lamarea.com

lunes 12 noviembre 2018

Sociedad

Suiza: último viaje para dejar de sufrir

Más de mil europeos acuden al país helvético cada año en busca de una muerte sin perjuicios legales. Al complejo proceso burocrático se suman los más de 5.000 euros que cuesta el proceso, sin contar desplazamientos y otros gastos.

15 junio 2016
11:55
Compartir
Suiza: último viaje para dejar de sufrir
Dos mujeres descansan en un banco. FERNANDO SÁNCHEZ

Conceptos que se mezclan, indefiniciones legales, prohibiciones, rígidas fronteras vestidas de ética y un largo etcétera en el que miles de personas siguen sintiendo un profundo dolor que hace de sus vidas un padecimiento del que sólo creen poder librarse a través de la muerte. La eutanasia y el suicidio asistido continúan siendo dos prácticas penalizadas en la mayor parte de Europa, donde únicamente algunos casos polémicos y esporádicos que saltan a los medios consiguen reabrir el debate sobre el reconocimiento del derecho a morir. Junto con Bélgica y Luxemburgo, Holanda es uno de los pocos Estados en los que la eutanasia y el suicidio asistido están regulados, aunque ninguno de estos tres países es visto como destino entre quienes buscan ayuda para morir. En el caso holandés, la ley se basa en la estrecha relación que paciente y médico mantienen en el tiempo, lo que dificulta que los extranjeros puedan recibir asistencia para morir con dignidad.

Recientemente, el caso de una joven holandesa, cuyo nombre permanece en el anonimato, reabrió el debate. Tras un largo y complejo proceso de decisión, la joven logró que la sanidad pública de su país le suministrase una inyección letal. Su situación no se correspondía con la del estereotipo de persona mayor, enferma terminal, inmóvil y postrada en la cama, pero su sufrimiento, según sus médicos, no era menor: a la década de violaciones desde la infancia le siguieron 15 años de depresión crónica, anorexia nerviosa y un estrés postraumático inmune a las terapias. Tras agotar todos los tratamientos posibles, los médicos concluyeron que su caso era incurable e hicieron realidad su deseo de morir.

No existen estadísticas oficiales sobre el número de suicidios frustrados o que acaban en accidente debido a la falta de un marco legal que garantice un procedimiento seguro para quienes no vislumbran esperanzas de mejorar su calidad de vida y desean morir de forma digna y segura. La prohibición de estas prácticas es parecida en Reino Unido, Francia, España y otros países europeos, aunque no en todos se persigue con la misma rigidez.

En Reino Unido, donde las decisiones judiciales sientan precedente con rango de ley, en 2012 los tribunales pidieron a la Cámara de los Lores (Parlamento) que se posicionara para dirimir el caso de Debbie Purdy, una enferma de esclerosis múltiple que decidió viajar a Suiza para recibir una muerte asistida y que no quería que su marido enfrentara 14 años de cárcel por ayudarla en el viaje. Purdy ganó la batalla y sentó un pequeño precedente, aunque desde entonces han sido bloqueados todos los intentos para despenalizar el suicidio asistido. Unos meses después de que Purdy suscitara el debate, el caso de Tony Nicklinson volvió a sacudir a la opinión pública británica: tras sufrir una apoplejía en 2005 y ser diagnosticado con el síndrome del cautiverio (the locked-in syndrome), este británico solicitó ayuda médica con la que poner fin a lo que definió como “una pesadilla en vida”, pero los tribunales le negaron ese derecho. Tras siete años de batallas legales, Nicklinson murió al negarse a ser alimentado. A diferencia de Purdy, no estaba capacitado para subir a un avión con destino a Zúrich. Su mujer recibió la última sentencia negando asistencia médica para el suicidio en 2013, cuando ya llevaba varios meses muerto.

En Francia la ley también prohíbe estas prácticas y sólo concede cuidados paliativos de los enfermos terminales, una medida incorporada en 2005 después de que el veinteañero Vincent Humbert, tetrapléjico, ciego y mudo tras sufrir un accidente, colocara la reflexión sobre la eutanasia en primera línea. “Mientras Francia no cambie su ley, tendremos que irnos al extranjero para un suicidio médico asistido”, explica Dominique, viuda de Hervé, quien decidió viajar a Suiza para morir tras saber que su atrofia multisistémica era incurable.

La opción suiza

Son pocas las familias que acceden a hablar con los medios para explicar el calvario por el que pasa un enfermo terminal para recibir una muerta asistida en el extranjero. Siguiendo el consejo de la asociación española Derecho a Morir Dignamente (DMD), en 2011 Nuria decidió contar a El Periódico de Catalunya los obstáculos que ella y su hermana tuvieron que enfrentar para ayudar a que su padre, un barcelonés de 80 años y enfermo de tuberculosis, hiciera realidad su deseo de morir con la ayuda de Dignitas, una fundación suiza que recibe a enfermos extranjeros que anhelan un suicidio asistido. Dignitas tiene 7.291 socios de todo el mundo, entre ellos 71 españoles, según datos de 2015.

Cada año, más de mil europeos, entre los que destacan alemanes y británicos, viajan a Suiza en busca de una muerte digna y sin perjuicios legales para sus familiares y amistades. La edad media de quienes buscan morir en el país helvético es de 69 años y las enfermedades neurológicas son las más comunes, según el Instituto de Medicina Legal de Zúrich. La legislación helvética prohíbe la eutanasia, pero un vacío legal permite que, respetando ciertas condiciones, determinados enfermos puedan recibir ayuda indirecta para morir. La gran condición: tras exponer las razones para acabar con la vida propia y demostrar plena consciencia para decidir, debe ser el paciente quien se administre la dosis que acabará con su vida.

Dignitas es la más grande de las seis asociaciones suizas sin ánimo de lucro que defienden el derecho a una muerte digna. Ludwig Minelli, su octogenario fundador, explica que desde que creó Dignitas en 1998 ha visto a gente tan desesperada que incluso llegaba a Suiza sin documentos y sin hablar una palabra de inglés o alemán. Minelli defiende a ultranza el derecho a morir de quienes así lo deseen, incluso el de quienes no quieren que el avance de la vejez se apodere de su cuerpo y mente. “No discutimos razones morales. ¿Qué moral? ¿La católica? ¿La musulmana? ¿La budista? Nosotros trabajamos sobre la base atea de autodeterminación”, dice Minelli. Ahora lucha por romper la prohibición que impide asistir en el suicidio a quienes padecen trastornos mentales como la depresión. Responde así a quienes le acusan de dañar la imagen de un país que “ya era famoso por el turismo de evasión fiscal”.

Quienes piden un suicidio asistido en Dignitas deben pasar un minucioso proceso de selección para determinar si son aptos para recibir tal ayuda antes de que el enfermo viaje junto a familiares o amigos a la sede de la fundación, cerca de Zúrich. Tras el papeleo, el enfermo se desplaza a una casa azul de interior sobrio en el que los auxiliares preparan sus últimas horas de vida. Los testimonios de familiares y amigos y hasta un documental de la BBC dan cuenta de la delicadeza con que se desarrolla el proceso: el paciente puede escuchar música, despedirse de su familia o dar marcha atrás. Mientras, los empleados instalan una cámara de vídeo y preguntan repetidamente a la persona si está segura de la decisión que ha tomado. Cuando el enfermo se siente preparado, un empleado le entrega un protector estomacal para evitar el vómito y, media hora después, 15 miligramos de la dosis letal mezclada con agua.

A los pacientes sin capacidad motora se les acerca un vaso con pajita para respetar la ley al pie de la letra. Después, algunos ingieren chocolate, zumo u otro alimento dulce para aliviar el sabor amargo del barbitúrico. Al cabo de tres minutos el paciente se duerme, entra en coma y finalmente fallece en compañía. Después, los auxiliares llaman a la policía y ésta rellena un informe basándose en el vídeo.

Alto coste económico

Recibir asistencia para morir en Suiza es un lujo que no está al alcance de todos. Al complejo proceso burocrático para justificar el deseo de muerte se suman los casi 2.000 euros que cuesta inscribirse en la lista de espera de Dignitas, abierta únicamente a quienes previamente se dieron de alta como socios y abonaron la cuota anual de 72 euros. Después hay que sumar los casi mil euros de los honorarios de los dos médicos suizos que deben validar los documentos sanitarios del país de origen y, finalmente, los 2.400 euros que cobra la fundación para minutas legales y el salario de los auxiliares que organizan el proceso. Además, hay que sumar los desplazamientos, un gasto a menudo inasumible para quienes necesitan viajar con dispositivos de respiración asistida y otros sistemas propios de un hospital. Muchas personas no pueden siquiera subir a un avión, por lo que están condenadas a la voluntad de los legisladores de su país o a la ilegalidad.

Canadá es el último país que se incorpora al reducido grupo de naciones con una legislación pensada para aliviar el tormento de las personas con enfermedades incurables o en fase terminal. En abril, anunció un nuevo marco legal que despenaliza la eutanasia y reconoce el deber del Estado de facilitar los medios para poner fin al calvario de quienes padecen “un sufrimiento insoportable”. Tras Oregón, Washington, Montana y Vermont, California es desde septiembre de 2015 el último Estado de EEUU en aprobar una iniciativa que permite a los pacientes terminales tomar la decisión de morir con ayuda de un médico que le prescriba los medicamentos.

La creciente popularidad de los partidos conservadores en Europa aleja la posibilidad de un giro en la misma dirección de Canadá, aunque en el caso de España, la DMD se muestra más optimista que antaño debido a la irrupción de nuevas fuerzas políticas que incluyen en sus programas la despenalización del suicidio asistido o la eutanasia.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
José Bautista

José Bautista

19 comentarios

  1. "LOS QUE NO QUIEREN QUE SE PROHIBAN" LOS PISOS TURÍSTICOS EN FINCAS DE VECINOS 26/08/2018, 13:59

    “Los que no quieren que se prohiban” los pisos turísticos ilegales en fincas de vecinos, ¿Por que “QUIEREN QUE SE PROHIBA” la EUTANASIA COLABORATIVA sin EFECTOS RESTRICTIVOS para vecinos afectados y todo el que la quiera?

    ¿”Permiten” o “Autorizan” Expropiar nuestras vidas con las VIVIENDAS NEGOCIO VACACIONALES RUIDOSAS y MOLESTAS en fincas de vecinos, y “PROHIBEN” la EUTANASIA COLABORATIVA libre, SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, gratuita, universal, EN LA SANIDAD PÚBLICA, para que los VECINOS que lo deseen, víctimas por las “viviendas NEGOCIO vacacionales SIN AISLAMIENTO ACUSTICO” (pisos patera para turístas) puedan acogerse al “SUICIDIO ASISTIDO” sin dolor en cualquier momento de su vida, y así acabar definitivamente con el “ruido y molestias” de turistas de bajo coste y familias patera para siempre?. Dejando constancia por escrito que el motivo de su muerte fue el acoso ruidoso y molesto por la turistificación a la que fueron sometidos por los buitres del turísmo inmobiliario, siendo cómplices las Autoridades Públicas.

    ¿Por que si los propietarios de PISOS PATERA PARA TURISTAS, dicen que ellos hacen lo que quieren con su casa, y su sofá, yo no puedo hacer lo mismo con mi cuerpo?
    https://www.eldiario.es/norte/euskadi/Donostia-clausura-apartamentos-turisticos-Iglesia_0_679632616.html

    LOS QUE “NO QUIEREN QUE SE PROHIBA” ESTE NEGOCIO ILEGAL RUIDOSO Y MOLESTO, “QUIEREN QUE SE PROHIBA” LA EUTANASIA, EL ABORTO ETC. Y EN SU DÍA FUERON LOS QUE QUISIERON QUE SE PROHIBIESE, EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL, EL DIVORCIO, LA ADOPCIÓN DE NIÑOS POR PARTE DE PAREJAS DEL MISMO SEXO…

    ¡HASTA QUE OBTIENEN GRANDES SUMAS DE DINERO NEGRO!. SI SE LES REGALAN GRANDES CANTIDADES DE DINERO EN MONTONES DE 500 EUROS AUTORIZAN ABORTAR, LA EUTANASIA, CASARSE CON UN PERRO, DEJAR DE SER PECADORA O LO QUE HAGA FALTA. ¡¡SON LOS MISMOS DE SIEMPRE!!

    ¿POR QUE LOS “QUE NO QUIEREN QUE SE PROHIBAN”, NUNCA VAN A INSISTIR QUE NO SE PROHIBA EL ALQUILER PATERA PARA TURISTAS?

    NUNCA PROHIBIRÁN LAS VIVIENDAS VACACIONALES SOBREOCUPADAS DE TURISTAS POR QUE LOS DE SIEMPRE. TODOS SABEMOS QUIENES SON, GANAN MUCHO DINERO NEGRO CON ESTOS ALQUILERES. LO ÚNICO LES INTERESA EN LA VIDA ES EL DINERO, DINERO, DINERO . ESTÁN CEGADOS POR LA CODICIA, LA AVARICIA. Y PIENSAN ¡A LOS VECINOS QUE LOS DEN….!
    http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-arzobispo-toledo-aprobar-ley-eutanasia-no-amar-ser-humano-misterio-vida-20180718174425.html

    ¿Y quiénes son los que más posibilidades tienen de alquilar pisos a turistas? LOS QUE TIENEN PISOS EN PROPIEDAD ¿y quienes son los que más pisos en propiedad tienen?

    ¡¡LOS QUE NO QUIEREN QUE SE PROHIBAN…!! (multipropietarios de multitud de edificios y pisos turísticos que ahora se camuflan como pequeños inversores constituidos en SL, constructores, banqueros, SICAVS, algunos dueños de hoteles, de hostales, Idealista, Rentalia, CNMC, políticos que los domingos van a misa, CNMC etc….)

    Responder a este comentario
  2. Maria
    Maria 17/08/2018, 20:49

    Si los de la derecha católica (CNMC) no PROHIBIESEN la EUTANASIA COLABORATIVA, libre, gratuita, universal, SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, para todo el que la quiera, elijiría morir por medio del suicido asistido sin dolor. Es un sufrimiento diario vivir al lado y debajo de viviendas que se alquilan a familias patera de turistas y grupos de amigos por días.. (Nigerianos, andaluces, Senegaleses, guiris con aspecto de “okupa”, estudiantes, sudamericanos, inmigrantes, ingleses, alemanes, franceses, chinos etc… pululan por nuestros edificios.)
    En Madrid estamos sufriendo estos abusos de la derecha católica (CNMC, constructores, banqueros, SOCIMIS, fondos buitres, algunos dueños de hoteles, hostales…) , en mi caso concreto vivo en el barrio de Chueca, y tengo en mi finca dos pisos turísticos con las consiguientes molestias e incluso riesgo de inseguridad para los vecinos. (Si no rellenan fichas de registro policial de salida y entrada de viajeros, estos hoteles pirata son un nido de paso para delincuentes, pederastas, yihadistas…) ¿La CNMC, derecha católica, el Gobierno, Ayuntamiento, Comunidad de Madrid, Autoridades Públicas no se va a compadecer de la situación desesperada de los vecinos a la que nos encontramos sometidos? ¿Los propietarios e intermediaros de la derecha católica (CNMC) que defienden la vida, quieren esta vida de sufrimiento para los vecinos de las fincas?
    ¡es mejor morirse que aguantar este martirío!

    En medio de una guerra de intereses entre hoteleros que se ven perjudicados y particulares (multipropietarios de multitud de edificios y de pisos turísticos que se camuflan como pequeños empresarios constituidos como SL) que quieren sacar beneficio fácil de su patrimonio, ¿me quieren decir quién protege al vecino de tener en su finca uno o más pisos turísticos? LO HABITUAL es que un piso de estas características supone: entrada y salida continua de gente desconocida a cualquier hora del día; inseguridad en la escalera; descuido y mal uso de los espacios comunes; ruidos y jaleo a cualquier hora; borracheras; peleas entre vecinos y turistas; noches sin dormir… Díganme, ¿es justo tener que vivir así? El bien más preciado que poseemos es el espacio privado de nuestra vivienda, al que hay que respetar y hacer que se respete. Las descritas son situaciones indignantes que se repiten y que tenemos que sufrir miles de vecinos de esta ciudad por haber tenido la mala suerte de tener que convivir con piso turísticos.
    ¡es mejor morirse que aguantar este INFIERNO!

    Responder a este comentario
  3. Yo hago lo que quiero con mi cuerpo SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, al igual que los propietarios e intermediarios de la derecha católica (CNMC) hacen con su casa y su sofá
    Yo hago lo que quiero con mi cuerpo SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, al igual que los propietarios e intermediarios de la derecha católica (CNMC) hacen con su casa y su sofá 11/08/2018, 13:49

    Yo hago lo que quiero con mi cuerpo SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, al igual que los propietarios e intermediarios de la derecha católica (CNMC) hacen con su casa y su sofá

    ¿No hay que prohibir los pisos negocio turísticos sin aislamiento acustico en fincas de vecinos? ¿no hay que ponerle puertas las campo? ¿prohibido, PROHIBIR?

    Entonces en ese caso que tampoco se “prohiba” la “Eutanasia” libre, gratuita (O COLABORATIVa) universal, SIN EFECTOS RESTRICTIVOS en la Sanidad pública para todo el que la quiera, y para que las vecinas víctimas afectadas por los “pisos turísticos” en fincas de residenciales puedan acogerse al “SUICIDIO ASISTIDO” en cualquier momento de su vida, y así acabar definitivamente, para siempre con el “ruido y molestias” que generan los grupos de turistas y familias patera.

