lamarea.com

jueves 23 noviembre 2017

Economía

Etiquetas-protesta contra la explotación de una subcontrata de Zara en Turquía

La plantilla de una subcontrata de las tiendas de Inditex ha colado etiquetas en varias prendas para denunciar abusos laborales e impago de salarios.

06 noviembre 2017
14:44
Compartir
Etiquetas-protesta contra la explotación de una subcontrata de Zara en Turquía
Tienda de Zara en Sydney (Australia). FOTO: Mw12310

La plantilla de una subcontrata de Zara en Turquía ha encontrado una nueva forma de dar visibilidad a las precarias condiciones laborales que sufre: colocar etiquetas-protestsa en las prendas demandando responsabilidad. “Yo hice esta prenda que va a comprar, pero no me pagaron por ella”, puede leerse en una de ellas, tal y como varios clientes han descubierto en tiendas del grupo Inditex en Estambul.

Las personas que trabajaban en Bravo, empresa textil que provee prendas a Zara y otras marcas, cerró de un día para otro, según informa Associated Press, pero no abonó los tres últimos salarios a las personas despedidas, ni el finiquito que les correspondía. Con estas etiquetas- protesta, los trabajadores de esta subcontrata estarían tratando de concienciar a los clientes para que apoyen sus reivindicaciones y derechos laborales. “Por favor, pídele a Zara que nos pague nuestro dinero”, dice la etiqueta de la imagen, que hace referencia a una campaña de Change.org que ya han apoyado más de 20.000 personas.

Inditex asegura que ha respetado su parte del contrato con Bravo y que está haciendo lo posible para resolver el problema de impago de estos trabajadores. “Inditex ha cumplido con todas sus obligaciones contractuales con Bravo Tekstil y, en este momento, está trabajando con la federación sindical internacional IndustriALL, Mango y Next para establecer un fondo de ayuda a los trabajadores afectados por la desaparición fraudulenta del propietario de la fábrica Bravo. En este momento, la federación sindical internacional IndustriALL, con el apoyo de Inditex, está negociando a través de su sindicato local en Turquía para llegar a un acuerdo.  Este fondo de ayuda cubriría los salarios impagados, las indemnizaciones pendientes, las vacaciones comprometidas y los finiquitos de los trabajadores que estaban contratados en el momento del cierre repentino de esta fábrica en julio de 2016. Estamos comprometidos a encontrar una solución rápida para todos los afectados”, explicó la compañía a La Marea.

Este episodio llega dos días después de que unas 300 personas que trabajan para Bershka, también propiedad de Inditex, cerraran varias tiendas y se concentraran ante la sede de la Fundación Amancio Ortega en Arteixo (Galicia) para pedir mejoras en sus condiciones laborales y una equiparación salarial entre empleados. También en marzo de este año el sindicato CCOO denunció la situación “límite” de la plantilla de Inditex en León y Meco (Madrid).

Inditex es una de las compañías textiles más grandes del mundo, con marcas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti y Bershka, y su accionista mayoritario y fundador es Amancio Ortega, el cuarto hombre más rico del planeta según Forbes. De los numerosos escándalos que han salpicado al grupo textil recientemente por casos de explotación laboral destacan la condena en su contra por trabajo esclavo en Brasil, los abusos contra empleados en Marruecos, o los ‘talleres de la miseria‘ de la compañía en Bangladesh. También recientemente la BBC reveló que varias subcontratas de Zara en Turquía emplean a niños refugiados sirios de forma ilegal.

Las crisis de imagen que afectan a la empresa y sus marcas por explotación laboral no son nuevas. En sus informes anuales y diversos comunicados de prensa, Inditex subraya constantemente que está realizando esfuerzos para mejorar la supervisión de sus proveedores, la mayoría empresas deslocalizadas en países con rentas bajas y legislaciones laxas en materia laboral. Colectivos y organizaciones como Ecologistas en Acción y Movemos Europa denuncian que, además de cometer abusos sociales, la actividad de Inditex y otras grandes compañías del sector textil tienen un fuerte impacto medioambiental.

Última actualización: 12:34 del 07/11/2017.

Donación a La Marea

 

José Bautista

José Bautista

7 comentarios

  1. Manuel Madrid
    Manuel Madrid 11/11/2017, 11:45

    Parte importante del problema es que el “propietario” de la fabrica, mas bien estafador, se va de rositas. Si lo afectara fuerte economica y hasta penalmente, estas cosas no pasarian. No les basta con pagar bajos salarios, no pocas veces indignos, sino que ya ni pagan.

    Responder a este comentario
  2. Goñi
    Goñi 11/11/2017, 10:00

    Y por que no se habla de las condiciones de los empleados del corte ingles? Los peor pagados del sector…

    Responder a este comentario
  3. Mancuso
    Mancuso 10/11/2017, 14:18

    Cual es el motivo por el que siempre que se habla de explotación laboral en el sector textil se menciona al grupo Inditex? Hasta dónde llego las demás empresas del sector hacen exactamente lo mismo en lo que se refiere a la política con los proveedores. Siendo así, veo lógico e recomendable que se apoyen medidas para evitar los abusos laborales y mejorar las condiciones de trabajo pero la fijación con una empresa por el motivo de que le va bien… no acabo de verlo.
    Por otro lado, al igual que Trami, yo también he conocido empleadas de este grupo textil y, por lo que sé, están bastante bien. Creo que de hecho bastante mejor que la mayoría del sector. Inditex, además, es frecuente que haga una retribución extra a sus empleados a cargo de los beneficios.
    Ya centándonos un poco más en este artículo la primera impresión, al leer el titular, es que Zara está detrás de la explotación laboral cuando, el el desarrollo de la misma, vemos que es precisamente Zara la que está negociando un fondo para que los trabajadores de la empresa subcontratista puedan cobrar.
    Se mencionan también las protestas llevadas a cabo por las empleadas de Berska el mes pasado en Arteixo. Muy cierto esto. Pero pudo comentar también que esto ha dado lugar a negociaciones que han acabado en acuerdo: un aumento salarial de más de 100 euros al mes equiparándolas así a otras tiendas del grupo.
    No pasa nada por hacer crítica, es bueno, pero la crítica tiene que servir para mejorar. Del mismo modo, la crítica tiene que aportar perspectiva. Incidir sólo en los aspectos negativos la limita.

    Responder a este comentario
  4. Trami
    Trami 08/11/2017, 18:12

    Arroyo Claro, antes de hablar hay que informarse. Quienes son los trabajadores que te informan a tí…? El sueldo más bajo por una jornada de ocho horas diarias en Zara Logística, es el doble del sueldo mínimo, amén de los beneficios sociales de los que no disponen en otras empresas

    Responder a este comentario
  5. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 08/11/2017, 13:50

    Antes de empezar a supervisar a sus proveedores del llamado Tercer Mundo que empiecen a supervisarse a sí mismos ya que, cómo señala el artículo y sé de boca de empleados de A Coruña, aquí trabajan cómo esclavos y les pagan una miseria.

    Y ES QUE UNA PERSONA HONESTA NUNCA SE HARA RICA. NO ESTA EN SU NATURALEZA ABUSAR DE SUS SEMEJANTES.

    Responder a este comentario
  6. Dgdg
    Dgdg 06/11/2017, 16:08

    Presidida por Pablo Isla, no por Amancio Ortega. Amancio Ortega es su accionista mayoritario con mayoría absoluta. Por favor.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones presidenciales en Chile: lo que está en juego

"En este momento ningún candidato puede sentirse realmente vencedor, por más que proclame lo contrario en su cierre de campaña". Manuel-Fabien Aliana analiza el panorama político de Chile a pocas horas de las elecciones presidenciales.

Los socios/as escriben

La gran guerra mundial

La guerra global de los ricos contra los pobres es silenciado y minimizada, sostiene el autor