Un (claro) ganador y muchos perdedores

Pedro Sánchez comparece junto a su equipo tras conocer los resultados del 26-M. ÁLVARO MINGUITO

El PSOE, liderado por Pedro Sánchez, ha ganado todas las elecciones este 26-M. El PP arrebatará a Carmena la alcaldía de Madrid, y ERC ha ganado por la mínima a Ada Colau. Podemos se desploma, Ciudadanos no logra el 'sorpasso' y Vox decidirá gobiernos.

El 26-M ha vuelto a tener un ganador claro, el PSOE, y, aunque en distintos grados, muchos perdedores. El PSOE, liderado por Pedro Sánchez, ha ganado todas las elecciones convocadas este domingo: las europeas, las municipales y las autonómicas. El PP, que se ha quedado a 12 puntos de los socialistas en las europeas y ha perdido en feudos históricos como en Castilla y León, ha aguantado sin embargo el sorpasso que temía por parte de Ciudadanos y le arrebatará la alcaldía a Manuela Carmena, también perdedora de este súperdomingo junto a Ada Colau y Unidas Podemos. Ciudadanos tampoco ha logrado su objetivo y su papel fundamental será ahora hacer de llave en los futuros gobiernos. Y Vox, aunque con muchísima menor intensidad que la esperada en el partido, se ha colado en numerosas instituciones de toda España y en Europa: con más de un millón de votos, tendrá tres escaños en el Parlamento Europeo. Estas son algunas claves.

Carmena y Colau, ni contigo ni sin ti. Algo así ha ocurrido entre estas dos candidaturas y Podemos. La primera, que esta vez se ha presentado sin el apoyo de Pablo Iglesias –y con el apoyo de Íñigo Errejón–, ya ha anunciado que dimitirá; la segunda –con el apoyo de Iglesias– ha destacado la importancia que tiene mantenerse cuando un partido como Barcelona en Comú ya no es novedad. Es decir, argumentos que se suelen dar cuando se pierde. Ni Manuela Carmena en Madrid ni Ada Colau en Barcelona, los dos principales baluartes de las denominadas ‘alcaldías del cambio’, han logrado su objetivo. En Madrid probablemente gobernará el PP con el apoyo de Ciudadanos y Vox, en un pacto similar al andaluz. «Tal y como prometimos en Andalucía, dijimos que sacaríamos a la izquierda sectaria del Ayuntamiento de Madrid y lo hemos conseguido”, ha dicho el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, nada más conocerse los resultados. El partido de ultraderecha ha logrado cuatro concejales. En Barcelona lo hará, también con toda probabilidad, Esquerra, que ha ganado por la mínima a Colau.

Pepu no convence, Gabilondo sí, pero no gobernará. Pese al ‘supuesto’ tirón de Pepu Hernández, el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid no ha conseguido un buen resultado. Incluso ha perdido un concejal con respecto a 2015. Sin embargo, el candidato socialista a la comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, que ha ganado claramente las elecciones autonómicas, no podrá gobernar. Como en el ayuntamiento, el PP en la Comunidad de Madrid, que se ha desplomado con 18 escaños menos –de los 48 que logró Cristina Cifuentes las pasadas autonómicas ha bajado a 30 con Isabel Díaz Ayuso–, continuará en el gobierno con el apoyo de Ciudadanos y Vox. «Nos hemos quedado a un escaño de un gobierno justo y decente, no ha sido suficiente. Nosotros hemos hecho nuestra parte», ha dicho el candidato de Más Madrid, Íñigo Errejón, que ha obtenido 20 diputados, 13 más que la candidatura de Isabel Serra por Unidas Podemos. Como en Andalucía, la ultraderecha se sentará en la Asamblea de Madrid con 12 escaños.

Que si el mundo es un desastre, Cádiz resiste. Y como la letra de la Gaditannísima de Juan Carlos Aragón, el Kichi también resiste. José María González en Cádiz, junto a Joan Ribó en Valencia, son los únicos ‘alcaldes del cambio’ que revalidarán su mandato y, además, con más apoyos que en 2015. Del sector anticapitalista, como la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ambos enfrentados a Pablo Iglesias, González ha logrado 13 concejales, cinco más que en las pasadas municipales y se queda a solo uno de la mayoría absoluta. El PP, que durante 20 años gobernó con Teófila Martínez, baja de diez ediles a seis. El PSOE se mantiene en cinco concejales. Compromís, por su parte, ha obtenido 10 concejales en Valencia, uno más que en las pasadas municipales.

¿Qué hace el PSOE en un lugar como este? Feudo histórico del PP, Castilla y León ha pasado este domingo a teñirse de rojo. El PSOE ha obtenido 35 escaños, diez más que en las pasadas autonómicas y cuatro más que el PP, que de los 42 escaños obtenidos en 2015, ha bajado a 31. La duda está en si finalmente gobernarán los socialistas o no. Aquí la llave la tiene Ciudadanos, con 12 diputados, siete más. «Hay que acabar con los cordones sanitarios al PSOE», ha avisado Pedro Sánchez en su comparecencia. Castilla y León también es un territorio en el que se puede ver claramente el fracaso de Podemos, que ha pasado de diez diputados a solo uno.   

Me quedo con Pedro. Y al final, dos de los barones socialistas que apoyaron a Susana Díaz en las primarias contra Pedro Sánchez, han obtenido mayoría absoluta en sus respectivas comunidades autónomas: Guillermo Fernández Vara en Extremadura y García Page en Castilla-La Mancha. Puede también, dependiendo de los futuros pactos, que Lambán, otro de los barones que se desgañitó por la ahora expresidenta de la Junta de Andalucía, siga gobernando Aragón. Aunque puede que a pesar de haber ganado se quede en la oposición, como le ha ocurrido a Díaz, en cuya figura estarán puestas todas las miradas, ya con las elecciones ganadas, desde Ferraz.

Municipales tras el pacto a la andaluza. Los primeros sondeos hicieron temer la pérdida de una de las capitales clave del PP en Andalucía. A medida que avanzó el escrutinio, Paco de la Torre, alcalde de Málaga desde 2000, y que llegó a apoyar la mayor exhumación de una fosa común en España, respiró con tranquilidad. Aunque ha perdido un concejal, podrá seguir gobernando con el apoyo de Ciudadanos. Y es el único ayuntamiento de las capitales andaluzas junto al de Cádiz en los que no entra Vox. En Sevilla seguirá gobernando el socialista Juan Espadas, que ha obtenido dos concejales más. De la mayoría absoluta de Juan Ignacio Zoido, ministro con Rajoy y ahora eurodiputado con Pablo Casado, el PP ha bajado a 8 concejales.

aportacion la marea

Olivia Carballar

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

4 respuestas a “Un (claro) ganador y muchos perdedores”

  1. Espero que Sánchez escuche a sus bases y no se ponga a hacer chanchullos con ciudadanos u otros fastizoides natos, también espero que no se deje embaucar por Macron el «con» francés que esta poniendo a su país de rodillas y todos los sábados manda a sus antidisturbios a romper la vida a su pueblo con armas que deja estropiados a cientos de personas: sin ojos, manos , cara en pedazos , mandíbulas rotas etc . etc.Viva la república de la castaña, je ,je

