lamarea.com

lunes 18 diciembre 2017

Cultura

Ocho películas que no deberías perderte en el Festival de Cine Europeo de Sevilla

Fronteras, migración, precariedad, refugiados, paro, corrupción… Ocho filmes que narran la vida en la nueva ‘vieja Europa’.

03 noviembre 2017
09:41
Compartir
Ocho películas que no deberías perderte en el Festival de Cine Europeo de Sevilla
'El taller de la escritura'. Jerome Prebois

Tres compiten en la Sección oficial, otras tres participan en Las nuevas olas, una está dentro de Las nuevas olas-no ficción y otra forma parte de la selección de la Academia Europea. Son ocho películas que narran, cada una desde una perspectiva, la vida en la nueva vieja Europa. Fronteras, migración, precariedad, refugiados, paro, corrupción… Todas se podrán ver en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, que comienza este fin de semana en la capital andaluza hasta el próximo 11 de noviembre.

1. El taller de la escritura (Laurent Cantet)

Varios jóvenes son elegidos para participar en un taller con una escritora de éxito, en el que escribirán una novela negra. Todos ellos representan y sintetizan la diversidad étnica y religiosa de la Francia actual. Su director se consolidó en 2008 como una de las principales voces del cine europeo con La clase, Palma de Oro en Cannes, Mejor Película y Mejor Director en los EFA, y nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera. / Sección oficial

2. Western (Valeska Grisebach)

Un western contemporáneo situado en la frontera entre Bulgaria y Grecia, a donde llega Meinhard, obrero alemán, a poner en marcha una planta hidráulica. En la película están presentes las dos Europas, la que acoge al otro y la que lo rechaza. Cuenta la directora que ninguno de los actores y actrices son profesionales. Al principal, Meinhard Neumann, lo conoció en un mercado de caballos en Brandenburgo. Grisebach es una de las directoras clave la llamada Escuela de Berlín, grupo surgido en los 90 de la Academia Alemana de Cine y Televisión. / Sección oficial

3. A fábrica de nada (Pedro Pinho)

Un grupo de trabajadores descubren que la administración está robando maquinaria y materiales de su propia fábrica. Ante ese panorama, se atrincheran en sus puestos de trabajo. Película de referencia desde que se presentó en la Quincena de Realizadores de Cannes y nominada a los Premios EFA, es, sin duda la más política de la Sección oficial. Propone la acción artística como herramienta de intervención en el mundo y construye un cine social reivindicativo y atrincherado en la solidaridad y la conciencia de clases. / Sección oficial

4. Colo (Teresa Villaverde)

Una mujer tiene doble trabajo desde que su marido se quedó en paro. Tienen una hija. “Mi punto de partida fue la pérdida de un trabajo en una familia de tres. Como todavía vivimos en un sociedad donde la igualdad de género no existe, me interesaba imaginar una familia donde el el hombre es quien pierde su trabajo”, explica la directora. “En mi país, las personas no hablan mucho sobre lo que sienten”, añade. Colo es un retrato familiar inteligente, seco e introspectivo que describe con la saudade portuguesa la pérdida de la razón y la confrontación generacional. Compitió en la Sección oficial de la pasada Berlinale. / Las nuevas olas

5. Mr. Gay Syria (Ayse Toprak) 

En Estambul está a punto de celebrarse el concurso de belleza Mr. Gay Siria. De nacionalidad turca, esta película sacude las conciencias analizando la dificultad de ser refugiado  y musulmán en un país europeo, a la que se suma ser homosexual en la sociedad islámica actual. Mr. Gay Siria se estrenó en el Sheffield Doc/Fest, y ha pasado por festivales internacionales como el de Sarajevo y el Lovers Film Festival de Turín, donde obtuvo una Mención Especial del Jurado. / Las nuevas olas-no ficción

6. Before summer ends (Maryam Goormaghtigh)

Shellac Arash está decidido a volver a Irán tras estudiar en París, incapaz de adaptarse a la vida allí. Dos amigos le llevan de viaje por el sur de Francia para hacerle cambiar de idea. Before summer rnds es el primer largometraje de la directora suiza, y fue parte de la selección de ACID en Cannes 2017. / Las nuevas olas

7. The constitution (Rajko Grlic)

Narra las vidas de cuatro personas que viven en el mismo edificio, pero se evitan debido a sus diferencias étnicas, religiosas, sexuales y económicas. Vjeko es un profesor croata de 50 años que cuida de su viejo padre, y que se viste de mujer por las noches. Un día recibe una paliza y le socorre su vecina enfermera Maja, que le pide que le enseñe la constitución a su marido Ante, serbio. Todos tendrán que deshacerse de sus prejuicios para vivir en paz. / Selección European Film Academy

8. Sotobosque (David Gutiérrez Camps)

Musa, un joven de Mauritania, sobrevive en un pueblo catalán desbrozando y recogiendo paja, piñas y leña. Lucha por su supervivencia de una forma muy primaria y a su vez muy bella. Ha sido expulsado de los espacios civilizados y habita en los márgenes, en los espacios deshabitados por nuestra sociedad. El sueño de la civilización occidental le ha acercado a la animalidad de una forma que no esperaba. Él parece tomárselo con humor y parsimonia: las aguas de la tristeza corren bajo tierra. / Las nuevas olas

Donación a La Marea

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones en Chile: por qué puede ganar el centro-izquierda

"A pesar de todas las críticas, Alejandro Guillier podría ganar a Sebastián Piñera en las elecciones de este domingo en Chile", sostiene Manuel-Fabien Aliana.

Los socios/as escriben

Otra mujer confiesa que la han violado

"Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable", reflexiona Amparo Ariño