lamarea.com

jueves 26 abril 2018

Opinión

Salí de Catalunya hace tres años

Y desde Madrid no comprendo por qué la sociedad española, ni siquiera un mínimo sector de izquierda o radical, no sale a protestar por los últimos acontecimientos

27 marzo 2018
13:16
Compartir
Salí de Catalunya hace tres años
Concentración Parlem, en Barcelona, el 7 de octubre. Foto: Jorge Lizana / Fotomovimiento

Salí de Catalunya hace ahora poco más de tres años. Salí por razones económicas, porque allí ya no tenía trabajo, y me trasladé a Madrid, donde ahora resido. Llevaba viviendo en Barcelona desde septiembre de 1986, cuando me trasladé desde Zaragoza para estudiar Ciencias de la Información en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). En mis últimos meses allí, vi cómo el llamado Procés iba tomando cuerpo y fuerza, y dado que yo tenía algunos espacios de opinión en televisión y radio, opiné.

Creía –y en cierta medida sigo creyéndolo– que cualquier pueblo o grupo humano tiene derecho a plantearse la posibilidad de organizarse e independizarse de un Estado mayor, sobre todo si considera que las instituciones del mismo están corrompidas o no responden en absoluto con la idea de la mayoría de sus ciudadanos. Luego vuelvo con el asunto de “la mayoría”, pero sigo. Sin embargo, pese a mi apoyo explícito en aquel tiempo a la CUP, hice público mi desconcierto por su adhesión a la entonces llamada Convergència i Unió (CiU). No podía entender que un movimiento que yo consideraba de clase se aliara con un partido muy conservador, con graves acusaciones, luego demostradas, de corrupción, pero sobre todo un partido cuyos recortes en lo público me parecían lo contrario al modelo de sociedad que, en teoría, proponía la CUP y, de alguna manera, ERC. La forma en cómo (CiU) apoyó la Reforma laboral del Gobierno de Rajoy, sumada a sus serios recortes en materia de Sanidad y Educación venían a darme la razón.

Considero condenada al fracaso toda sociedad que arranca a partir del pacto con una fuerza política o estado anterior cuyas actuaciones considera, a priori, indeseables. Y mi postura obtuvo no pocas críticas, lo recordarán Antonio Baños, Empar Moliner, Bernat Dedéu o el propio Ernest Maragall. Y aguanté no pocos insultos y alguna amenaza por parte de personajes entonces relevantes en Convergència de cuyo nombre no quiero acordarme. Dicho sea de paso, aguanto algunas muy parecidas también en Madrid.

En fin, que en enero de 2015 me trasladé a Madrid, desde donde he ido siguiendo el Procés catalán con mayor o menor interés según la época. Pero, ah, las instituciones españolas –Gobierno de España, partidos políticos, poder judicial, miembros Congreso y el Senado, medios de comunicación…– han seguido el Procés como yo. Exactamente igual que yo, pasito a pasito. Porque si algo ha tenido todo este asunto es que se ha ido anunciando a sí mismo de forma pormenorizada. De hecho, se hizo público un “full de ruta”, y la insistencia machacona de los medios en este particular y sus pormenores hace que no me quepa la menor duda de que lo conocían todas y cada una de las instituciones anteriormente citadas y cada uno de sus miembros.

¿Entonces? Entonces vino la acción del Gobierno del Partido Popular, que algunos llaman inacción y que no lo es en absoluto. Cuando una parte de la población te pide diálogo para plantear la posibilidad de celebrar un referéndum, cuando después te hace llegar las características de las actuaciones que llevará a cabo, etc. el no hacer nada significa en sí mismo una acción, y es una acción de una notable gravedad. ¿Por qué? Porque está diseñada para que se pudra toda una sociedad, para estirar su muelle hasta darlo de sí y dejarlo inservible, y para poder después trazar una estrategia de represión que suponga, como ha supuesto, la excusa para inventar un nuevo modelo de castigo y escarmiento que sienta precedente.

Aquí hemos llegado, al castigo y la represión, y aquí seguimos. El encarcelamiento de los primeros políticos y líderes sociales –Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart permanecen desde entonces encerrados– resultó un golpe para la sociedad catalana y obtuvo en la española un ligerísimo movimiento de protesta. Significativo es que ya nadie se acuerde de aquel Hablemos/Parlem que parecía tan sensato. Como persona partidaria de la desobediencia civil, también sé que cada acción contra el orden establecido, llegada a un punto, tiene sus consecuencias, y a ellas me atengo. No me cabe duda de que los líderes independentistas sabían a qué se atenían cuando desafiaban al Estado español. Porque en contra del discurso que ahora pone a circular en PP, no es cierto que su movimiento fuera contra el Gobierno de España, sino contra el Estado en su conjunto, su estructura y su historia.