  2. Uno de los errores más graves y comunes entre varias organizaciones y partidos que dicen querer acabar con este régimen, es el de no conocerlo bien, infravalorar al enemigo y por tanto caer en la ingenuidad que hace imposible derribarlo.
    …los fascistas que tienen el mando no tienen un pelo de tontos, de lo contrario no llevarían desde el 39 ostentando el poder. Quienes dirigen el Estado, que no es un gobierno u otro, sino la oligarquía protegida por sus pilares fundamentales como el ejército-cuerpos represivos, son sumamente inteligentes.
    …lo demostraron cuando por el contexto europeo y por las numerosas luchas obreras y contra la represión que sacudían todo el Estado en los últimos años de vida de Franco y los siguientes, se vieron obligados a ceder unas cuantas migajas y a reformarse superficialmente para que en el fondo todo siguiera igual y pudieran engañar-dominar mejor.
    … los fascistas más avispados como Fraga y la oligarquía a la que servía, tenían claro que para seguir en el poder e impunes, evitando males mayores, tenían que encubrir el fascismo y por ejemplo, legalizar a aquella «izquierda» que no les pusiera en serios apuros para lograr un espejismo de pluralidad y que esta asegurara que no pagaran por tantos crímenes además de seguir con las fortunas que habían amasado e incluso aumentarlas. Además así, se vendían como demócratas ante el pueblo al lado de los fascistas que no querían adaptar el fascismo a los «nuevos» tiempos.
    …en los últimos años, el régimen ha sabido salir bastante airoso de las crisis que se han agudizado, como por ejemplo la que llevó desde el 2011 al 2014, a un ciclo de protestas masivas y en algunos casos bastante combativas. Los partidos del régimen estaban muy tocados y la participación en la farsa electoral que los legitima, caía en picado. En las constantes manifestaciones y escraches se gritaba: “PSOE, PP, la misma mierda es”, “Lo llaman democracia y no lo es” o “No nos representan”. Nerviosos por ello, generalizan la represión y sus medios dan un enorme altavoz a Podemos para alejar la rabia de las calles
    …otra reciente muestra de su inteligencia frente a la enorme ingenuidad del independentismo, ha sido cómo han sabido vencer por goleada, al menos por ahora, al serio problema que tenían en Catalunya. Lo que “empezó” con la victoria del referéndum que no pudieron frenar ni con tanta brutalidad perdiendo el control de Catalunya en un importante e histórico acto de desobediencia civil masiva, ha terminado con la situación muy controlada por parte del Estado con la rendición de los líderes del procés y el sometimiento del pueblo. Que no se podía lograr la independencia frente a un Estado así con una mayoría que decía que la policía no sería capaz de cargar en el referéndum, era previsible. El desconocimiento del enemigo era total.
    …también les ha salido realmente bien la maniobra de VOX, a la que como a Podemos han dado bombo para levantar la participación electoral y blanquear al PSOE y por tanto, al régimen. Del 2011 a esta parte, aún con un gran empeoramiento de las condiciones de vida, han logrado que no se les vaya de las manos la situación sino todo lo contrario. Pero tras aupar a Podemos, C’s y VOX, se les acaban los cartuchos. Lo próximo será probablemente y cuando se agudice la crisis, ventilarse a la monarquía como ya dejan ver algunos sectores del régimen que se oponen a esta, para volver a maquillarse con la ayuda de la «izquierda» que nos venderá que ha sido una gran conquista aunque padezcamos un Estado igual en forma de república.
    … urge dejar de infravalorar al opresor y tener claro a quienes nos enfrentamos:
    a un Estado con una enorme inteligencia y experiencia a la hora de arrasar movimientos revolucionarios. Olvidar eso como creer que tenemos libertades de las que carecemos (como sucedió en Catalunya o en tantas organizaciones reformistas-revisionistas) lleva a la situación actual, en la que ante la gravedad de todo lo que imponen, la lucha está prácticamente desactivada, con pocas protestas que no escapan a su control. Lleva a la nefasta ilusión de creer que desde la legalidad que han diseñado para tenerlo todo “atado y bien atado”, es posible conquistar cambios profundos. En vez de ridiculizar al enemigo, necesitamos aprender de este, porque si tuviéramos su inteligencia y las cosas claras como ellos, otro gallo cantaría.

  3. Todos ellos firmaron en 1.977 la ley de Amnistía. ésa es la clave de ayer mismo y de toda la etapa subsiguiente hasta hoy. Que yo sepa, ni tan siquiera plantearon los recién llegados un proyecto de ley para derogarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner