lamarea.com

miércoles 21 noviembre 2018

La tercera edición del juego El Tesorero o cómo imitar a quienes se repartieron todo un país

Guantini Manopolof, uno de los creadores de mesa de el juego ‘El Tesorero’ explica las novedades que trae esta tercera edición, que acaba de llegar a las tiendas.

20 agosto 2018
13:34
Compartir
La tercera edición del juego El Tesorero o cómo imitar a quienes se repartieron todo un país

Guantini Manoplof estaba leyendo el libro Españopoly, de Eva Belmonte, cuando tuvo una idea: la idea de España como un juego de Monopoly donde cuatro poderosos se reparten el país. Este profesor de diseño y marketing (que guarda su verdadero nombre para que sus alumnos no sepan que ha sido él quien ha creado el juego del que tanto hablan) decidió entonces llamar al diseñador Miguel Artrastos y pedirle lo que sería la semilla que daría origen al juego: una carta de Luis Bárcenas. “Cuando la vi, tuve claro que quería montar el juego”, asegura. Un crowdfunding y dos ediciones después, El Tesorero llega a las tiendas este verano con algunos cambios.

Antes de hablar de esta nueva edición, nos gustaría que hiciese una valoración de lo que ha significado el juego hasta ahora.

La experiencia ha sido fantástica porque en mi trabajo me dedico a la parte empresarial y esto ha sido como una modernización, como poner en práctica lo que yo mismo explico en clase. Cuando tuvimos la idea inicial pensamos que quizá a la gente no le iba a gustar, que iba a pensar que estábamos bromeando con algo que en realidad es muy serio. Pero no es así. No nos lo tomamos a broma, le ponemos ironía, que no es lo mismo. 

Pero todo lo contrario, a la gente le ha encantado la idea en general. Podemos decir que hay dos perfiles: uno mayoritario al que le hace bastante gracia y le gusta, independientemente de que lo compre, y luego hay un perfil al que al mismo tiempo le hace gracia pero no. [Risas]. Cuando se dan cuenta de que un porcentaje altísimo de los personajes son del PP, ya se ríen menos. Ahí hemos descubierto un perfil de gente a la que no le gusta demasiado que se metan con lo que ellos han votado.

Ahora sí, ¿qué novedades trae esta edición?

Tuvimos que hacer los cambios muy rápido porque el ritmo de la actualidad política en este país nos supera. Por ejemplo, cuando estábamos trabajando en esta nueva edición saltó el caso del máster de [Cristina] Cifuentes, entonces vimos que teníamos que meterla en el juego. Pero claro, para introducir una nueva carta hay que sacar otra. En la otra edición estaba Rita Barberá, así que como la mujer murió la hemos sacado y la hemos colocado como un detalle en otra carta. Y ahí ha entrado Cifuentes.

Las grandes novedades han sido en otras cartas. En el juego hay estaciones de ABE [sic] que sirven para revalorizar las propiedades, y hemos recogido en ellas una serie de cosas que estaban pasando: hay un homenaje a Fariña, hay un ABE a Extremadura que es una locomotora a vapor, sale el muro de Murcia y hemos creado un ABE a Europa en el que sale [Carles] Puigdemont huyendo.

En los comodines también hemos metido caras nuevas: está Ignacio González, [Francisco] Granados… Pero es imposible seguir la actualidad. Menos mal que a última hora decidimos meter en el fondo a Pablo Casado. Pero como digo, es muy difícil seguir el ritmo.

Después de mandar el juego a imprenta, ¿os habéis arrepentido de no meter a alguien?

Sí. Nos hubiese gustado meter una carta completa de Pablo Casado porque ahora es el presidente del PP, pero por otro lado también es interesante que no sea muy importante porque es un tipo que tiene el ego muy subido y así, si ve el juego, no le viene mal verse en un segundo plano. [Risas]

¿Puede explicar cómo funciona el juego para quienes no lo conozcan?

El Tesorero sigue las reglas clásicas de juegos de propiedades como el Monopoly. El juego es de humor pero tiene un trasfondo serio, y es que puedes sentarte a repartirte el país como se lo han repartido los protagonistas de las cartas. De hecho, tenemos un lema que es Juega con ellos como ellos han jugado contigo. 

El juego consiste en acumular propiedades y cobrar por ellas. Esa es la dinámica del juego. Las propiedades, en lugar de ser calles, son los casos de corrupción que se han destapado en España u otros símbolos del despilfarro: hay circuitos de Fórmula 1, campos de golf, Juegos Olímpicos, está el Hotel El Algarrobico… Y con esas propiedades, cuando recibes una carta de El Tesorero, que es [Luis] Bárcenas, puedes cobrar a los otros jugadores. La diferencia es que aquí no se usa dinero sino que todos los pagos se hacen en sobres.

