93.000 muertes en España a causa de la contaminación atmosférica en una década

Son datos del Instituto Nacional de Estadística y el Ministerio de Medio Ambiente. La OMS estima que cerca de 7 millones de los fallecimientos que se producen en todo el mundo tienen como denominador común la contaminación del aire.

Un 3% de las muertes que se producen cada año en nuestro país están causadas por factores asociados a la contaminación atmosférica, que provoca cada año alrededor de 10.000 muertes prematuras. Son datos del Instituto Nacional de Estadística y el Ministerio de Medio Ambiente aportados en una jornada informativa organizada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de 7 millones de las muertes que se produjeron en todo el mundo en 2012 tenían como denominador común la contaminación del aire, causante de uno de cada ocho fallecimientos. Este hecho se agrava en los países de bajos y medios ingresos, y casi dos de cada tres muertes se producen en regiones de Asia suroriental y del Pacífico occidental. Asimismo, un 92% de la ciudadanía vive en áreas con niveles de contaminación superiores a los límites recomendados por la OMS.

En España, se calcula que un 35% de la población respira aire contaminado, problemática que se da tanto dentro como fuera del hogar, apuntan desde SEPAR. La gravedad de estas cifras choca con los continuos incumplimientos de la normativa europea referente a la contaminación ambiental, según ha denunciado el doctor Julio Díaz, jefe del Departamento de Epidemiología y Bioestadística del Instituto de Salud Carlos III, quien ve necesario “persistir” para “mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades”. En referencia a esto último, ha expuesto el caso de Madrid central, y ha asegurado que “cualitativamente es muy importante” aunque “cuantitativamente es muy pequeña” su aplicación.

Precisamente, Madrid, que solo en 2017 registró más de 20 episodios de alta contaminación, se convirtió en 2016 en la primera ciudad española en restringir el tráfico por la contaminación. Medida que ha vuelto a adoptar este mismo martes el Ayuntamiento de Madrid, que ha activado el primer escenario del protocolo anticontaminación por el que limita la velocidad máxima en toda la M-30 a 70 kilómetros por hora y en los accesos a la capital.

A pesar de los malos indicadores, Madrid, junto a Pontevedra, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Barcelona y Huesca, son las ciudades que más han mejorado los niveles de contaminación en los últimos años.

Observatorio DKV de Salud y Medio Ambiente 

Entre los contaminantes más peligrosos para la salud se encuentra el dióxido de nitrógeno, responsable de 6.085 muertes evitables cada año en nuestro país, además de los 2.683 fallecimientos prematuros con motivo de la contaminación procedente de partículas en el aire, como por ejemplo los desprendidos de los tubos de escape. La neumóloga Isabel Urrutia Landa recordó que la contaminación es responsable del “desarrollo o empeoramiento de enfermedades respiratorias como el cáncer de pulmón, las neumonías o el asma”.

En cuanto al impacto económico, Urrutia ha apuntado a que las muertes y enfermedades relacionadas con la contaminación ambiental suponen alrededor del 0,5% del PIB en países más desarrollados, el equivalente al 1,7% del gasto total en sanidad, mientras que globalmente los costes ascienden a 4,6 mil millones de dólares anuales, un 6,2% de la producción económica mundial.

Medidas

Cada año mueren en España alrededor de 1.200 personas por accidentes de tráfico y 50.000 por tabaquismo. En este sentido, “nos están educando muy bien”, ha señalado Díaz Jiménez, que se queja de la escasa concienciación en materia ambiental de la clase política y de la sociedad.

Para intentar revertir la situación, la doctora Urrutia considera fundamental que los profesionales sanitarios sean partícipes en la formulación de políticas de salud pública y medio ambiente a nivel local, con el objetivo de que aquellas medidas que se apliquen se hagan acorde al máximo bienestar de las personas. Otra de las propuestas pasa por “predicar con el ejemplo” y reducir las emisiones de carbono en hospitales y dispensarios a través de la inversión en tecnologías renovables. Asimismo, la doctora aboga por una campaña de información sobre las amenazas relacionadas con el clima.

Eduardo Robaina

Periodista que saca fotos. De Canarias.

Comentarios

3 respuestas a “93.000 muertes en España a causa de la contaminación atmosférica en una década”

  1. Bendita criatura Greta Thunberg, ¡cuanto te debemos ya la humanidad en tu recién iniciada lucha y sólo acabas de empezar. Lucha imparable; nunca podremos pagar tu gesto redentor.
    Bendita Greta, sencilla, natural, sabia, decidida, valerosa, “Mesías” de esta nueva Era.
    “Nuestra biosfera está siendo sacrificada para que los ricos de países como el mío puedan vivir lujosamente; pero el sufrimiento de muchos está pagando los lujos de unos pocos”.
    “Los adultos dicen que hay que dar esperanza a los jóvenes. No quiero su esperanza, quiero que empiecen a entrar en pánico”.

  2. Un tratado comercial de la UE con Trump socavaría los compromisos internacionales sobre el clima.
    Declaración de la sociedad civil europea sobre las negociaciones comerciales entre la UE y los EE UU.
    Hace tres años, se produjeron protestas masivas en toda Europa contra el acuerdo comercial entre la UE y los Estados Unidos (TTIP). El cual finalmente se detuvo gracias a estas movilizaciones. Con el fin de evitar que Trump triunfe en la propuesta de aumentar los aranceles sobre las importaciones de automóviles fabricados en la UE, los gobiernos de la UE están planeando acordar las condiciones para iniciar la negociación de un nuevo acuerdo comercial transatlántico.

    La UE y diferentes responsables políticos nacionales han declarado en el pasado que la UE sólo negociará acuerdos comerciales con los países firmantes del Acuerdo de París. Trump ha sacado a los EE UU de este acuerdo contra el cambio climático.

    Miles de personas -especialmente jóvenes en edad escolar- marchan actualmente por las calles exigiendo a los responsables políticos que tomen medidas inmediatas sobre el cambio climático.

    Los responsables europeos tienen que escuchar a la ciudadanía, a la que se debe, y demostrar al mundo que la UE se toma en serio el Acuerdo de París. No debería haber negociaciones con países que no muestran ambición ni acción alguna en relación con el cambio climático y la protección del medio ambiente.

    Los compromisos mundiales para detener el cambio climático deben anteponerse a los intereses de los grupos empresariales de la UE como por ejemplo el sector automovilístico. Las normas conseguidas a partir de las luchas y movilizaciones, y que protegen a las personas y a la naturaleza, deben tener primacía sobre los acuerdos comerciales.

    Como mínimo, los gobiernos de la UE tienen que cumplir su palabra, respetar el Acuerdo de París y no aprobar los mandatos de la Comisión Europea para nuevas negociaciones comerciales con los Estados Unidos.

    Pero la crisis global es mucho más grave y los gobiernos tienen que ir más allá.

    Como grupos de la sociedad civil, pedimos a la Comisión Europea, a los gobiernos nacionales y a los parlamentarios de la UE que utilicen todas las herramientas políticas y financieras a su disposición para poner fin a la era de los combustibles fósiles, de una forma rápida y justa. Debemos evitar el caos, las sequías y las inundaciones crecientes por el calentamiento global de 1,5 grados o más, y lograr una Europa más segura, justa y sostenible.
    Firmantes
    https://www.ecologistasenaccion.org/?p=115410

  3. Lo más lamentable es que a mucha gente la han convencido de que son ciclos y que siempre los ha habido. Lo más lamentable es que si podemos seguimos con aires acondicionados y calefacciones a toda marcha, que no nos estamos de muchísimas cosas prescindibles y si podemos tenemos un coche para cada miembro de la familia y más de un electrodoméstico innecesario.
    La lluvia y el frío ambos más necesarios que nunca cada vez son más aborrecidos por la inconsciencia colectiva, la agricultura sigue utilizando glifosatos y otros venenos para matar la hierba para ellos improductiva haciendo desaparecer la fauna del entorno, a veces se encuentra uno con algún incauto pájaro muerto. Estos venenos acabamos ingiriéndolos por el agua o por los propios alimentos.
    Ni se plantan bosques ni se limpian los que hay para que no los acaben de exterminar los incendios.
    Se recorta en agentes y cuidados forestales, además de en otros derechos primordiales del pueblo para aumentar el presupuesto a la organización global terrorista OTAN y a la iglesia, organización impostora multinacional capitalista que dice representar al revolucionario que nació en un pesebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner