lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Economía

Blesa asegura que su ‘tarjeta black’ “era de libre disposición”

El ex presidente de Caja Madrid defiende en la tercersa sesión del juicio por el uso fraudulento de las tarjetas que “eran un complemento retributivo”, y que él fijaba la cuantía.

30 septiembre 2016
14:36
Compartir
Blesa asegura que su ‘tarjeta black’ “era de libre disposición”
Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid.

MADRID // El ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ha declarado esta mañana en el juicio que se celebra por el uso fraudulento de las tarjetas black de la entidad financiera. Blesa ha insistido en que dicha tarjeta, que utilizó tanto él como buena parte de los consejeros que también son ahora juzgados, “era de libre disposición”, y que “no era precisa la justificación de los gastos que se realizaban”.

Blesa se enfrenta a una petición fiscal de 6 años de prisión y multa de 108.000 euros. Durante su presidencia, entre 1996 y 2010, gastó 436.688,42 euros con su tarjeta black, aunque se le reclama una indemnización de 9,3 millones. Estas han sido algunas de las frases más destacadas que ha expuesto a lo largo de su declaración:

-“En septiembre de 1996, cuando accedo a la presidencia, el director de Recursos Humanos me da dos tarjetas, una de gastos de representación y otra de complemento retributivo. El presidente decide la entrega y la cuantía de esa tarjeta”.

-“El secretario del Consejo me dijo que la tarjeta era de libre disposición, eso lo tengo claro, entiendo que era un complemento retributivo. No era precisa la justificación de los gastos que se realizaban”.

-“Nunca se pidió justificación ni reintegro de gastos que se hicieron con la tarjeta cuando era consejero”.

-“Tenía y tengo la plena convicción de que estaba actuando legítimamente, basado en un principio de confianza en la institución, que es una institución tricentenaria en funcionamiento. No me planteé la ilegitimidad y había unos servicios que me podían haber advertido de que tal o cual decisión chocaba con los estatutos”.

-“No se puede decir que no se sabía que existían las tarjetas. […]. Son 23 años de prácticas de tarjetas. ¿Hay alguien que puede decir que se pueda ocultar con un Banco de España, con auditores? Ejercité una facultad que ya ejercitaba el anterior presidente. A nadie se le planteó ninguna duda”.

-“Yo tomaba la decisión de cuál iba a ser la cuantía de la tarjeta de los consejeros […]. Es una retribución que tiene el consejero y puede gastarlo como le parezca oportuno”.

-“En el momento en que se sale de la caja, la tarjeta debe ser anulada, si ha habido casos en que ha permanecido activa lo desconozco, lo he sabido ahora cuando lo he leído”.

“La primera vez que hemos tenido conocimiento de que los gastos de la tarjeta no se incluían en el certificado ha sido por los escritos de Bankia, todo el mundo creía que estaba incluido”.

-“Ni a un directivo ni a un consejero se le da instrucción de como se debe hacer su declaración de IRPF, se le da un certificado de haberes con todos los haberes que tiene para hacer la declaración. Nadie tiene que dudar de que están incluidas las disfrutadas con el uso de la tarjeta, ni duda de las retribuciones en especie”.

 

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.