Lecturas para deconstruir prejuicios androcéntricos

A Solas, de Idalia Candelas, nos acerca a un día cualquiera en la vida de esas mujeres que han decidido vivir en su casa solas, rompiendo con un estereotipo establecido tradicionalmente.

MADRID// “En México es difícil ser soltera y vivir sola a los 40. Se ve mal”, aseguraba contundente la joven Idalia Candelas en su reciente estancia en nuestro país. Y añado yo, en México, en Francia, en España, en Alemania, en Estados Unidos, o en Japón… las mujeres lo tienen difícil y solas… dificilísimo. Por resumirlo de alguna manera, cuesta deconstruir los prejuicios androcéntricos, superar la desigualdad pasada y presente en la familia, el trabajo… en definitiva, en la vida y hacer lo que a una le plazca sin ser juzgada y sin que le pongan trabas.

Y eso es lo que retrata Idalia en su libro A solas. Sus viñetas nos acercan a un día cualquiera en la vida de esas mujeres que han decidido vivir en su casa solas, rompiendo con un estereotipo establecido tradicionalmente que, a juzgar por las ventas que está teniendo el libro, hace pensar que no se ha superado. Y también en esa línea hablan las distintas autoras que colaboran en ¿Qué es el género? Un conjunto de artículos desde los que analizan los prejuicios androcéntricos de nuestra sociedad, realizando un estudio de la desigualdad y cuestionando las jerarquizaciones, y las desigualdades que vivimos las mujeres.

A solas está lleno de frases autorreferenciales y en primera persona. “Tomo mis propias decisiones sin que influya en mi la opinión de los demás”, “Disfruto de mi compañía”, “Soy la persona más importante de mi vida”,  o “Sé disfrutar del ser más importante en mi vida: yo”. Lo que, de inmediato me hace pensar en la importancia de la lengua asociada al género, ya que “la visión que tenemos de lo masculino y lo femenino, de los hombres y de las mujeres, viene determinada en gran parte por la lengua, seamos conscientes o no de ello”, aseguran Chevalier y Plante en ¿Qué es el género?

Y así, mientras Idalia asegura que de las pocas cosas que le quedan pendientes es ir al cine sola. Y a mí me da por pensar que, quizás, cuando ella esté sentada en una de las butacas del cine le dará por aplicar a la película el Test de Bechdel para evaluar el sexismo en el cine de ficción. ¿De qué hablo? De tres sencillas preguntas: ¿Hay dos personajes femeninos en la película que tengan nombre? ¿Esas mujeres hablan entre ellas? ¿Su conversación trata sobre un tema que no sea el de un personaje masculino?

Esperemos que la respuesta sea sí, aunque la experiencia me dice que casi con toda probabilidad será no, como también asegura Geneviève Sellier en el artículo dedicado al cine en ¿Qué es el género?

Desde la sencillez del dibujo, o desde la reflexión pausada y compleja del ensayo ambos libros dejan entrever los comportamientos de los hombres y de las mujeres de esta época y tratan de superar el mito que  asegura que las actitudes de hombres y mujeres  “están determinados por su anatomía”. Porque, como bien decía Simone de Beauvoir en El segundo sexo: “una mujer no nace, se hace.”

A solas, Idalia Candelas (Planeta, 2016)

¿Qué es el género?, Laurie Laufer y Florence Rochefort (ed.), (Editorial Icaria, 2016), trad. Mireia Bofill

faldon_noticias

Carmen Domingo

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner