lamarea.com

sábado 21 julio 2018

Cultura

[Avance editorial] ‘Democracy Now!’, nuevo libro de Amy Goodman

Publicamos un fragmento de ‘Democracy Now!’, de la periodista y escritora Amy Goodman tras veinte años después de la fundación del medio homónimo.

19 marzo 2018
21:01
Compartir
[Avance editorial] ‘Democracy Now!’, nuevo libro de Amy Goodman
Portada de 'Democracy now!', de Amy Goodman.

Fragmento del libro Democracy Now! de Amy Goodman (Hoja de Lata, 2018)

Veinte años después de su fundación en 1996, Democracy Now! se retransmite en más de mil cuatrocientas cadenas públicas de televisión y radio de todo el mundo y en Internet. El programa que presento desde el principio junto con el excepcional periodista Juan González es la mayor cooperación mediática de Estados Unidos. Democracy Now! se emite en Pacifica, en cadenas de radio y de televisión locales y universitarias, además de en muchas cadenas de National Public Radio, y se puede ver en la televisión en abierto, en los canales de PBS TV, y vía satélite en las televisiones Free Speech TV y Link TV. Millones de personas tienen acceso al programa a través de democracynow.org y de los podcasts de vídeo y audio que figuran entre los más populares de Internet.

Al principio, aprendimos que dar voz a quienes quedan fuera de la corriente dominante conlleva ciertos riesgos. En 1997, justo un año después de que Democracy Now! comenzara, nos atrevimos a emitir los comentarios del prisionero Mumia Abu-Jamal, que llevaba quince años en el corredor de la muerte de Pensilvania. Como periodistas, tampoco nos pareció tan atrevido. Nuestro trabajo es ir adonde está el silencio.

Pero instantes antes de comenzar la entrevista, las doce emisoras de Pensilvania que retransmitían Democracy Now!, y que eran propiedad de la Universidad Temple, retiraron nuestro programa y dieron por terminado su contrato con Pacifica Radio […] Menudo modelo, retransmitir voces alternativas para que te echen a patadas de las ondas.

[…]

Creímos que era de vital importancia emitir las declaraciones de Abu-Jamal en Democracy Now!, ya que tocaban un amplio abanico de temas. En ellas, hablaba de que la pena capital era un castigo para quienes no tenían capital.

[…]

Hay una razón por la que nuestra profesión es la única que protege de forma explícita la Constitución de Estados Unidos: se espera que los periodistas sean los pesos y contrapesos del poder, no que ganen concursos de popularidad. Los Estados Unidos tienen el 5% de la población mundial, pero el 25% de los prisioneros de todo el mundo. Corresponde a los periodistas poner los micrófonos entre las rejas y retransmitir las voces del interior.

[…]

Incluso en esta era digital de alta tecnología con televisión de alta definición y radio digital, todo lo que nos llega siguen siendo interferencias: ese velo de distorsión, mentiras, tergiversación y medias verdades que oscurece la realidad.

Necesitamos que los medios nos den la definición de «interferencia»:

Crítica. Oposición. Interferencia no deseada.

Necesitamos que los medios hablen del poder, no que lo encubran.

Necesitamos que los medios sean el cuarto estado, no que trabajen para el Estado.

Y necesitamos medios que hablen de los movimientos que causan interferencias y hacen historia. Ese es el poder de los medios independientes y esos son los medios que nos van a salvar.

[…]

¿Cómo se retrata el excepcional viaje de las dos primeras décadas de Democracy Now!?

Esa era la dificultad de escribir este libro. Descubrí la respuesta al volver a nuestra misión original: ir a donde está el silencio y dar voz a los movimientos que configuran nuestro mundo. Mi colega Juan González retrató esta misión con elocuencia cuando lo incluyeron en el Salón de la Fama del Periodismo de Nueva York en noviembre del 2015; fue el primer periodista latino en recibir este honor. Acerca de su cuarto de siglo trabajando de columnista, Juan dijo:

“Pensé que mi modesta contribución sería […] no escribir acerca de los vecinos marginados, sino desde su perspectiva, no solo para entretener, sino para cambiar. No después de los sucesos, sino antes, cuando cubrir las noticias todavía pudiera marcar la diferencia. He intentado dedicar todas las columnas posibles a investigar las injusticias que se cometen contra quienes no tienen poder. Sí, los ricos y los famosos también son las víctimas a veces, pero cuentan con tantos políticos, grupos de presión, abogados, columnistas de cotilleos e incluso periodistas de opinión que están listos para saltar a defenderlos, que siempre se las apañarán sin mi ayuda.

Prefiero al lector anónimo y desesperado que acude a mí porque ya ha acudido a todas partes y nadie lo escucha. Más a menudo de lo que parece me encuentro con joyas inesperadas, humanos cuyas tragedias iluminan el panorama y cuyo valor, con suerte, inspira a los lectores a creer que sí hay un bien mayor por el que trabaja la prensa libre, que no solo se dedica a cubrir o influir en las destituciones de un grupo de políticos por otro”.

Este libro celebra algunas de las personas y movimientos que han hecho historia en nuestros primeros veinte años. No es una historia exhaustiva ni tampoco busca ser un «grandes éxitos» de Democracy Now! Este libro solo es nuestra manera de celebrar y de devolverles el favor a algunos de los héroes de a pie que han hecho cosas extraordinarias para que el mundo sea un lugar mejor.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Amy Goodman

Amy Goodman

2 comentarios

  1. Chorche
    Chorche 20/03/2018, 17:29

    DEMOCRACY NOW IN SPAIN.
    http://kaosenlared.net/video-silvia-delgado-y-xavier-mayans-en-solidaridad-con-pablo-hasel-la-palabra-castigada/

    La cárcel cae sobre todo aquel que haga uso de su libertad de expresión. Pero sólo sobre la libertad de expresión escorada hacia la izquierda. Son los renglones torcidos que el fascismo quiere enderezar a golpe de sentencia.

    Hasel ha sido condenado por decir:

    Las presas y presos políticos son ejemplo de resistencia.

    Isabel Aparicio fue exterminada por el Estado negándole asistencia médica.

    La Guardia Civil asesinó a 15 inmigrantes.

    La familia real son unos parásitos.

    La monarquía tiene negocios criminales como el tráfico de armas con Arabia Saudí.

    La monarquía vive a todo lujo a costa de la explotación y miseria ajena.

    La Guardia Civil, como hasta el Tribunal Europeo ha dicho, ha torturado.

    Dos años y un día por decir lo que todos decimos en voz baja. Lo que todos sabemos.

    Diez días de cárcel por cada palabra.

    Cada sustantivo, artículo, verbo tiene castigo.

    Silvia Delgado Fuentes, vasca, poeta, haciendo uso de mi libertad de expresión subrayo las palabras dichas por Hasel y las rubrico con mi firma.

    Bilbao, 4 marzo 2018.

    http://silviadelgadofuentes.blogspot.com.es/2018/03/la-palabra-castigada.html

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.