La deriva de los presupuestos participativos de Madrid

Malasaña somos barrio denuncia cómo se ha gestionado la propuesta de un proyecto de centro sociocultural en el edificio de San Bernardo 68.

PEDRO MARTÍNEZ* // Malasaña presentó en los presupuestos participativos 2016 un proyecto
de centro sociocultural en el edificio de San Bernardo 68. Esta propuesta superó todos los requisitos, simplemente no alcanzó los votos necesarios. Este año el concejal de Urbanismo declaró a la Plataforma Maravillas, compuesta por 62 organizaciones, que pretendía instalar sus oficinas en San Bernardo 68. Al preguntarle qué sucedería si en los presupuestos participativos el proyecto conseguía los votos suficientes su respuesta fue: “El pueblo es soberano y respetaré su decisión”.

El proyecto ya ha superado la primera votación. Para la segunda, hemos hecho una fuerte campaña generando gran interés, durante las fiestas del 2 de Mayo. El concejal Calvo, viendo peligrar la instalación de sus oficinas en nuestro barrio, actuó para que el día 5 el llamado “Gobierno Abierto” nos comunicara que nuestro proyecto quedaba excluido. Nos dan 48 horas para recurrir y ninguna oportunidad para participar. Nos han borrado de la web.

Lo sucedido nos hace dudar de la transparencia y de la voluntad democrática de estos presupuestos participativos que están sometidos a los intereses particulares de un concejal por encima de la voluntad popular.

*Pedro Martínez es miembro de Malasaña somos barrio.

Tus artículos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner