lamarea.com

jueves 19 octubre 2017

Opinión

Rajoy y su descomunal fraude de ley

Rajoy está actuando en fraude de ley: se está amparando en la defensa de la Constitución Española justo para atacarla frontalmente, pues ésta y no otra es la deriva que estamos padeciendo en relación al obligado respeto a los derechos fundamentales.

20 septiembre 2017
18:45
Compartir
Rajoy y su descomunal fraude de ley
Mariano Rajoy en un mitin en Torrelavega. Foto: Partido Popular de Cantabria.

La situación que se está viviendo acerca del conflicto catalán ha recibido varios enfoques jurídicos y políticos muy variados y contestados por expertos y no expertos en la materia. Sin duda alguna, el análisis apenas comentado es el global, me explico. Si tuviéramos la oportunidad de efectuar una descripción de lo que está sucediendo, mediante una cámara de fotos, aplicando con pericia el zoom, desde el lugar concreto -Catalunya- hasta alejar el objetivo y mirar cual un observador imparcial, nos daríamos cuenta de que la situación que se vive es, obviamente, excepcional.

A estas alturas, todos sabemos que la falta de diálogo político ha traído estas consecuencias. Ya da igual perderse en el origen, quién llegó antes, si el huevo o la gallina. Los ciudadanos solo esperamos que nuestros gobernantes tomen las riendas políticas y, con ello, se esfume este delirio de represión. Por ello, entiendo que quien está llamado a resolverlo es nuestro presidente, que, no en vano, lo es de todos los españoles.

Desde que se aprobara la Ley de Referéndum en el Parlament, muchos pasos se han dado, no siendo ninguno de carácter político, según requerían las circunstancias: al problema político se le asignará una respuesta política; así mismo, ante un problema jurídico, la respuesta será la judicial.
Si acercamos el zoom, veremos que, ante los requerimientos del Tribunal Constitucional, los responsables del Govern habrían cometido delitos de desobediencia, prevaricación administrativa y, quién sabe, malversación de fondos públicos. Por eso, la Fiscalía presentó querella contra diversos y numerosos altos cargos ante el Tribunal de Justicia de Cataluña. Alejemos el zoom y veremos, de entrada, la rareza que supone que representantes políticos de millones de ciudadanos catalanes serán tratados como querellados, investigados, encausados, acusados y después, condenados.

Acerquemos de nuevo la imagen y fijémosla -ya grabada en muchas retinas- de identificaciones a periodistas, decomiso o incautación de planchas de imprenta, incautación de urnas y de millones de papeletas electorales, incursiones de la Guardia Civil en redacciones de prensa, en empresas postales -sean públicas o privadas-, cierre de páginas web, prohibición de publicar campaña electoral a los medios de comunicación. Todo ello, claro está, en el marco de la investigación judicial que inició la querella presentada por Fiscalía. Alejemos el zoom: ante la persistencia de la falta de diálogo político, la máquina judicial se hace imparable y nos prodiga imágenes más propias de otros tiempos pasados; sin duda alguna, nuestro observador no puede evitar ver, con cierta incomodidad, que en el corazón de Europa se están llevando a cabo medidas coercitivas de marcado talante autoritario.

La imagen vuelve a acercarse: el Fiscal General del Estado, nombrado por el Gobierno, es decir, de su plena y máxima confianza, emite una instrucción a los fiscales provinciales de Catalunya para que citen a declarar acompañados de sus abogados, a través de la Policía judicial, a 712 Alcaldes que públicamente han puesto a disposición del Govern los locales municipales para la realización del Referéndum. En caso de no acudir al llamamiento, se ordenará su detención. He aquí un marco no estrictamente judicial que invade las funciones jurisdiccionales de investigación del delito, hurtándolas al juez natural predeterminado por ley, que ya estaba investigando los mismos hechos: el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Alejemos la imagen: nuestro observador aprecia una persecución contra un amplio colectivo, que representa a dos millones de ciudadanos y se ha limitado a anunciar algo que haría en un futuro, pero que aún no ha cometido. Una auténtica anticipación al presunto hecho delictivo, ni siquiera un acto preparatorio del delito, que más se le parece a una medida preventiva contra un amplio grupo social e institucional, que a unas medidas de investigación.

De nuevo hemos acercado la imagen y vemos que el Consejo de Ministros ha aprobado in extremis la intervención de las finanzas catalanas, con el fin de evitar, nos dicen, que se empleen recursos públicos en la realización del Referéndum anunciado para el 1-O. Alejando el zoom, nuestro observador se percata de que en una reunión de carácter administrativo se ha acordado una medida administrativa no contemplada en el Ordenamiento Jurídico. O sí, porque el artículo 155 de la Constitución española da cabida a esta medida, pero ha sido hurtada a la deliberación y debate y decisión conjunta del Parlamento.

Por último, el objetivo enfoca al Juez titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona: lleva seis meses investigando a cargos públicos, a raíz de dos denuncias presentadas contra diversas personas por colaborar, presuntamente, en el Referéndum previsto para el 1 de octubre. No en vano, los hechos investigados han sido calificados como desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos. ¿Les suena? Sí, lo mismos delitos y hechos conexos por los que se hallan investigados numerosos aforados en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, a raíz de la querella presentada por Fiscalía. Sin embargo, lejos de inhibirse a favor del órgano superior, ha ordenado de oficio numerosos entradas y registros en sedes públicas y privadas, a personas públicas y no públicas. Alejemos ya definitivamente la imagen: es cierto que este juez está investigando a no aforados, pero también lo es que, tratándose de hechos íntimamente conexos con los que se están investigando ante el órgano superior, debiera haberse inhibido a favor de éste, es decir, del Tribunal Superior de Justicia. ¿Qué cerilla ha prendido que ha provocado que multitud de ciudadanos se manifiesten espontáneamente reclamando el respeto de los derechos y libertades públicas?

Rajoy sigue parapetado tras las decisiones judiciales y bajo el manto de apariencia de legalidad, cuando de facto, tenemos un estado de excepción, que está socavando los derechos fundamentales previstos en nuestra democracia. Este manto no es otro que la Constitución Española que, si bien, a muchos se nos ha quedado pequeña, lo cierto es que contiene preceptos dignos de ser respetados, precisamente en los momentos de crisis, que es cuando un Estado democrático y de Derecho se pone a prueba.

Rajoy está actuando en fraude de ley: se está amparando en la defensa de la Constitución Española justo para atacarla frontalmente, pues ésta y no otra es la deriva que estamos padeciendo en relación al obligado respeto a los derechos fundamentales. Fraude de ley es actuar bajo el amparo de la ley, cumpliendo escrupulosamente los requisitos formales que la ley exige, para conseguir un resultado ilícito, no consentido por el ordenamiento jurídico. Nuestro Ordenamiento Jurídico no consiente que se utilice al poder judicial para salvar un problema político ni que el Fiscal General del Estado, cual brazo ejecutor, ordene a sus subordinados que invadan la función jurisdiccional sólo reservada a los jueces.

En este resultado no consentido por nuestro ordenamiento jurídico, se ha propiciado un contexto cómodo para que algunos jueces marcadamente afines a la derecha más reaccionaria, versos sueltos de un poder judicial cada vez más depauperado y denostado, hayan actuado, con olvido de los más elementales derechos básicos.

Sin embargo, aún está por ver si esta consecuencia no consentida por nuestro marco constitucional llegará a buen puerto, pues, sin duda, lo que avistamos es una imagen maltrecha de las Instituciones que nos gobiernan y el consiguiente deterioro del Estado de Derecho.

Donación a La Marea

Isabel Elbal

Isabel Elbal

17 comentarios

  1. Bepe
    Bepe 05/10/2017, 09:27

    El principio de todo el mal está en la apropiación que hacen en España los partidos políticos del Estado, haciendo creer que cuando gobiernan ellos son el Estado, y es al revés son los Ciudadanos los titulares del Estado, tanto el Rey que es el primer servidor del estado y que como no vota es siempre servidor, por tanto todas las pamplinas protocolarias que le rodean están porque en realidad se están haciendo a todos los Ciudadanos, son servidores públicos el Gobierno, el Ejercito, los Jueces y Fiscales incluido el Tribunal Constitucional, las Fuerzas de Seguridad y los Funcionarios en general, cuando ejercen como tales tienen obligación de servir ayudar y proteger a los Ciudadanos, lo llamamos Estado de Derecho, es decir el Gobierno del Sr Rajoy y el partido que lo sustenta el PP, ha contaminado de tal forma dicho Estado de Derecho, que ahora los Ciudadanos, es decir el Estado estamos viendo como los servidores se están convirtiendo en Señores, tras el discurso del otro día hay que incluir al Rey, que ha hecho dejación de funciones cuando menos, debería ser garante de la concordia y entendimiento entre los Españoles hizo todo lo contrario, creo que debería ser suspendido de empleo y sueldo.

    Responder a este comentario
  2. Mercè
    Mercè 28/09/2017, 16:46

    Questiones a plantear, ¿Espanya és un estado de derecho? Para empezar nos encontramos con que la Constitución situa al Ejército com garante de la unidad terrirorial, Articulo 8º, cosa que no existe en ninguna otra Constitución europea. Però además en el Codigo Penal encontramos otra tétrica figura, la de sedición, originalmente aplicada a les revueltas armadas –justamente la que hizo una parte del Ejército contra la República el 1936–, y ahora aplicable, por lo que parece, a cosas como la concentración masiva pero pacífica de miles de ciudadanos, como las del dia 20 en Barcelona. Se les juzgará a todos?
    Però hay más. Que una importante parte del poder judicial, com es la fiscalia, no sea independiente del gobierno sinó que dependiente de éste, niega y transgrede un elemento bàsico del estado de derecho: la división de poderes. Y que haya un tribunal, el Constitucional, que pueda juzgar y condenar hechos sin que haya derecho a la defensa ni a la apelación a un poder superior, tambien transgrede el concepto básico estado de derecho.
    Y así podria seguir. Pero queda la gran pregunta. ¿Porqué en un estado que s’autodefine como de derecho, se tiene tanto miedo, por no decir pavor, a la urnas? ¿A que la ciudadania catalana vote libremente qué quiere ser? Y una consideración final. En Catalunya se grita “Volem votar!”, que es un grito de libertad y de democracia. En otros lugares se grita: “A por ellos!”, que es un grito de agresión y totalitarismo. Reflexionemos.
    Una última consideración: recordemos que un estado de derecho es aquel en el que el ciudadano puede hacer todo aquello que no esté expresamente prohibido por la ley (como hacer un referéndum), mientras que el gobierno no puede hacer nada que no le esté expresamente permitido por las leyes. O sea, estado de derecho no es aquel en el que la ley defiende el estado ante el ciudadano sino aquel que la ley defiende el ciudadano ante el estado.

    Responder a este comentario
  3. Francesc
    Francesc 28/09/2017, 14:03

    Para entender lo que está pasando. Un nuevo Estatut de Catalunya fue discutido por el Parlament hacia el 2006 y una vez aprobado llevado al Congreso de los Diputados, donde se le “pasó el cepillo, y bien”, segun la chulesca frase de Alfonso Guerra. Finalment aprobado por el Parlamento español lo fue por referéndum en Catalunya el 2006. Era, pot lo tanto una ley orgànica. No “regional”.
    A pesar de ello, el PP lanzó una campaña contra “el estatuto de los catalanes” –incluso hay imágenes televisivas de Rajoy lanzando esta frase en uno de los tenderetes del partido. Con las firmas recogidas, se llevó al Constitucional, el qual tras cuatro años de debate, con un juez muerto, otros con el mandato caducado e icluso otro imposibilitado de poder intervenir porqué hacia años havia cometido el sospechoso acto de asesorar profesionalmente un trabajo de la Generalitat, –o sea un TC de más que dudosa legitimidad e incluso legalidad– cuatro años después, el 2010!, se recortan o eliminan artículos o párrafos… algunos de los cuales sí figuran el otros Estatutos!
    El gobierno catalán de aquel momento, compuesto por PSC, ERC e ICV, acató sin decir nada. Su silencio cabreó a muchos y muy diversos ciudadanos y dos entidades sociales, Òmniun Cultural y Assemblea Nacional Catalana, no excesivament conocidas en amplios sectores de Catalunya, lanzaron una llamada a protestar y, sorpresivamente, el 10 de junio fueron decenes de miles los ciudadanos que respondieron a la llamada. Y aquí empezo la cosa.
    Dos años después, el 2012, ya era presidente Rajoy, Artur (y no Ártur) Mas tenia que ir el 20 de septiembre a La Moncloa a presentar una seria de puntos a debatir, entre ellos la financiación, y ya se veia venir que aquell 11 de Setembre, la Diada, seria sonada. Preguntado Rajoy el dia 10 como pensaba solucionar el asunto, su respuesta, se puede econtrar en internet, fue de las que hacen historia: “España no està para algarabias ni lios” dijo despectivamente. Fué la primera Diada masiva, pero dias después no aceptó discutir nada con Mas. Quien ha amontanado la leña y después lanzado la antorcha?
    Tres apuntes para acabar, y que también sirven para entender el verdadero carácter de lo que está pasando en Catalunya.
    Primero: En todas las concentraciones, masivas o no, el uso del castellano (o español), és absolutament normal. Los que lo tienen como lengua familiat, la usan con toda normalidad. I tambén comienzan a ser normales rasgos faciales y matices de piel bien diversos. Y es que no són manifestaciones étnicamente nacionalistas, sinó que políticamente independentistas. I ahí caben todos los que quieren asistir.
    Segundo. En las dos masivas concentraciones del miércoles 20, absolutamente espontánes, se dio la paradoja de que entre los miles de concentados, en una de ellas había gente que se podria definir com anticapitalista y antisistema defendiendo… la sede de la Conselleria d’Economia(!), y la otra gente moderada, incluso conservadora, defendiendo el otro punto atacado por la fuerzas del orden… la sede de la CUP (¡¡). Una paradoja que expresa que són muchos, e incluso contradictorios, los sectores de la sociedad de que sienten agredidos por un igual.

    Responder a este comentario
  4. kindermatik
    kindermatik 23/09/2017, 08:55

    Asumamos que la tesis del artículo fuera cierta. El gobierno español y una gran parte de las instituciones del estado están cometiendo un fraude de ley que está afectando, de manera muy sustancial, a las libertades de una parte importante de los ciudadanos catalanes y de sus instituciones autonómicas. En tal caso, hay una gran probabilidad de que a lo largo de los procesos judiciales que ahora se están iniciando aquellos afectados puedan ser resarcidos, al menos en parte. No olvidemos que en último lugar, en tanto que ciudadanos españoles (desde el punto de vista legal al menos), siempre tendrán derecho a que el conjunto del proceso se vea revisado por instancias supranacionales que señalen qué y cómo se han vulnerado los derechos fundamentales de los encausados.
    En el otro bando, sin embargo, se establece un proceso que ha eliminado cualquier revisión del mismo y que ha anulado cualquier posibilidad de discusión formal: poner a disposición del público las principales leyes que han de dirimirse en el referendum a menos de un mes de la celebración del referendum hace imposible un análisis pausado de cualquier tipo.
    La cuestión principal no es quién tiene razón en esta discusión. Es evidente que los dos bandos (o tres, o cuatro o cien) han argumentado que sus conclusiones son las correctas. Parece, por tanto, que en el corto plazo la negociación difícilmente llevaría a ningún acuerdo aceptado ampliamente. En ese caso, resulta oportuno confiar en que el estado de derecho se use para dirimir los conflictos entre los distintos partícipes hasta que se den las condiciones de llegar a acuerdos que puedan ser implementados. Y resulta lógico porque ese estado de derecho permite igualar los medios de las distintas partes en tanto en cuanto se fundamenta en reglas, procedimientos e instituciones ampliamente conocidas y, como he mencionado anteriormente, establece mecanismos que permiten corregir errores formales o de fondo que se puedan producir.

    Responder a este comentario
  5. Escorpion
    Escorpion 22/09/2017, 14:43

    Tambien rajoy y su partido han robado todo el dinero de este pais porque les han dado la gana porque cataluña no va hacer un referendum porque les da la gana aqui somo protestamos solo por lo que ha los corrupto del pp quieran y el referendum de cataluña no lo llamo hacerlo porque les da la gana sino porque estan asta los huevos ya de españa y de sus corrupto y la verdad rajoy saca leyes y las apruebas como la ley mordaza cuando les da la gana y se sartan las leyes robandole aun pais entero el dinero para gastarselo en lujos y en putas y queman las central donde estan todo los archivos y se saltan las leyes como quieren y ahora con cataluña hablamos de saltada de leyes jajajaj un cojo de dos pierda le llama cojo a uno que tan solo esta cojo de una y un referendum no se hace porque se da la gana un referendum se yama democracia y españa es un pais democratico bueno o no porque viendo como actuan rajoy y sus partidos de comeculo de corrupto veo mas a españa como una dictadura no democracia.

    Responder a este comentario
  6. Berlanga
    Berlanga 22/09/2017, 02:07

    Simplemente dos cosas. 1ª Ni Rajoy, ni su Gobierno corrupto, ni su Organización Criminal disfrazada de Partido están autorizados a hablar en nombre de la LEY. 2ª España no es el corazón de €uropa, simplemente es una provincia de Alemania. Saludos a la nueva Repúblicay buen funeral al Régimen del 78.

    Responder a este comentario
  7. McAreno
    McAreno 21/09/2017, 12:49

    Con dos co..nes!!!!!!!!

    El desgobierno de la región más corrupta de España se salta la ley, la constitución y su propio estatuto, mientras el gobierno central actúa tal como le faculta la ley… y el que está en fraude de ley es Rajoy.

    De veras, hacéoslo mirar. Tenéis un grave problema de comprensión de la realidad.

    Si en vez de las soflamas hueras y delirantes, deseáis acudir a alguien con cierto conocimiento real del asunto, basta con leer a Blanco Valdés. Os indicará exactamente como son las cosas desde el punto de vista de un jurista reputado.

    Responder a este comentario
  8. Baaron
    Baaron 21/09/2017, 10:56

    Yo creo que el diálogo político es cosa de dos. Yo tampoco me sentaría con alguien que busca el golpe a muerte, eso es una secesión del Estado español. Se puede dialogar pero no se puede imponer un referéndum de secesión porque me da la gana. Siéntense, negocien sobre otras cosas y, si la secesión es tan deseada intenten dialogar con otros partido e intenten convencer al resto de españoles de que es lo mejor. Pero si hay culpables en este asunto, son al menos dos.

    Responder a este comentario
  9. Independiente Libre Alai
    Independiente Libre Alai 21/09/2017, 08:30

    La torpeza y estupidez de este presidente y su gobierno, hace que son los menos indicados para resolver este tremendo conflicto que se podría haber evitado, Urge un cambio de gobierno,lo mas eficaz es una moción de censura. El PSOE tiene la palabra y la responsabilidad de hacerlo, los demás grupos seguro le apoyarán. Pasar a la oposición lo necesita para que se produzca una imprescindible regeneración

    Responder a este comentario
    • Catalunya
      Catalunya 21/09/2017, 14:52

      Yo quiero que los jueces investiguen la corrupción del pp.y así de rápida sea como se ha hecho e Catalunya con la orden del No al referendu,alguien está de acuerdo con migo.

      Responder a este comentario
    • anonimo
      anonimo 21/09/2017, 14:57

      Si son todos iguales. A esto ha llegado el descontento de la ciudadanía, quieren culpar a Cataluña, y la culpa la tienen estos políticos basura que con su política han hecho sufrir a tanta gente económica y moralmente. ¿Donde esta el dinero que han sacado a la ciudadanía a base de recortes vergonzosos, por qué no estan en la cárcel los corruptos, qué pasa con tantas familias que han sufrido desahucios y asisten a comedores sociales? En este país la democracia se la mete esta gentuza por el arco del triunfo y también los derechos humanos. ¿Cataluña ha obrado de forma ilegal? Que piensen lo que han hecho ellos a ver si no les cae la cara de vergüenza, IMPRESENTABLES.

      Responder a este comentario
    • Xavi
      Xavi 21/09/2017, 15:54

      ¿y que hubieras hecho tu si fueras presidente? ¿saltarte la ley? explicate por favor

      Responder a este comentario
      • carles
        carles 23/09/2017, 08:39

        cuando leo estas preguntas Xavi como las que tu haces,, que se hacen a argumentos claros, entiendo como rajoy obtiene los votos,, se aprovecha de la gente que no da o no llega a la media…..

        Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM53 – Octubre 2017

Última hora

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor