lamarea.com

jueves 16 agosto 2018

Internacional

Las defensoras del aborto legal en Argentina seguirán luchando por cambiar la ley de 1921

Los antiabortistas del pañuelo celeste ganaron la votación en el Senado por 38 votos en contra del proyecto para regular la Interrupción Voluntaria del Embarazo

09 agosto 2018
20:31
Compartir
Las defensoras del aborto legal en Argentina seguirán luchando por cambiar la ley de 1921
Los celestes festejan la decisión del Senado junto al enorme feto que ha sido emblema de la campaña en contra de la legalización del aborto. Foto: Ana Karina Delgado

Buenos Aires (Argentina) // Este miércoles Argentina estuvo dividida en dos equipos, pero lo que debía resolverse no era en absoluto un juego. Verdes y celestes se repartieron el centro de Buenos Aires. Defensoras del aborto legal y antiabortistas miraban al Palacio del Congreso, pero no se veían. Entre la zona verde, a favor del proyecto para sustituir la ley de 1921 que aún regula la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en este país, y la zona celeste del barrio Balvanera no había frontera sino calles vacías, aguas internacionales.

Finalmente, el Senado argentino votó en contra del proyecto de IVE, 38 votos negativos frente a 31 a favor. Una derrota anunciada para la histórica marea verde en defensa del aborto legal, seguro y gratuito que ha convertido a Argentina en el faro de una región donde miles de mujeres son víctimas dos veces: les prohíben la interrupción del embarazo y las meten en la cárcel por agarrarse al único clavo ardiendo: el aborto clandestino.

En el Baires, un típico bar porteño con madera y farolillos, los pañuelos verdes recibieron el resultado con silencio, tristeza, resignación, llanto, enfado, rabia. Pero, sobre todo, con un “la lucha no termina aquí”. “Para mí está lucha ya está ganada, en el sentido de que ganamos la calle, ganamos la voz popular. Cualquier mujer puede estar en su círculo o puede encontrar por lo menos un círculo cercano en el que puede decir «yo aborté o «yo abortaría» sin que la acusen con el dedo”, dice Agostina Guerra, veinteañera con el pelo pintado de verde y bailarina por la legalización del aborto.

Mientra, en la avenida Hipólito Yrigoyen, frente a una pantalla gigante, los pañuelos celestes celebraron su victoria prevista con fuegos artificiales y mucha urgencia. Al minuto de conocerse el recuento, el presentador del evento les apremió a irse a sus casas “para evitar provocaciones”. Eran, aseguraba, indicaciones de la policía. 

Desde primera hora, en la calle y en los grupos de WhatsApp, era evidente un cierto miedo a nuevos choques entre verdes y celestes. También de la policía contra activistas verdes. “No respondas a provocaciones de los antiderechos, en caso de presenciarlas, avisa a les compañeres de seguridad de la campaña”, recomendaba una de las guías de la marea verde. Los celestes defienden que ellos son los pacíficos y “los otros” los “radicales”. “Como el resultado estaba muy cerrado en contra de la ley y los grupos más severos del otro lado estaban amenazando con violencia, le dije a mi hija ‘no vayás’”, cuenta Elías Marioni en la cafetería Faricci, donde los del pañuelo azul, como él, se refugian del aguacero. Su hija tiene 16 años y defiende el aborto legal. No discuten por eso, “buena onda”. 

Peor onda hubo dentro del Senado. Rodolfo Urtubey encendió aún más los ánimos al hablar de violación “sin violencia”. Defensores del aborto legal, denunciaron la hipocresía que supone condenar a las mujeres a la clandestinidad. El senador Miguel Ángel Pichetto, uno de los impulsores de la legalización, cargó contra la neutralidad del presidente, Mauricio Macri. Por su parte, la expresidenta Cristina Fernández llamó a “incorporar la cuestión feminista a lo nacional y popular”. En este sentido, la periodista especializada en género Luciana Peker diagnosticó una “crisis de representación de género y generacional” en la Cámara argentina.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Cristina García Casado

Cristina García Casado

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

“La violencia es más fuerte que durante el conflicto: ahora cualquiera puede matarnos”

Entrevista con Dora Muñoz, indígena del pueblo Nasa colombiano, defensora de derechos humanos y comunicadora

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.