    Al igual que los propietarios e intermediarios de la derecha católica (CNMC) de “piso turísticos” hacen lo que quieren con su casa y su sofá. Yo con mi cuerpo hago lo que quiero.

    Legalización de la Eutanasia libre ya! gratis (O COLABORATIVA) universal, SIN EFECTOS RESTRICTIVOS, en la Sanidad Pública, para vecinos víctimas de las “viviendas vacacionales ” y todo el que la quiera

    Dejando constancia por escrito que el motivo de la decisión de su MUERTE fue el acoso ruidoso y molesto por la turistificación a la que fuimos sometidas por los VAMPIROS DEL TURISMO sin ningún tipo de escrúpulo, siendo cómplices las Autoridades Públicas.
    https://www.eldiario.es/norte/euskadi/Donostia-clausura-apartamentos-turisticos-Iglesia_0_679632616.html?utm_content=buffer11731&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

    Responder a este comentario
  4. Vecina afectada por los pisos turísticos en fincas de vecinos
    Vecina afectada por los pisos turísticos en fincas de vecinos 07/08/2018, 22:14

    No hay que ponerle puertas al campo. Es abuso de la ley prohibitiva, el que PROHIBAN la “EUTANASIA” libre, gratuita (o COLABORATIVA), universal en la Sanidad pública para vecinos afectados por los “los pisos turísticos” en fincas de vecinos. Al igual que la derecha católica NO PROHIBE o permite los negocios hoteleros patera sin control, sin recepción, sin aislamiento acústico en edificios residenciales, para que “YO” como vecina VÍCTIMA por los “pisos turisticos” en edificios residenciales, pudiera acogerme al “suicidio asistido” sin dolor en cualquier momento de mi vida, y así acabar definitivamente con el “ruido y molestias” de turistas para siempre. Dejando constancia por escrito que el motivo de mi muerte fue el acoso ruidoso y molesto por la turistificación a la que fui sometida por los “buitres del turismo inmobiliario”, siendo cómplices las Autoridades Públicas.

    Responder a este comentario
  5. estrella
    estrella 07/06/2018, 05:50

    Porfavor urgente, deseo llevar a cabo el procedimiento tengo una depresion mayor y soy tratada con medicamento pero este medicamento me esta haciendo mucho daño cada vez mas me afecta la cabeza desde dolores insoportables, hasta la memoria y otras cosas y quiero que esto se acabe porfavor denme informacion

    Responder a este comentario
  6. Pedro Cubero
    Pedro Cubero 12/05/2018, 08:01

    Hola buenos dias,soy español,vivo y trabajo en Zürich,tengo 55 años,me quedan 5 años de mi vida laboral y para volver a mi pais España.
    Me gustaria saber en mi caso cuando debo hacerme socio de Dignitas,estoy interezado en tener mas información.
    Saludos
    Pedro

    Responder a este comentario
  7. Fanny G
    Fanny G 13/03/2018, 03:48

    Me gustaría que alguien pudiera brindarme alguna inforomación de asociaciones más cercanas a mi pais, soy de México.

    Responder a este comentario
  8. Annalia
    Annalia 04/03/2018, 03:07

    Estimados Dres. Soy e Argentina y mi cuadro de fibrosis cada vez avanza mas. Necesito urgente conractarme con Uds. Gracias!!!

    Responder a este comentario
  9. jose
    jose 09/02/2018, 14:44

    Me gustaria saber las pautas y procedimientos para hacerme socio de dignitas.Tengo esclerosis multiple y aunque todavia conservo cierta autonomia quiero prepararlo todo por lo que pudiera pasar

    Responder a este comentario
  10. Mery
    Mery 27/11/2017, 04:00

    Hola. Yo quisiera saber si me podría incluir en la lista no teniendo enfermedad física pero si una depresión grave de varios años

    Responder a este comentario
    • CP
      CP 15/05/2018, 20:57

      Hola.yo me pregunto lo mismo que tú ya que me han dicho que mi depresión es crónica pero son minuciosos con respecto a incluir a personas que no están en fase terminal según tengo entendido.Desearía tener mas información

      Responder a este comentario
  11. José
    José 22/09/2017, 13:02

    Quisiera saber como empezar a realizar la burocracia en España para ser incluido en la lista de dignitas e iniciar el protocolo, es decir los pasos a seguir

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".