lamarea.com

jueves 20 septiembre 2018

Sociedad

“Haz periodismo. No difundas rumores sobre la violencia de género”

El Consejo Audiovisual de Andalucía elabora una guía destinada a periodistas para abordar la violencia machista.

08 junio 2016
14:35
Compartir
“Haz periodismo. No difundas rumores sobre la violencia de género”

“La agresión, el asesinato o el homicidio de una mujer víctima de violencia de género es una noticia relevante, de interés general. No la infravalores ni la trates como un caso aislado o como un suceso. Debes enmarcarlo siempre en el contexto de un problema grave que afecta a toda la sociedad, como actuarías frente al terrorismo, la crisis económica, el éxodo de refugiados…”. Es la primera premisa que cualquier periodista debe tener en cuenta al abordar una noticia sobre violencia machista. Puede resultar obvia, pero los estudios sobre su tratamiento en los medios muestran que sigue siendo necesaria una formación al respecto para no caer en el sensacionalismo o en la descontextualización y que todavía hoy hay que recordar que un crimen machista no es un crimen pasional.

Ese es el objetivo de la Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género elaborada por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), con la participación de la Fiscalía de Violencia contra la Mujer, expertas en igualdad, periodistas y representantes de los diferentes partidos políticos. “Se trata de desterrar malas prácticas informativas detectadas a lo largo de los años, a pesar de las obligaciones previstas en la legislación española para los informadores, y de la existencia de diversos códigos deontológicos”, afirma el CAA.

Según su presidenta, Emelina Fernández, la responsabilidad pública que recae en los periodistas y en los medios de comunicación a la hora de luchar contra la violencia machista es crucial porque constituyen la primera fuente de información sobre este problema social para el 95% de la población.

“Nunca banalices ni frivolices la información, evita inercias periodísticas y los mensajes que pueden insensibilizar a la sociedad, especialmente en los titulares: ‘un nuevo caso de violencia de género’, ‘una víctima más’… Las víctimas no mueren, las matan. No son responsables por el hecho de no haber denunciado o reanudado una relación”, dice otro de los puntos del manual, que insiste también en la necesidad de difundir sentencias, denunciar comportamientos machistas e informar de casos de mujeres que han superado el problema: “No es fácil salir de la espiral que genera la violencia de género, pero sí es posible. Cuéntalo. Las mujeres que lo han conseguido también son noticia”.

En resumen, como señala la propia guía, se trata simplemente de hacer periodismo: “No difundas rumores ni elucubraciones y opiniones personales de vecinos o allegados. Recurre siempre a fuentes autorizadas, a personas expertas en la materia o, en su caso, a testigos directos de la agresión, contrastando sus testimonios. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las autoridades pueden ayudarte a clarificar, encauzar o delimitar la noticia”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Olivia Carballar

Olivia Carballar

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".