lamarea.com

jueves 20 septiembre 2018

Opinión

#HolaQuéTal

Rajoy, la mentira y TV3

“Hay gestos que retratan lo que uno sabe sin necesidad de que el otro lo admita. Lo triste es que al presidente del Gobierno ni siquiera le preocupa admitirlo”, escribe Fallarás.

23 octubre 2017
21:07
Compartir
Rajoy, la mentira y TV3

El sábado 11 de febrero de este 2017, el periodista al frente del Telediario de TVE, Pedro Carreño, arrancaba el espacio con la siguiente afirmación: “El tiempo desapacible que hay en Madrid hoy contrasta con la imagen de alegría que se vive en las filas populares”. Se refería al congreso del Partido Popular, y añadía: “El ambiente del congreso está siendo distendido, amable, como si se tratase de la reunión de una gran familia”.

Evidentemente, se convirtió en otra de las gotas que colmó otro de los múltiples vasos que pueblan la paciencia de los trabajadores de la televisión pública española.

El sábado pasado Mariano Rajoy anunció, entre otras medidas, que su Gobierno tomaría el control –esa palabra utilizó: control– de los medios públicos catalanes. Más allá de que la medida, si no fuera aterradora, daría para un chiste de los Monty Python, el asunto resulta harto significativo. Pone en evidencia cuál es la consideración del presidente del Gobierno de España sobre los medios de comunicación públicos, sobre la información en términos generales y sobre la libertad de expresión.

Es decir, el presidente Rajoy da por hecho que una televisión pública es un órgano desde el cual un gobierno interviene y manipula a la población. Siguiendo esa premisa, y dando por hecho que así sucede en Cataluña –si sucede o no daría para otro artículo–, decide que es su Gobierno quien pasará a controlar la información, o sea manipulación, o sea mentira. Porque en la base de ese movimiento del Gobierno español está también su consideración sobre la mentira. Desde un medio de comunicación público se miente, según ese planteamiento, a los ciudadanos, ya que cualquier manipulación informativa parte de la falsedad.

Sobre la consideración que le merecen a Rajoy los trabajadores de dicho medio, y por ende de todos los medios públicos, se podría acudir a las palabras siervos, voceros, tergiversadores, manipuladores, obedientes e incluso otras peores.

Es evidente que Mariano Rajoy no tiene capacidad de “controlar”, como él afirma, a los periodistas de los medios públicos catalanes. Ni siquiera con la triste amenaza de castigos y cese de pagos. Pero hay gestos que retratan lo que uno sabe sin necesidad de que el otro lo admita. Lo triste es que al presidente del Gobierno ni siquiera le preocupa admitirlo.

Donación a La Marea

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Cristina Fallarás

Cristina Fallarás

Periodista y escritora. También colabora en Público.es y Cuatro, entre otros medios. Su última novela es Honrarás a tu padre y a tu madre. Recibió el Premio del Director de la Semana Negra de Gijón (2012) y el Premio Dashiell Hammet de novela negra (2012), entre otros galardones. Previamente trabajó para El Mundo, Cadena Ser, RNE, Diario ADN, Telecinco, Antena 3, La Sexta...

5 comentarios

  1. jotabe
    jotabe 25/10/2017, 14:57

    Yo creo que lo que se comenta es la afirmación clara de que el control de los medios de comunicación es lo habitual por parte de los gobiernos,independientemente de que ambos medios sean manipuladores.Igual de manipuladores pero con contrarios intereses.

    Responder a este comentario
  2. Gaia
    Gaia 24/10/2017, 13:49

    Cristina, gracias por tus artículos tan claros y veraces.

    Responder a este comentario
  3. Pilar
    Pilar 24/10/2017, 09:39

    Si el señor Rajoy fuese pinocho su nariz daría tres vueltas al planeta. También el ministro de exteriores q afirmó a la BBC en un inglés penosos, que las imágenes del 1-O eran todas trucadas. (Resultó que las q exponían habían sido gravadas por la propia BBC). Tenemos suerte de vivir en una época donde la verdad es muy luminosa y todos tenemos móviles y redes para difundirlas. Gracias Cristina por ser una de ellas.

    Responder a este comentario
  4. unexpodemitamas
    unexpodemitamas 24/10/2017, 07:56

    Una cosa es sesgar la información o ignorar ciertas noticias que no interesen al gobierno, que, por supuestísimo está mal y hay que arreglar como sea, y otra lo que viene haciendo TV3, que no merece la pena ni comentar, porque a la vista está.
    Si criticas a TVE, y a TV3 no, se te ve demasiado el plumero.
    Predica con el ejemplo, y luego critica…
    Tu estás haciendo con este artículo exactamente lo mismo.
    Credibilidad cero.

    Responder a este comentario
    • ArroyoClaro
      ArroyoClaro 24/10/2017, 20:11

      Rajoy sin duda estaba pensando, se refería, a tve y a rne ya que concuerdan totalmente con su definición de los medios públicos.

      “A ver si esta vez lo consiguen con TV3, porque con Televisión Española llevan seis años intentando que sea veraz, objetiva y equilibrada y no hay manera” comentó Wyoming en El Intermedio haciendo referencia a la gestión de RTVE que se lleva a cabo bajo el control del PP.
      Las secciones sindicales de UGT y CCOO en RTVE se oponen al anuncio del Gobierno y recuerdan las “innumerables” denuncias por “manipulación” que han recibido por los informativos en TVE y RNE. Los Consejos de Informativos de RTVE también se han manifestado contra la decisión del Gobierno: “Los medios de comunicación públicos deben servir a los ciudadanos, nunca a los gobiernos”

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".