lamarea.com

sábado 21 julio 2018

Tus artículos

Exhibir la desigualdad como algo bueno

Ana Cruz, profesora de Filosofía, reflexiona en Tus Artículos sobre las últimas medidas en Arabia Saudí que afectan a las mujeres.

21 enero 2018
11:33
Compartir
Exhibir la desigualdad como algo bueno

ANA CRUZ MUÑOZ* // Últimamente los medios de comunicación de masas están sacando noticias de las mujeres en Arabia Saudí diciendo que se van a comprar coches y que asistirán a estadios de fútbol. En cualquier lugar del mundo serían noticias presentadas como vulneración de los Derechos Humanos, los fundamentales de las personas, como violaciones sistemáticas de una cultura opresora y segregadora, misógina y discriminadora, desigual e injusta.

Sin embargo, nuestros medios televisivos nos muestran esas imágenes como algo revolucionario, progresista, ejemplificador de modelo de igualdad, de civilización y modernización occidental, es decir, como algo bueno. Cada vez que asisto a una noticia de estas así expresada se me encoge el estómago.

El nivel de patriarcado, de paternalismo, de desprecio a la mitad de la población es tal que me entran náuseas y no puedo reprimir un ¡hasta dónde vamos a llegar! Si tenemos en cuenta que se exhiben, dichas noticias, sobre uno de los países más antidemocrático del mundo, más especulador del mundo, más capitalista del mundo, más religioso del mundo y más antiecológico del mundo, la cosa sube a niveles insoportables.

Usar medidas como que las mujeres pueden conducir e ir a estadios de fútbol para entrar en la club de los países estupendos del globo, cuyos mandatarios entran y salen de Europa con aviones privados, compran de todo, incluido mujeres, negocian con reyes, presidentes y empresarios, mostrando sus diferencias como exotismo económico salvador de occidente y seguir practicando la discriminación en su propio pueblo, debería ser un escándalo mayúsculo.

¿Cuántas mujeres tienen posibilidades reales de conducir, para qué?, ¿cuántas mujeres quieren ir a un estadio de fútbol, para qué? ¿Qué importa tener coche o entrar a un estadio si no se es tratada con dignidad, igualdad, respeto y libertad ni legal ni realmente día a día? ¿Qué artículo de los Derechos Humanos se practica con conducir y entrar a un estadio de fútbol?

El periodismo de masas le baila el agua al capitalismo más violador de derechos y lo presenta como algo bueno. La realidad y los medios se parecen tanto que da miedo y precisamente el miedo es lo que garantiza que nada cambie aunque se exhiban “cambios” por doquier. La ciudadanía, incluidas las mujeres, no nos merecemos estos medios, esta realidad.

* Ana Cruz Muñoz es profesora de Filosofía (Cuenca).

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Ana Cruz

Ana Cruz

7 comentarios

  1. Panceta
    Panceta 28/01/2018, 05:01

    ¿España Saudita?.

    Responder a este comentario
  2. Chorche
    Chorche 22/01/2018, 13:10

    Es que Arabia Saudí, con su capitalismo feudal es de “nuestro” club (capitalista).
    Los estados antidemocráticos son ¡qué casualidad! los no capitalistas. Venezuela, Cuba, ect.
    Además la monarquía saudí es amiguete personal de la monarquía que dejó bien atada el dictador Franco.
    En Arabia Saudí han ahorcado gente tan sólo por criticar a la familia real.
    No te quepa duda de que la dirección involutiva que estamos llevando actualmente está capitaneada por los medios de comunicación que, salvo una minoría, casi todos están comprados por el capital.
    La mujer, y el hombre, tiene que apercibirse y liberarse de estos falsos valores.

    Responder a este comentario
    • Lechuza
      Lechuza 22/01/2018, 18:45

      Claro que el capital nos quiere desiguales y así seguir manteniendo el patriarcado por los siglos de los siglos, pero es que resulta insultante la vileza y el servilismo de los mass media a estas alturas!!!
      Saben perfectamente que funciona de maravilla, las consecuencias de una información tan sexista que divulga la desigualdad como algo bueno son brutales porque anticipan un futura de retrocesos como nunca antes hemos sufrido. Ahora somos conscientes, ahora sabemos.

      Responder a este comentario
    • Ana
      Ana 23/01/2018, 18:58

      Sin embargo, hoy somos conscientes del poder de los medios y del poder del cosumo…los sentimientos básicos, tradicionales capaces de hacer resurgir los nacionalismos en cualquier rincón, no surten el mismo efecto a la hora de sentir la IGUALDAD, patrimonio de la humanidad.

      Responder a este comentario
  3. Celeste
    Celeste 22/01/2018, 02:22

    Este articulo de opinion claramente no ha sido editado. No solamente tiene faltas de concordancia basicas resaltadas en negrita, sino que tambien lanza palabras en tromba y sin ningun cuidado de sus significados respectivos (modernizacion, civilizacion, religioso, etc.), y lo que ha dicho en el articulo lo podia haber dicho en dos parrafos.

    La segunda frase del primer parrafo (que expresa el puzzle que motiva a la autora a escribir el articulo) simplemente no tiene sentido. ¿Por que en cualquier otro pais comprar un coche o ir a un estadio seria visto como una vulneracion de derechos humanos? Parece que la autora queria expresar algo distinto.

    Criticar un pais islamico por parte de una mujer blanca europea es algo que, en todo caso, se tiene que hacer con cautela y midiendo las palabras que se usa. Hay demasiado feminismo blanco echandose las manos en la cabeza por las pobres mujeres del ‘Tercer Mundo’ y sin atender a las numerosas criticas que este tipo de aproximacion recibe por parte de muchas ramas feministas no euroblancas. Llamar a Arabia Saudi el pais mas patriarcal del mundo (y otras mas cosas extremas “del mundo”) es algo que independientemente de si fuera verdad o no, criticable o discutible, tampoco se ha fundamentado. ¿Es obvio?

    La autora no plantea en ningun momento el ejercicio de libertad efectiva que para las mujeres saudies puede suponer conducir, ni como profesora de filosofia se ha esforzado en buscar los enlaces que estos dos actos pueden tener con derechos codificados en el acervo internacional de los derechos humanos.

    la mujer en este articulo por el contrario, emerge en forma de dos arquetipos: en el de la mujer saudi, objeto de una discriminacion insuperable y para cuya lucha solo un cambio revolucionario sirve (valorar cualquier estadio intermedio es traicionarlas); y en el de la lectora de prensa euroblanca a la que se esta discriminando indirectamente haciendole leer esta Traicion a la pobre mujer saudí.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.