La ciudadanía tiene pocas armas para oponerse a las medidas institucionales que considera injustas: Además de la desobediencia antes citada, están la huelga, la manifestación y el boicot. Y mira si son “legales” que hasta el PP y la Iglesia católica las han practicado cuando lo han creído necesario. Partimos de la base de que el castigo que puedan suponer, según opinión de la institución de turno, debe ser “proporcional”, y no me refiero en términos jurídicos sino de pacto social. Cuando no lo es, cuando los mecanismos punitivos del Estado se aplican no solo desproporcionadamente sino con clara voluntad de ruptura y castigo ejemplar, pasa lo siguiente: Que en este momento tenemos en España a 9 políticos encerrados en la cárcel, no por estar condenados, que no lo están, sino por la fantasía de considerarlos “violentos”. Se ha sacado del baúl de las basuras el delito de “rebelión”, pero como dicho delito solo puede aplicarse en caso de que se lleve a cabo un “alzamiento” violento y público contra las estructuras del Estado, se ha inventado dicha violencia. Y como dicha violencia no existe y vivimos tiempos en los que todo permanece registrado, se ha inventado un símil: Que la actuación de los ahora encarcelados es equivalente a “un supuesto de toma de rehenes mediante disparos al aire” (Llarena dixit), o sea, al golpe de Estado de Tejero, lo cual de paso justificaría una intervención –una más– de la Corona.

Salí de Catalunya hace poco más de tres años, después de tres décadas de vida rica, riquísima. Mi relación con lo que ahora se llama “bloque independentista” no era buena. Tampoco exactamente mala. Actualmente, lo que opino sobre aquel entonces incipiente Procés no ha variado sustancialmente. Me interesan más los movimientos de clase que los identitarios, y además tengo buena memoria. Sumo a esto que no creo que lo que ha dado en llamarse “el bloque independentista” tuviera ni tenga una mayoría suficiente de apoyos entre la población –mayoría que ellos mismos situaban por encima del 50%–. Sí, no obstante, para exigir al Estado la celebración de una consulta al respecto, consulta que se les negó de manera nada inocente.

No creo que nadie pueda acusarme de no haber denunciado las políticas de los distintos gobiernos de CiU y su uso de las instituciones catalanas con fines partidistas y no siempre claros. Mis disgustos me ha costado. Tampoco de haber callado ante los excesos derivados de lo anterior. Sin embargo, y dados los últimos atropellos por parte de las instituciones españolas, no puedo comprender en absoluto por qué ningún grupo social, colectivo, partido político o ente cultural ha salido a la calle a protestar en España. Considero que esta es una reflexión que queda pendiente, sobre todo en los sectores que sí han protestado contra otros atropellos a los derechos básicos, que no son muchos, pero son.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(69 votos, promedio: 4,29 de 5)
Cargando…

Artículos relacionados

 
Cristina Fallarás

Cristina Fallarás

45 comentarios

  1. Boricua
    Boricua 02/04/2018, 16:46

    Todo muy coherente. Pero yo creo que es muy fácil explicar la “pasividad” o falta de interés de gran parte de la sociedad española ante lo de Cataluña, sectores de izquierda incluidos. La gente no está protestando en las calles por las terribles condiciones en las que viven los refugiados sirios: la indignación de la foto de Elián duró poco. Para las personas que viven en Cataluña, este asunto es la actualidad de su contexto–para los demás, es algo ajeno a ellos.

    Recuerdo que muchas veces mi mejor amiga, catalana ella, me ha dicho que lo que pasaba en Cataluña no lo podíamos entender las personas que estábamos fuera de Cataluña, que había que estar ahí para entenderlo (yo vivo en Burgos, aunque soy extranjera). Cada comunidad, cada provincia, tiene una realidad propia, y el resto del país le es ajeno, y el resto del país no vive como ellos, los problemas, los deseos. Eso es cierto para Cataluña, y lo es para Castilla y León, de hecho, en esta comunidad gigante, la mitad casi que no tiene mucho que ver con la otra mitad, Castilla es una cosa y León otra. Es normal que la gente se aburra, se canse, y se vuelva indiferente a un asunto que no consideran propio: si todo el día hablasen de un grave problema que sufre la población de León, un asunto de la política de las provincias leonesas, que quieren independizarse de CyL y formar su propia comunidad autónoma, ponle. Al principio, habría mucho interés. Y habría gente en Castilla que diría, pues, mira, tienen su derecho, y habría gente que diría, no, Castilla y León llevan juntos siglos! Pero te puedo asegurar que al cabo de uno, dos, tres años de leer sobre este tema, el interés bajaría, y la gente que antes simpatizaba con el objetivo “separatista” de los leoneses, reaccionaría indiferente ante el encarcelamiento de sus líderes si estos líderes convirtieran las cortes leonesas en un sitio de mítines para los propios–mucha gente diría, se lo han buscado. Porque León no es Castilla, y los leoneses le han dicho siempre a los castellanos, que ellos no son castellanos, y los castellanos le han dicho a los leoneses, que ellos se lo pierden… son años de definir la identidad versus el otro, remarcando la diferencia y no las semejanzas.

    Es lo que mucha gente piensa sobre el encarcelamiento de los líderes independentistas catalanes. Que se lo buscaron por seguir y seguir y seguir cuando se veía que el procés no iba a buen puerto. Yo pienso que es una violación de la justicia normal–debes ir preso tras ser condenado, y deber ser retenido solo si tu liberación supone un peligro. Definitivamente, como te dije antes, la rebelión perpetrada por los líderes independentistas catalanes NO ha sido violenta, por tanto, ellos no suponen un peligro. Total, si alguno volviese a embarcarse en un camino similar, pues vale, ha demostrado que no hay manera de que cumpla la ley, y entonces tendría sentido ir preso. Y mucha gente de izquierda piensa lo mismo que yo, pero tampoco salen a las calles, porque les es ajeno. Como lo es cualquier cosa que le pase a otra gente, y no a “tu” gente. Son muchos años, por lo que veo, de una catalanidad definida por las diferencias que tiene respecto a lo que desde allá se llama España (y no, “el resto de España). Son muchos años de subrayar esa diferencia, ese “somos distintos, no somos vosotros ni como vosotros”–¿es sorprendente que al final, la gente en el resto de España no vea como propios los asuntos de la política catalana? La identidad española no está definida respecto a la catalana, pero lo que los catalanes subrayan como “lo catalán”, es lo que tienen de distinto: la lengua, la cercanía cultural a Francia y/o a Italia, un espíritu emprendedor o comercial… yo creo que es todo un error, que los problemas de Murcia son problemas españoles, y que el problema del descontento catalán es un problema español. Claro: yo no soy española, así que veo al país de manera distinta que sus ciudadanos. Veo tantas diferencias entre catalanes y burgaleses, como entre canarios y gallegos, como entre murcianos y vascos, como entre andaluces y leoneses. Que se hable una lengua u otra, es simplemente una diferencia más, no una diferencia fundamental. Como personas bilingues, trilingues, sabemos que las lenguas son importantes, pero también sabemos que la identidad de un grupo trasciende su lengua. O los chilenos y los puertorriqueños seríamos iguales… ¡ja!

    Al principio, había muchísimo apoyo a nivel nacional español a lo del referéndum de autodeterminación catalán. El 60% de los españoles, si mal no recuerdo, y entre la gente de Podemos, de IU, y del PSOE, la gente, no los dirigentes, ese porcentaje era de más de 70%–comparable al 80% en Cataluña. Pero cuando esa fue la gran línea roja que evitó que PSOE, Podemos y Ciudadanos pudieran ponerse de acuerdo para sacar al PP del gobierno, porque los de Podemos dijeron, si no hay referéndum para Cataluña, na’ de na’, el apoyo al referéndum sufrió su primer bajón… y con el aumento de la locura del procés, ese apoyo fue bajando. Cuando la gente vio lo del parlamento catalán–esto fue antes del 1 de octubre, o sea, que no había habido represión policial–el apoyo bajó un montón–en parte, porque no salió gente a las calles de Cataluña a protestar por el silenciamiento de la oposición y la desaparición del Parlamento como la legislatura en la que están representados todos los sectores políticos de la sociedad catalana, a ser un espacio en el que solo se respetaría a un sector de la sociedad, y donde el ejecutivo ponía las pautas (adiós a la democracia como un sistema de contrapesos de tres poderes)… según iban saliendo cosas, que si los Mossos estaban politizados, que si la Generalitat tenía listas de ciudadanos para fines tributarios, que si los presupuestos y otras cosas decididas por el gobierno, contaban con la participación de los Jordis, sin que estos fuesen cargos electos, muchas cosas feas, poco democráticas… en cataluña, el 1 de octubre fue como un catalista. En el resto de España, ya para entonces se pensaba que los catalanes se habían vuelto locos, y aunque mucha gente condenó la violencia policial–y hubo manifestaciones en muchas ciudades, incluida Burgos–no entendieron por qué los líderes independentistas dieron el referéndum por bueno, y dijeron, “estamos legitimados por este referéndum para declararnos un país independiente”, y siguieron para alante, y punto. Con más apoyo, porque la gente estaba indignada por las cargas policiales, y sin cuestionamientos de catalanes pensantes porque la emoción y la indignación ante lo que hacía el gobierno de Rajoy evitaba que criticasen a los propios, y por lo tanto, pareció acallarse el espíritu crítico que no fuera españolista… ¿Cómo salir a decir Parlem, si los líderes independentistas decían, el pueblo ha votado, y la mayoría quiere la independencia? Además, con quién “parlar”, si en un lado está el gobierno de Rajoy, que jamás daría un ápice de mayor autogobierno a una Cataluña gobernada por una mayoría independentista, y en el otro, lo único que se pide es una cosa, el referéndum (a la vez que se dice, ya el referéndum se celebró y lo ganamos)?

    Estoy segura de que hoy, el porcentaje de gente que apoya un referéndum ha bajado. En España completa, incluida Cataluña. Porque en lugar de trabajar para construir y conseguir el apoyo de los conciudadanos españoles, los líderes del procés se dedicaron a poner bombas ideológicas y bombas políticas. El PP puso las primeras, y esas reventaron la autonomía catalana del estatut, y una serie de leyes que iban contra el neoliberalismo corrupto de los pperos. Pero los líderes independentistas no dijeron, como los indignados, “sí se puede”, a “se puede hacer algo, las cosas se pueden hacer bien”, sino que dijeron, “¿ah, sí? Nosotros también sabemos poner bombas”. Y con gran apoyo social, a ello se dedicaron. Y al estallar, esas bombas han acabado con un proceso judicializado en manos de tribunales conservadores y derechistas–que pocos jueces progres hay en el Supremo y en el Constitucional y en la Audiencia–y con la debilitación de los partidos de izquierda que no han apoyado de manera clara la idea de que España no es algo malo, de que el separatismo es insolidario, en particular si la región que se quiere separar es de las regiones más ricas, etc. Tras las bombas, estamos todos peor. Y porque estamos todos peor, nadie va a salir a marchar en las calles para que suelten a quienes pusieron las bombas…

    Responder a este comentario
  2. jep
    jep 01/04/2018, 20:39

    Tampoco salieron a la calle a protestar cuando el tribunal constitucional se cargó la constitución con la sentencia del Estatut. De haberlo hecho, probablemente el independentismo no hubiera crecido tanto. Callaron también ante casos, como el de Egunkaria, que afectaron a gentes que nada tenían que ver con ETA. Eso sí el nacionalismo español no existe.

    Responder a este comentario
  3. Excomulgado
    Excomulgado 31/03/2018, 09:49

    Me pregunto ¿cuantas manifestaciones se han celebrado en Cataluña para que los jornaleros andaluces, extremeños y manchegos mejoren sus condiciones laborales?, creo que ninguna ¿verdad?. Quizás esto ayude a entender un poco mas porqué no salen a manifestarse por los catalanes.

    Responder a este comentario
  4. Excomulgado
    Excomulgado 31/03/2018, 09:27

    Cristina, creo que quizás sea porque el resto de españoles también tienen sus problemas, paro, corrupción, contratos precarios, sanidad publica esquilmandose, y muchos otros asuntos cercanos que les importan mucho mas que un proceso de independencia de una parte que es muy probable que solo exista para tapar la corrupción de los Pujol y CiU con las siglas que se pongan. El resto de españoles NO estamos mirando lo que ocurre en el ombligo de Cataluña, mas bien estamos interesados en el deterioro de las instituciones a nivel general.

    Responder a este comentario
  5. Clara
    Clara 29/03/2018, 19:21

    A los que de buena fe habláis de un reset fraternal, gracias, es muy estimable. Pero es tarde. Hay una amplia mayoría en Catalunya que piensa que esto es irreformable. Si a vosotros os valen los poderes oscuros del esperpéntico y casposo facherío españolista, estupendo. Todo para vosotros. Pero nosotros nos hemos IDO. Lo siento porque la lucha la hacemos por nosotros, por salvarnos de ese país que huele a odio y fascismo nunca regenerado. De verdad que lo sentimos muchísimo porque no odiamos a los españoles, al contrario. Pero ya no aguantamos más las vejaciones, los insultos, las porras, el vandalismo de la extrema derecha de la que vuestra prensa de guerra no os informan, las mentiras de muchos y el silencio de la mayoría.

    Responder a este comentario
    • rocacola
      rocacola 29/03/2018, 19:59

      O sea, en su país, según usted, no hay fascistas. Ya. Los españoles, como siempre, los culpables. Está claro que la propaganda afecta a las mentes más preclaras.

      A mí y a muchos españoles fachas, como dice usted, nos importa un carajo que Cataluña se independice, lo que molesta es el cómo.

      Pues nada, fue placer.

      Responder a este comentario
    • Chorche
      Chorche 30/03/2018, 13:06

      Millor expressat impossible, Clara

      Responder a este comentario
  6. Antiilluminati
    Antiilluminati 29/03/2018, 00:07

    Nací en Mieres. Mi padre fue minero, de los de salir a luchar por derechos que no existían. Estuvo en la cárcel de Oviedo. Siempre tuve de cerca a Catalunya. Desde hace años vivo en Madrid. Y he visto el cambio de una sociedad catalana manipulada, tan ovejitas como los españoles que no ven más allá. Estoy viendo manipulaciones por ambos lados. Y los ciudadanos en medio. Estoy viendo rupturas en la sociedad, como nunca antes. Estoy viendo como los dos partidos de derechas que han ido de la mano siempre (PP Y CIU),están metidos hasta el cuello en corruptelas y recortes a la población. Algo ha pasado. Alguna traición política entre ellos. Y este es el resultado. Nos están utilizando en su mierda. No la sociedad Española no va a salir a la calle para defender a políticos corruptos. No te confundas. PP Y CIU no se merecen ninguna manifestacion. No entiendo ni a Podemos ni a la Cup en esta historia.

