lamarea.com

Lunes 21 Agosto 2017

Sociedad

Sanidad y Educación: apuntalar lo que otros deciden

La limitación de las entidades locales en estos campos provoca que se centren en ofertar servicios complementarios

20 Mayo 2015
09:43
Compartir
Sanidad y Educación: apuntalar lo que otros deciden
Una manifestante en defensa de la Sanidad pública. FERNANDO SÁNCHEZ

Artículo publicado en el número de mayo de La Marea, disponible en quioscos y en nuestra tienda virtual

Las competencias en Sanidad y Educación están transferidas desde el Gobierno central a las comunidades autónomas, de ahí que los municipios puedan hacer poco en ese sentido. Aun así, sobre todo desde que se extendieron los recortes, son las corporaciones locales las que en muchas ocasiones deben asumir los costes derivados de esa atención sanitaria y educativa. Las respectivas concejalías sí pueden implantar sistemas para satisfacer las necesidades en esos ámbitos, bien sea extendiendo la universalidad de la sanidad a colectivos concretos, construyendo y subvencionando guarderías o estudios no reglados como las universidades populares o promoviendo programas de salud.

Guarderías

Voluntad política para lograr una educación de 0 a 3 años
Las escuelas municipales, donde se da la enseñanza a menores de tres años, son competencia del gobierno local. En Polinyà del Xúquer (Valencia) han apostado por la educación. Pidieron una subvención para renovar sus antiguas escuelas municipales y ampliar las instalaciones. Ahora hay 140 niños estudiando en la escuela infantil pública para una población total de 2.500 habitantes.

Infraestructuras

Cesión del terreno y educación no reglada
Los consistorios son los que, en última instancia, ceden el terreno para que se construyan los colegios e institutos. La decisión es conjunta. Por un lado, el ayuntamiento cede el terreno y, por otro, el gobierno autonómico es el que decide dónde hay necesidad de una infraestructura educativa y se encarga de su construcción y dotación de personal. Los ayuntamientos sí tienen potestad para impulsar enseñanzas no regladas, como las llamadas como universidades populares. En Ourense, con 110.000 habitantes, hay uno de esos ejemplos de buenas prácticas en formación. Este curso se ofertaron 119 actividades distintas en cinco bloques (idiomas, informática, salud, cultura y empleo) en las que participaron más de 2.500 alumnos.

Transporte de alumnos

Un autobús municipal ante los recortes de la consejería
Los jóvenes de Villalbilla (Madrid) tienen el instituto público que da educación en bilingüe más cercano a 10 kilómetros de su localidad, en Alcalá de Henares. Un cambio en los horarios del transporte impide que los alumnos lleguen a tiempo a clase. La solución que se ha encontrado desde el Ayuntamiento ha sido la de asumir el coste del autobús para los meses escolares, una medida de la que se beneficiarán más de 130 jóvenes empadronados en la localidad. Otros municipios también aprueban partidas presupuestarias para facilitar que sus vecinos acudan a los centros educativos. Los recortes desde las consejerías de educación han hecho que, en muchas ocasiones, los servicios discrecionales deban asumirlo los propios consistorios.

Polideportivos

El deporte como vía para mejorar la salud de los vecinos
Aunque las competencias sanitarias dependan del gobierno autonómico, hay decisiones municipales que afectan directamente a la salud pública de los vecinos. Utebo (Zaragoza) tiene el programa Catálogo de Espacios Deportivos, un proyecto que nació en 2013 con el objetivo de recoger y potenciar los espacios municipales al aire libre que permiten la actividad física. Se están haciendo obras de mejora en los equipamientos para que aumente el número de vecinos que hacen actividad física, una iniciativa que influye directamente en la salud de la población.

Centros médics de salud

Llenar las grietas de la sanidad pública tras los recortes
El Real Decreto 16/2012 dejó sin atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles. Sólo podrían acudir de forma gratuita al médico a través del servicio de urgencias o en el caso de menores y embarazadas. Pese a que los ayuntamientos no tienen la gestión de los centros de salud, en algunos casos, como en Madrid, a través de las antiguas beneficiencias se les da atención, asesoramiento, prevención y se les practican pruebas diagnósticas. Se trata de los Centros Médicos de Salud (CMS), dependientes de la Concejalía de Sanidad y que, gracias a la labor de sus trabajadores, se ha convertido en una vía de entrada a la atención sanitaria a aquellas personas que la normativa estatal dejó sin asistencia. Madrid tiene 17 CMS. Allí se da la píldora del día después, hay atención en planificación familiar, se programan charlas en colegios, se reparten preservativos… Pero también se da atención, por ejemplo, a ciudadanos con riesgo de padecer diabetes. Para las pruebas del VIH no se pide ninguna documentación, sólo una pequeña identificación para comprobar que la persona que va a por los resultados es la misma que a la que se le realizó la prueba. En el caso de la detección precoz del cáncer de mama, en los CMS se practican cerca de 20.000 mamografías cada año, pruebas que se complementan con biopsias, ecografías o ampliaciones.

Transporte para enfermos

Vilafranca del Penedés sufraga el traslado de los pacientes
El desplazamiento para los pacientes que deben seguir un tratamiento largo o crónico no está contemplado en el Sistema Nacional de Salud, así que cada enfermo debe procurarse la forma de acudir al centro de salud u hospital. El Ayuntamiento de Vilafranca del Penedés (Barcelona) ha firmado un convenio con la Asociación contra el Cáncer (Ampert) por el que la subvenciona con 2.450 euros para sus actividades, entre las que se incluye el transporte de personas que necesitan tratamiento de radioterapia en el centro de L’Hospitalet de Llobregat. El municipio de Montalbán de Córdoba (Córdoba) está a 16 kilómetros de su centro de especialidades de referencia en Montilla, a 23 minutos en coche. Si se quiere ir en transporte urbano, la única solución hasta hace dos años era viajar hasta la capital de provincia, a 45 kilómetros, y luego seguir otros 50 hasta Montilla. En total 190 kilómetros. Para facilitar el viaje de las vecinas que debían hacerse mamografías, el ayuntamiento les pagaba el taxi. La presión ciudadana logró que a finales de 2013 una línea de autobús uniese el municipio con su hospital.

Faldón Elecciones Municipales 24-M

Toni Martínez

Toni Martínez

Última hora

LM51 – Julio/Agosto 2017

Los socios/as escriben

Las Olimpiadas Obreras

La Internacional Deportiva Obrera Socialista, organización de la Internacional Socialista, fue la encargada de organizar las Olimpiadas Obreras en el período de entreguerras, recuerda Luis Miguel García, socio cooperativista de 'La Marea'

Tus artículos

¿De quién es la Universidad?

"Estoy orgullosa de mi pasado y de mi presente, mucho. Pero yo soñaba con ser médico y creo que mi madre también lo soñaba", escribe Noelia Ordieres