Además, hay cartas de acción para darle vidilla al juego: hay una Tarjeta black para conseguir cartas gratis, está la carta Preferentes para quitarle dinero a otro jugador, la carta Privatización en la que todos tienen que pagarte, la del Pacto electoral para cambiar cartas con otro jugador… 

Además, parece que puedes especular con las propiedades como si fueses un fondo buitre, ¿no?

Claro. La idea del juego es conseguir tres propiedades del mismo grupo antes que nadie. De hecho, como novedad hemos metido también un grupo en el que se encuentra la Educación y la Sanidad, haciendo ver que eso también es una propiedad más para este tipo de gente que sale en las cartas. 

En el juego no solo aparecen políticos. También hay periodistas, entre otros. ¿No les da miedo que usando las caras de ciertos personajes les pase como a Fariña y os censuren el juego?

Lo hemos pensado desde el primer día. Creemos que el juego todavía no se ha hecho tan popular como para que nadie se enfade, pero si consigue éxito, a lo mejor pasa. Sin embargo, pensamos que nos ampara el derecho de parodia, aunque bueno, no es el derecho más valorado en España. Lo que tienen que pensar estas personas es que si están en el juego deben plantearse el porqué. Yo no conozco a nadie que haya visto el juego y no haya entendido por qué están ahí cada una de esas caras. 

Si nos censuran el juego, tendría su parte regulera, pero tiene su parte buena y es que ha molestado a alguien a quien hay que molestar. Es un miedo relativo. Lo único que esperamos es que si nos tienen tres días incomunicados como a los titiriteros, que al menos nos dejen un juego para pasar el rato. [Risas]

De las novedades, ¿con cuál se queda?

A mí me gusta mucho la de Cifuentes. En primer lugar porque yo a ella le tengo un “cariño” especial. Yo fui de los que tuvo que correr en las manifestaciones cuando mandaba a la policía. Y eso, encima, no le pasó factura sino que la auparon a presidenta. Por eso mi “cariño” especial. Y luego, que la carta es un resumen perfecto de lo que ha sido Cifuentes: sale ella sujetando un papel que sabe que es falso, pero con cara de dignidad, que parece que hasta ella misma se lo estaba creyendo. Además, en el papel se puede leer Master in cement facial care. Eso explica quién es Cristina Cifuentes.

La carta de ABE a Europa con Puigdemont encima también me parece muy buena, sobre todo porque creo que te puedes reír con ella seas un independentista catalán o seas un votante de Ciudadanos.

¿Cuál es su personaje favorito del juego y la carta que más usa cuando juega?

Mi carta favorita del juego es de Bárcenas, sin duda, pero por un tema personal ya que cuando vi esa carta por primera vez es cuando dije que el juego salía adelante y que además se llamaría El Tesorero. Luego, jugando, hay una carta muy buena que es Gana partidas que es donde sale el pequeño Nicolás. Sirve para quitarle a alguien un grupo completo haciéndote pasar por él. Es la carta habitual para ganar partidas y solo hay una en la baraja. Está muy graciosa porque sale el pequeño Nicolás quitándose su propia careta y debajo la cara es la misma. También es buen resumen de algo que es real pero que parece irreal. ¿Cómo pudo este chaval hacer pasar por agente del CNI si no había acabado ni la ESO? Parece de broma…

¿Cree que habrá una tercera edición?

Yo espero que sí. Hemos salido a tiendas ahora en verano, que no es una época muy buena para vender, pero tenemos por delante todo el otoño y la Navidad y yo confío en que el juego se venda bastante y se pueda seguir actualizando. Creo que además hemos conseguido crear un relato diferente de lo que ha pasado en España. Aunque no te guste jugar con él, sirve para mirar las cartas y hacer un repaso de lo que ha sido este país.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Domínguez

Dani Domínguez

Periodista entrópico recién salido de las aulas. Músico y extremeño.

2 comentarios

  1. Guantini
    Guantini 04/09/2018, 15:42

    La condesa del Tamayazo es la carta “Privatización” y cuando la juegas todos te pagan dos sobres.

    Responder a este comentario
  2. Chorche
    Chorche 22/08/2018, 20:25

    Pues la condesa del Tamayazo mira que tendría que dar juego…

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.