    Responder a este comentario
    • Carmen C.
      Carmen C. 29/03/2018, 17:14

      La sociedad española no sale a la calle por nada. Está profundamente manipulada, aborregada, anestesiada.
      La sociedad española estamos otra vez en el nacionalcatolicismo y en el franquismo y lo más dramático es que ni se percata.
      YO TAMBIEN ME QUIERO INDEPENDIZAR DE ESTA ESPAÑA QUE YA NO SABE PENSAR POR SI MISMA, MANIPULADA, ABORREGADA CADA DIA MAS CUTRE, INCULTA Y FASCISTA.

      Responder a este comentario
      • Rocacola
        Rocacola 29/03/2018, 18:22

        ¿Le parece poco lo que salieron a la calle para defender sus derechos en plena crisis de chorizos y bancos? Yo vi a mucha gente en la calle, día tras día. Otra cosa es que los poderes públicos hagan su deber de cambiar las cosas o lo que le pide el pueblo. El tema está en el voto, Carmen C. La gente sigue votando conservador. Eso de que está aborregada es una sentencia muy lógica por la frustración de la izquierda española, incapaz de hacer autocrítica y de estar unida en un frente común. El enemigo, Carmen C. es la derecha. LA gente aborregada, que dice usted, bastante tiene con pagar sus facturas a fin de mes.

        Responder a este comentario
        • Chorche
          Chorche 30/03/2018, 13:20

          La crisis sigue y la gente parece que se ha conformado al esclavismo y ya no sale nadie.
          Ya veremos si los jubilados no se conforman con las migajas que les han aumentado en el menú y vuelven a votar a sus eternos verdugos.
          ¿Está manipulada la gente, tiene miedo a que la penalicen?
          ¿O quienes realmente componían las Marchas de la Dignidad y llenaban las plazas acabaron decepcionados y marchándose a trabajar al extranjero?.
          Aquí a los pocos que no se callan los enchironan. Si fueramos muchos no enchironarían a nadie.
          El comentario de Carmen C. viene a decir que un pueblo de ovejas engendra un gobierno de lobos.
          Es lo que hay.

          Responder a este comentario
          • Chorche
            Chorche 30/03/2018, 16:52

            Rectifico. Sí que salen a la calle.
            Por ejemplo salen a jalear las procesiones o a formar parte de las cofradías.
            A la gente manipulada, a la que han aborregado los medios de comunicación vendidos al sistema, no le falta tiempo para distraerse en mil cosas intrascendentes e incluso contraproducentes. Todo está pensado para que no pensemos.
            Españolito que vienes al mundo,

    • rocacola
      rocacola 31/03/2018, 00:17

      Choche, veo que es usted sumamente escéptica/o al respecto de la respuesta ciudadana. Le recuerdo que hace como ocho años, Podemos casi ni existía. Que si le parece poco lo que han salido a protestar los españoles durante la crisis, es que vamos… Yo he visto en mi ciudad, manifestaciones todos los días de la semana: contra los bancos, contras los recortes, en favor de a educación, por defensa de la cultura, por el naval, por la pesca. Por desahucios. Usted qué pretende, que nos pongamos todos a quemar contenedores,y a aplaudir a los fascistas catalanes que amenazan a las personas que no piensan como ellos, y viceversa.
      Mire, si la gente va al fútbol será porque le gusta, si va a las procesiones será porque tienen derecho a ir, si van de turismo será porque lo necesitan y pueden. ¿Quién es usted para juzgar los actos de los demás?
      A mi Dios me la sopla, pero, del mismo modo que me respetan a mí, respeto las creencias de los demás.

      Responder a este comentario
  7. Pensador
    Pensador 28/03/2018, 21:57

    Cristina, pues es fácil de comprender. No se me ocurre peor campaña de autopromoción que la del nacionalismo catalán. Años diciendo que España les roba -slogan robado a la ultraderecha italiana-, que adoptes un niño extremeño, que español es sinónimo de paleto, que ser madrileño es sinónimo de ser facha, que España sin Cataluña sería África -lo que es racista con España y con África-, que Cataluña era un oasis -dando a entender que el resto es una ciénaga-, contando la historia como si el franquismo solo hubiera atacado allí, que si no fuera por España serían Dinamarca, que el dinero de los catalanes se lo gastan los andaluces en el bar, que el castellano es el idioma de lo spobres, etc, etc. No esperes que luego que corran a ayudar.

