas de sus hijos. El año escolar empieza esta semana, y a nadie se le olvida que 177 escuelas han sido atacadas. ¿Cómo van los padres a mandar a sus hijos a la escuela?

***Horas después de que se realizara esta entrevista, Médicos Sin Fronteras publicó los resultados de las investigaciones que ha conducido sobre los ataques a los hospitales de Abs (en agosto) y Taiz (en diciembre). Según la ONG, los centros sanitarios nunca perdieron su carácter neutral e imparcial, por lo que los ataques no estaban justificados en ningún caso. La organización denuncia que los ataques son un síntoma más de “una absoluta falta de respeto por la vida civil por parte de todos los bandos beligerantes”***

¿Cuál es la situación en cuanto a la escasez de agua?

La crisis no ha mejorado. Incluso ha empeorado. Muchas de las zonas que han sufrido más durante la guerra están vacías. Sus habitantes están desplazados en otras áreas, y no tienen acceso a agua potable. Miles de personas beben agua contaminada, y están enfermando por esto. Miles de niños en Yemen han muerto este último año de enfermedades prevenibles. Es muy preocupante que el mundo esté viendo todo esto e ignorándolo sólo porque Arabia Saudí es un país rico y Yemen, uno pobre.

¿Es optimista de cara al futuro? ¿Cree que puede haber un nuevo alto el fuego?

Es posible. Se espera que Naciones Unidas empiece una nueva ronda de negociaciones. Pero para entonces, cientos de civiles más habrán muerto, así que no puedo ser optimista. Es hora de detener la carnicería.

¿Qué intereses son los que alimentan esta guerra?

No hay grandes intereses extranjeros, excepto los saudíes. Su dinero es el que persuade a las potencias extranjeras. El mundo se mantiene neutral o apoya a Arabia Saudí por el poder económico que tiene. El país firma contratos de miles de millones de dólares continuamente con todas esas naciones. Ahí está el interés extranjero, y no en Yemen.

 

Santiago Sáez

Santiago Sáez

Última hora

Opinión

El Brexit es una operación comercial

La primera ministra Theresa May afirma que el Brexit sirve para que el Reino Unido se convierta en "una nación de comercio grande y global. Una de las defensoras más firmes del libre comercio en todo el mundo”

La suprema tontería radiactiva del Supremo

La producción de energía nuclear es peligrosa y genera residuos letales, pero el Tribunal Supremo ha decidido dar un balón de oxígeno a las empresas privadas que producen ese tipo de energía y ha franqueado el camino para el proyecto del PP de construir un cementerio radiactivo en Cuenca.

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

Renovarse o morir

El capitalismo no se ha refundado sino que se ha reforzado; y mientras que la izquierda está en un acelerado declive, resurge la extrema derecha.

La nueva prensa independiente

El autor recomienda varios medios como regalo alternativo estas navidades: "Aunque algunos ya están asentados, también hay periódicos a los que les falta aún un empujoncito para alcanzar la tan ansiada estabilidad económica".

TUS ARTÍCULOS

El estilo y la elegancia de España en el siglo XXI

"Raphael se mantiene en el candelero, El Corte Inglés sigue publicitándose por primavera esta vez por cuenta del Santander, los Borbones en el poder son ahora dos, Operación Triunfo sigue de gira y parece que al fin el 'atado y bien atado' cobra sentido", reflexiona Francisco Pérez Cabrera.

Todos los derechos, todas las mujeres (trans, cis, putas, feministas, bolleras…)

"¿Son las feministas, que han luchado durante siglos para que ninguna persona pueda decidir sobre los cuerpos de las mujeres y sus vidas, las que pueden decirle ahora a otras mujeres que no pueden hacer con el suyo lo que les plazca?", se pregunta Yskal, de Hetaira.

Burla a las víctimas del Yak-42 y de la guerra de España de 1936

"En un mismo día y en escenarios distintos encontramos una respuesta similar por parte del PP", reflexiona Víctor Rodríguez Corbacho.