Internacional

Muebles en el desierto

Abdulah Ahmed Arabia acaba de volver de los campamentos saharauis en Argelia.
Cuarenta años después de la Marcha Verde, la situación no ha cambiado de manera significativa, dice el representante del Frente Polisario en la Comunidad de Madrid.

23 febrero 2016
23:28
Compartir
Muebles en el desierto
Smara, Campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) // CARLES SENSO

Testigo directo publicado en el número de febrero de La Marea, que puedes adquirir en quioscos y en nuestra tienda virtual

Abdulah Ahmed Arabia acaba de volver de los campamentos saharauis en Argelia, a los que viaja “un mínimo cinco o seis veces al año” con el objetivo de canalizar toda la ayuda humanitaria para los saharauis. Cuarenta años después de la Marcha Verde, la situación de los campamentos no ha cambiado de manera significativa, dice el representante del Frente Polisario en la Comunidad de Madrid, pero sí la manera de ver el conflicto de muchos de sus habitantes.

“Llevamos desde el alto el fuego de 1991 esperando la aplicación de un plan de paz y el necesario proceso de descolonización. Es mucho tiempo. Las nuevas generaciones han crecido bajo la ocupación y no ven perspectivas de solución“, explica. Para Arabia, el fin del conflicto con Marruecos “sigue pasando por la vía pacífica”. Sin embargo, apunta: “Cada vez nos cuesta más convencer de ello a muchos jóvenes, que nos exigen romper con el status quo. Hoy en día, el pueblo saharaui está más cerca que nunca de un retorno al conflicto armado. Esperemos que nunca se llegue a esa situación”.

En este sentido, las palabras pronunciadas el pasado 16 de enero por la ministra sueca de Exteriores, la socialdemócrata Margot Wallström, fueron un jarro de agua fría para las aspiraciones del pueblo saharaui. “El Gobierno sueco ha decidido no reconocer el Sáhara Occidental”, zanjó Wallström. El giro del Ejecutivo sueco trataba de suavizar la situación de bloqueo, por parte de Marruecos, a la apertura de una tienda de muebles de Ikea en Casablanca y su expansión por el país.

En 2012 el parlamento del país escandinavo había reconocido al Sáhara Occidental como una república independiente, lo que provocó una importante tensión diplomática entre este país y el dirigido por el rey Mohamed VI.

Arabia considera que las declaraciones de Wallström responden a la “presión feroz” por parte de Marruecos. “Es una nueva demostración de la hipocresía de los gobiernos europeos, y de cómo los intereses económicos pueden llegar a imponerse a la justicia, los derechos humanos y las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui”, denuncia. Pese a ello, se muestra optimista. “Hace cinco años era impensable que un país escandinavo diera el paso de reconocer al Sáhara Occidental, antes incluso que Francia o España”, comenta. Todavía tiene esperanza de que a final se acabe imponiendo la postura del parlamento sueco sobre los intereses de Ikea.

*Abdulah Ahmed Arabia nació en El Aaiún hace 49 años, cuando esta ciudad era la capital de la colonia española del Sáhara Occidental. Es licenciado en Relaciones Políticas Internacionales.

Dani Cabezas

Dani Cabezas

Última hora

Opinión

El Brexit es una operación comercial

La primera ministra Theresa May afirma que el Brexit sirve para que el Reino Unido se convierta en "una nación de comercio grande y global. Una de las defensoras más firmes del libre comercio en todo el mundo”

La suprema tontería radiactiva del Supremo

La producción de energía nuclear es peligrosa y genera residuos letales, pero el Tribunal Supremo ha decidido dar un balón de oxígeno a las empresas privadas que producen ese tipo de energía y ha franqueado el camino para el proyecto del PP de construir un cementerio radiactivo en Cuenca.

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

Renovarse o morir

El capitalismo no se ha refundado sino que se ha reforzado; y mientras que la izquierda está en un acelerado declive, resurge la extrema derecha.

La nueva prensa independiente

El autor recomienda varios medios como regalo alternativo estas navidades: "Aunque algunos ya están asentados, también hay periódicos a los que les falta aún un empujoncito para alcanzar la tan ansiada estabilidad económica".

TUS ARTÍCULOS

El estilo y la elegancia de España en el siglo XXI

"Raphael se mantiene en el candelero, El Corte Inglés sigue publicitándose por primavera esta vez por cuenta del Santander, los Borbones en el poder son ahora dos, Operación Triunfo sigue de gira y parece que al fin el 'atado y bien atado' cobra sentido", reflexiona Francisco Pérez Cabrera.

Todos los derechos, todas las mujeres (trans, cis, putas, feministas, bolleras…)

"¿Son las feministas, que han luchado durante siglos para que ninguna persona pueda decidir sobre los cuerpos de las mujeres y sus vidas, las que pueden decirle ahora a otras mujeres que no pueden hacer con el suyo lo que les plazca?", se pregunta Yskal, de Hetaira.

Burla a las víctimas del Yak-42 y de la guerra de España de 1936

"En un mismo día y en escenarios distintos encontramos una respuesta similar por parte del PP", reflexiona Víctor Rodríguez Corbacho.