    Responder a este comentario
    • Excomulgado
      Excomulgado 31/03/2018, 09:37

      Excelente respuesta “Pensador” creo que en pocas líneas has resumido bastante bien la percepción que muchos españoles, no fachas ni fascistas, tenemos de las declaraciones de representantes catalanes en multitud de medios de información. Yo añadiría que a la mayoría nos importa un huevo si cataluña se quiere independizar o no, pero por supuesto hay que echar las cuentas como en cualquier divorcio.

      Responder a este comentario
  8. Rocacola
    Rocacola 28/03/2018, 21:23

    Cristina, coincido en gran parte en su forma ideológica de ver el mundo, no obstante, opino diferente al respecto de la reacción de nuestro queridos vecinos españoles. O sea, nosotros. Desde mi punto de vista éste es un problema entre catalanes. Quien pretende hacernos partícipes a todos es, precisamente, esa parte independentista que se ha pasado la ley por el forro.

    Los presos, al margen que la actuación procesal sea discutible, fueron responsables de sus actos mientras ocupaban cargos públicos. Sólo espero que se les juzgue en justicia.

    ESpaña tiene graves problemas internos, uno de ellos de identidad, y tiene mucho que ver con la monarquía, la memoria histórica, el franquismo. Nunca hemos sido capaces de consolidar un modelo democrático construido desde el clamor popular, ¡nunca!
    Nos faltan líderes y nos sobran fascistas.RAjoy jamás cambiará nada.

    Responder a este comentario
  9. Carmen C.
    Carmen C. 28/03/2018, 17:11

    Yo si comprendo Cristina por qué la sociedad española no sale a protestar contra la violación de los derechos del pueblo catalán, contra la prohibición a la libertad de expresión, contra el encarcelamiento de artistas y poetas por denuniar injusticias en sus canciones, contra recortes a nuestros derechos, contra la precariedad, contra el doble aumento al presupesto a defensa, contra la rapiñería de la iglesia católica, de los banqueros, contra los corruptos, los evasores de impuestos, los evasores de capitales, contra la acelerada vuelta al oscurantismo y ect. ect. ect.:
    Los medios de comunicación al servicio de gobierno y monarquía francofascistas han convertido a sus súbditos en beh, beh, beh, beh, beh, beh, beh, beh, beh….
    (y la izquierda, antes que perder votos prefiere ponerse a la altura del beh, beh, beh, beh, beh, beh….)

    Responder a este comentario
  10. Iuren
    Iuren 28/03/2018, 11:35

    No teneis ni idea de lo que esta pasando. Si creéis que el problema de este pais es Cataluña. Estais ciegos, muy ciegos. Que pena damos, la verdad. Ignorancia y mucha.

    Responder a este comentario
  11. Joae
    Joae 28/03/2018, 11:06

    Hola,
    Creo q es importante recordar q la consulta vinculante q pedían los independentista se daba por válida por una mayoría simple.

    Esto es inaceptable desde cualquier punto de vista, y es la base para no permitir hacerla.

    ¿Alguien podría explicar el motivo de dicha decisión? A simple vista parece una forma de forzar el enfrentamiento y posicionarse como mártires.

    Si se hubiera llegado a aceptar habría sido una injusticia para todos.

    Como ejemplo, para cambiar el director de TV3 hace falta el 70% de los votos. ¿Cómo es posible q una independencia sea válida con cualquier cantidad de votantes y un 51% de apoyo?

    No nos olvidemos q en esta base de barro se apoya todo el proces.

    Responder a este comentario
  12. P. González
    P. González 28/03/2018, 10:08

    Yo ni me llamo Cristina Fallarás, ni –tampoco- he vivido en Barcelona (o Catalunya).
    Pero pienso y siento exactamente lo mismo.
    Si el rebaño de “mansos” (y “desinteresados”) que somos la gran mayoría de los ciudadanos no salimos de nuestra pasividad aquí, allá y “más allá” (me refiero a nivel mundial) es muy probable que en poco tiempo “tengamos trapos que lavar”, con sangre (con desigualdad, injusticia, miseria y pérdida de derechos ya los estamos teniendo desde hace tiempo).
    Saludos.

    Responder a este comentario
    • Rosa
      Rosa 28/03/2018, 16:51

      Los independentistas os habéis convertido en unos GOLPISTAS Violentos porque no tenéis argumento mayor cuando se os acabo la escusa del sentimiento ese que los políticos os dictaba para que lo repitierais.
      NO ME REPRESENTAIS COMO CATALANA QUE SOY. Y me da vergüenza los independentistas.
      NO merecéis estar aquí!
      Las cosas no se hacen Así!
      Vergüenza es lo que os falta!

      Responder a este comentario
  13. Javierito
    Javierito 28/03/2018, 08:45

    No se en que Barcelona has vivido.
    Los de la Cup sois muy chulos. Eso se cura trabajando.

