lamarea.com

Domingo 25 Junio 2017

Sociedad

Más de 2.000 migrantes han muerto este año en el Mediterráneo

Según la OIM, Italia y Grecia continúan siendo los países de destino de la mayoría de los migrantes que atraviesan el Mediterráneo

05 Agosto 2015
10:26
Compartir
Más de 2.000 migrantes han muerto este año en el Mediterráneo
Llegada de inmigrantes a la isla de Lampedusa.

MADRID // El Mediterráneo es la ruta más mortal para quienes intentan llegar a España desde el norte de África. En lo que va de año, más de 2.000 personas han muerto en estas circunstancias, según el balance de los primeros siete meses de 2015 presentado este martes por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La cifra ya supera a la del año pasado por estas fechas: de los 3.279 inmigrantes y solicitantes de asilo que murieron en 2014 en el Mediterráneo, 1.607 perdieron la vida entre los meses de enero y julio.

Según la OIM, Italia y Grecia continúan siendo los países de destino de la mayoría de los migrantes que atraviesan el Mediterráneo y los dos presentan un número similar de llegadas. No obstante, las tasas de mortalidad entre ambos son bien diferentes. Mientras que en Italia han muerto 1.930 personas, en Grecia han sido 60 las víctimas mortales.

La semana pasada, 19 personas, de un grupo de 456, murieron en el Canal de Sicilia que conecta Libia con Italia. Ante estos datos, el director de la OIM, William Lacy Swing, señala que es “inaceptable que, en el siglo XXI, personas que huyen de conflictos, persecuciones, miseria y degradación tengan que soportar experiencias tan terribles”.

Alba Mareca

Alba Mareca

Última hora

LM50 – Junio 2017

Los socios/as escriben

Mi historia de…

Marcelino García, socio usuario de MásPúblico, editora de 'La Marea', explica su historia de amor con el medio de comunicación del que es propietario y también con el cooperativismo.

Tus artículos

Todavía dura el silencio del dolor

"A mí me gustaría saber cuántas de esas personas que desfilarán por el orgullo han sacado los colores en sus puestos de trabajo a quienes suelen usar expresiones homófobas o reírse de nosotros", escribe Sonia Gatius