Opinión

Un sencillo juego sobre el nacionalismo catalán y el Brexit

El autor ironiza sobre la ultraderecha nacionalista británica y el independentismo catalán.

21 junio 2016
10:02
Compartir
Un sencillo juego sobre el nacionalismo catalán y el Brexit
En el referéndum en Reino Unido del 23 de junio se impuso el Brexit.

“El Partido por la Independencia de Cataluña fue fundado en 1993 para hacer campaña en favor de la salida de Cataluña de España. No porque odiemos a España (o a los extranjeros o a nadie en absoluto), sino porque es antidemocrática, cara y autoritaria, y todavía nadie nos ha preguntado si queremos estar dentro”.

“Pero España únicamente es el mayor síntoma del auténtico problema: el robo de nuestra democracia por una poderosa y remota élite política que ha olvidado que si existe es para servir al pueblo”.

“Creemos en el derecho del pueblo de Cataluña a gobernarse a sí mismo, antes que ser gobernado por burócratas en Madrid”.

“Creemos en el mínimo gobierno necesario para defender las libertades individuales y para apoyar a aquellos en estado de necesidad real. Un gobierno que tome la menor cantidad posible de nuestro dinero y que no interfiera con nuestras vidas”.

“Creemos en la devolución de la democracia al pueblo, a través de referéndums nacionales y locales sobre asuntos clave, para que las leyes sean hechas por la voluntad popular y no por modas pasajeras o por la clase política”.

Los hechos:

“Salir de España nos dará mayor control sobre nuestras leyes y regulaciones

Salir de España dará a Cataluña más influencia global, no menos

Salir de España dará a Cataluña la libertad de llegar a sus propios acuerdos internacionales de comercio

Salir de España es una opción menos arriesgada que quedarse en ella

Salir de España nos volverá a dar control sobre nuestras fronteras

Salir de España significará más dinero en tu bolsillo”.

Los primeros cinco párrafos que acabas de leer, querido lector, son la traducción prácticamente literal de la información que sobre sí mismo ofrece en su página web el UKIP (partido ultraderechista que lucha por la salida del Reino Unido de la UE, el llamado Brexit). He sustituido las palabras ‘Reino Unido’ por ‘Cataluña’, ‘Europa y UE’ por ‘España’, y ‘Bruselas’ por ‘Madrid’.

El listado titulado ‘Los hechos’, figura en la página web de la campaña por el Brexit que lleva a cabo la organización Leave.eu, financiada por el hombre de negocios Arron Banks (antiguo miembro del partido conservador que en 2014 donó 1,3 millones de euros al UKIP). De nuevo he sustituido en ese listado las palabras ‘Unión Europea’ por ‘España’, y ‘Reino Unido’ por ‘Cataluña’.

Así es como piensa la ultraderecha nacionalista británica. Nada que ver con el nacionalismo catalán.

Claro.

Toño Fraguas

Toño Fraguas

Última hora

Opinión

La importancia de la organización popular en las renuncias de Puzder y Flynn

El primero, acusado de robo de sueldos y acoso sexual generalizado en sus empresa, ha renunciado como secretario de Trabajo. El segundo, un conocido islamófobo que se ha referido al Islam como “un cáncer”, ha dimitido como consejero de Seguridad Nacional.

La precaución y el ‘youtuber’

"Cuando en el ámbito del entretenimiento, pensado a menudo para ocultar las tensiones subyacentes, estas se empiezan a manifestar de forma clara es que tenemos un problema con nuestros valores, pero sobre todo con el aparato ideológico que los genera", escribe el autor.

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

‘Por qué recuperar la ilusión’

Violeta Martín, socia de La Marea, explica sus razones para apoyar la candidatura Recuperar la Ilusión en la próxima asamblea ciudadana de Podemos

¿Hasta cuándo estos muros?

"Leo por Twitter historias de gente que se queda tirada al otro lado de una frontera, sus vidas rasgadas por una raya imaginaria y una violencia muy real", denuncia el autor.

TUS ARTÍCULOS

Carta de despedida de UGT: una sindicalista sin sindicato

"La brecha que se ha ido creando entre lo que las ejecutivas dicen a lo que las ejecutivas hacen, hace ya tiempo que ha instaurado una disfunción demasiado grande como para poder seguir haciendo mi trabajo teniendo mis principios intactos", escribe Sonia Gatius.

Podemos y el tercer mandato que Iglesias prefirió silenciar

"Si quiere 'parecerse a la gente' tendrá que exponer a su organización a las lógicas propias de un tejido social diverso, multiforme y acentrado. Un lenguaje reñido con la vocación centralista y 'representativa' de los partidos y de las instituciones", escribe Alberto Azcárate.

Enseñanza: maquillaje o pacto imposible

"El tan manido 'Pacto por la Educación', en todo caso y si se da, va a consistir en un simple maquillaje de la actual LOE-LOMCE", reflexiona Francisco Delgado, presidente de Europa Laica.