    Responder a este comentario
  14. Francio
    Francio 28/03/2018, 00:23

    como tú misma apuntas, hubo los de parlem: desaparecidos
    Y ahora frente al golpe de estado de Llarena, prevaricando y usando los derechos constitucionales de todos de vistoso papel de wc, apenas cuatro gatos (de prestigio, eso sí, y jugándose el tipo, imagino) han salido a denunciar la deriva antijurídica y autoritaria del Estado.
    Es doloroso, sra Fallarás, y obraremos, muchos que no somos independentista, en consecuencia

    Responder a este comentario
  15. Toni
    Toni 27/03/2018, 20:51

    Encuentro que es un articulo interesante, abierto a la reflexion y optimo para debatir. Factor este, olvidado y necesario. Cuando -en general- hablar con un ciudadano sobre Catalunya te encuentras con la reproduccion de los mensages del poder establecido, si hablas con un comprometido en la causa -en general- tienes la sensacion que no escucha lo que intentas hacerle entender, si hablas con al guien de pensamiento de derechas -en general- te escucha però no te entiende, ni te ofrece alternativa… y su accion va dirigida a romperte el discurso.
    Complicada la situacion… Catalunya, España necesita un inaplazable cambio social, però este -entiendo- serà educativa, pedagògico o no sera y cuando sea, sera protagonitzado por amplias mayorias y para ello en necesario empezar ya a trabajar en esta linea y paralelamente fortaleciendo un movimiento trasvesal, progresista, culto y unido.

    Responder a este comentario
    • mecagoencataluñalaizquierdayelppcorupto
      mecagoencataluñalaizquierdayelppcorupto 27/03/2018, 23:10

      A todos los mermados sobre todo a los de izquierda o izquierda radical o extrema que apoyais este movimiento es que este se basa en la mentira y el insulto al resto de españoles sobre todos a los que somos de el sur no se trata de que el pp robe aunque no robara seguiríamos siendo para ellos lo mismo si desde el pp o cualquier otro partido de derechas se hubieran utilizado los mismos argumentos ya os estariais rasgando las vestiduras,es un problema ideológico solo queréis que gobierne la izquierda aun que se la cup o bildu no engañais a nadie.

      Responder a este comentario
  16. Xavi
    Xavi 27/03/2018, 20:14

    Que harto Estoy de ver como en la desunión de una democracia hecha por todos incluidos ellos .Se quieren hechar a la aventura sin siquiera saber si les va a ir bien o mal y lo peor que nosotros tampoco sabemos..pero si ellos lo dicen así tiene que ser..p7es en España creemos que si vosotros podéis decidir por nosotros .nosotros también podemos decidir por vosotros y eso es democracia la minoría nunca gana a la mayoría y si en verdad crees que es tuyo es que eres más ignorante de lo que pensaba

    Responder a este comentario
    • Gurbia
      Gurbia 27/03/2018, 22:14

      Que comentario mas democrata…eso se llama someter a las minorias. Eso se llama no respetar los derechos…se os ve elcharol a los fachas unionistas. Dejad de vivir del cuento…

      Responder a este comentario
    • Maria
      Maria 28/03/2018, 16:03

      Hemos llegado a este punto por no hablar, y sobre todo, por no escuchar, por no ponerse en la piel del otro; y aqui incluyo a TODOS. Que tal si empezamos ya, aunque sea con retraso? Que tal si lo hacemos de tu a tu sin creer a pies juntillas lo que dicen los medios, los gobiernos…?

      Responder a este comentario
  17. Chorche
    Chorche 27/03/2018, 20:09

    Marca España: Niños cantando el Novio de la Muerte vestidos de Legionario (Video)
    http://insurgente.org/marca-espana-ninos-cantando-el-novio-de-la-muerte-vestido-de-legionario-video/

    Responder a este comentario
    • Santboi
      Santboi 27/03/2018, 20:27

      Estudie la historia y vera de quien es la letra y música del famoso novio de la muerte.

      Responder a este comentario
      • Carmen C.
        Carmen C. 28/03/2018, 16:48

        «El “Novio de la Muerte” era un charlestone (un baile de moda de los años 20) que solía ser cantado por Lola Montes. Pero resulta que esta artista, que interpretaba esta canción en los cafés y cabarets de Madrid y África, fue escuchada un día por Millán Astray en Melilla. Al líder de la Legión, y matón de la inteligencia, le pareció una canción preciosa con una letra maravillosa. Se quedó tan impresionado que pidió que le hicieran una transcripción para cambiarle el ritmo y adaptar la música al ámbito militar y, finalmente, la utilizó para la Legión».
        La historia, amigo, depende de quien la imparta y aquí no se ha cambiado de bando. Aquí la siguen impartiendo los que dieron el golpe y nos sometieron a la dictadura a la que volvemos de lleno y aceleradamente.

        Responder a este comentario
  18. ¿donde está Habermas?
    ¿donde está Habermas? 27/03/2018, 20:03

    Siendo de Zaragoza, es raro que no hayas oido hablar del Imperialismo Nacionalista Catalan; sì; -ese que aspira siempre al chocolate y los churros pa ellos, y el vaso de agua (escasa) para los demas-; preguntad en la Franja; ahi saben mas de lo que hablo…. (por cierto, con la inmersion linguistica primero, y la inmersion ideologica nacionalista despues, hay poco de que hablar sobre “democracia” en Catalunya)

    Responder a este comentario
    • Carmen C.
      Carmen C. 28/03/2018, 16:53

      Es recomendable hablar con conocimiento de causa pues de no haberlo corremos el riesgo de poner en evidencia nuestra ignorancia en el tema.

      Responder a este comentario
    • carles
      carles 02/04/2018, 22:16

      ¿Qué pasa con la franja?? ¿Qué insinuas? Yo soy de Lleida y a mucha honra!! Siempre hemos tenido con la franja un trato exquisito. A la gente de la franja se les ha tratado en Lleida como si fuesen hermanos. Estoy cansado que gente como tu, que seguramente eres de Zaragoza capital, pontifiques desde el desconocimiento o desde tus prejuicios. La gente de Lleida es fantástica.

      Responder a este comentario
  19. Chorche
    Chorche 27/03/2018, 19:51

    Hoy España se ha convertido mayormente en un rebaño de ovejas, ovejas manipuladas por los medios de comunicación al servicio del sistema capitalista/fascista.
    Esto y un exceso de distracciones estudiadamente dispuestas para que la gente no piense; y la gente se deja llevar. Es muy trabajoso pensar y más comprometerse con lo que uno siente.
    Por todo ello en España, salvo minorías, no hay valores ni valor.

    Responder a este comentario
  20. Plopez
    Plopez 27/03/2018, 17:17

    Los partidos de izquierdas españoles, como Podemos o Izquierda Unida, cuando se han manifestado, se les ha acusado de independentistas, incluso han sido amenazados e insultados. En las elecciones catalanas hemos visto el resultado. No son los partidos, es el pueblo que oye pero no ve.

    Responder a este comentario
  21. Xaviku
    Xaviku 27/03/2018, 15:46

    No lo entiendes Cristina en serio, si es muy fácil cuando se trata de spain les sale antes el nacionalista que el progresismo, y movimiento indepe identitario, parece que te has movido poco por los barrios, yo soy hijo de andaluz y catalana, ex militar profesional español hoy voto a la cup y me pongo delante por defender la democracia en Catalunya, si tan claro tienen o teneis que no somos mayoria votemos. Salut i República.

    Responder a este comentario
    • rocacola
      rocacola 29/03/2018, 11:42

      Es usted toda una rareza.

      Mire, yo a la CUP no la entiendo, entre otras cosas porque desprecia al trabajador español. A ustedes les importa nada que los trabajadores andaluces sobrevivan de jornaleros en los latifundios de los ricos. Como ha sido siempre. A mí esa gente, me importa. La derecha catalanista, la que apoya la CUP, como ha quedado demostrado con su querido líder, de democrática tiene poco. Ahí es en donde más parecen estar de acuerdo ustedes y los capitalistas catalanes. Eso y el desprecio hacia el proletariado español. Luego se habla de apoyo. Y encima pretenden dar lecciones de lucha obrera. El proletariado no entiende de fronteras, pero sí de desprecio.

      La CUP, con su actual forma de actuar, es un cáncer para la lucha obrera universal.

      Responder a este comentario
  22. anna
    anna 27/03/2018, 14:52

    Eres de Zaragoza, vives en Madrid y has pasado en Catalunya muchos años. Eres sensible, inteligente, sociable y más cosas. Eres la persona adecuada para saber por qué no tenemos respaldo de los que respaldan otras causas justas. Yo no lo sé. ¿los catalanes resultamos insoportables porque se nos considera soberbios? ¿Lo somos? Quiero decir, ¿más que los del “yo soy español, español, español”?

    Responder a este comentario
  23. Forocochero
    Forocochero 27/03/2018, 14:37

    Vaya llorón estás hecho, el día que entiendas que la violencia no es solo pegar puñetazos, entenderás algo.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

_blank

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

mi master - la marea

Última hora

Tus artículos

¿Dónde está mi derecho a decidir?

"Se trata de hacer valer una más que dañada democracia, que parece que nunca acaba de despertar"

Los socios/as escriben

Mentalidad postcapitalista

"Lo de la meritocracia resultaría de risa si no tuviera unas consecuencias tan crueles. ¿Qué méritos han hecho los ocho hombres más ricos del planeta para tener la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres?". Antonio Zugasti reflexiona sobre el imaginario capitalista.