Un contable de la Oficina Comercial de Arabia Saudí inicia una huelga de hambre contra los abusos del Servicio Exterior

Entre sus reivindicaciones, demanda que se puedan celebrar elecciones sindicales.

Juan Ramón Martín Menoyo*, contable en la Oficina Comercial de Riad (Arabia Saudí), ha iniciado una huelga de hambre para denunciar el modelo del Servicio Exterior actual, que, según documenta, favorece los abusos, la arbitrariedad y los intereses y privilegios de los cuerpos de diplomáticos y técnicos comerciales, como expone en su blog.

El trabajador pone como ejemplo la selección de personal, donde, entre otras irregularidades, se exige que los candidatos se desplacen al país donde se convoca el puesto para examinarse, sin dar la opción, razonable y técnicamente viable, de examinarse en España. “Esto descarta a muchísimos aspirantes que no pueden permitirse los gastos, o que no pueden acceder al país por los requisitos para conseguir visado”, afirma Martín Menoyo.

La creación de puestos *ad hoc* y las puertas giratorias para diplomáticos y policías que han sido denunciados son otras prácticas habituales en el día a día de la Administración exterior: “Un caso que se define por sí mismo, sin necesidad de mencionar ningún calificativo. El Gobierno español ha contratado recientemente como ‘consejero asesor’ de Interior en la Embajada de España en Brasil al comisario de policía Jesús Figón Leo, quien confesó en una comisaría brasileña haber matado a sus esposa en mayo de 2015. El comisario ocupaba el puesto de consejero de interior de la Embajada, pero, al alcanzar la edad de jubilación, no podía mantener su puesto. Así pues, para que no perdiera su inmunidad, el Gobierno, tras un acuerdo entre los Ministerios de Asuntos Exteriores e Interior, decidió crear ese puesto a su medida para que el Sr. Figón mantuviera la inmunidad diplomática”, denuncia Martín Menoyo.

El problema de fondo, argumenta el trabajador, es que no existe un sistema de supervisión ni de inspección eficaz que garantice el cumplimiento de la ley y las distintas normas aplicables en la Administración exterior.

Entre sus principales reivindicaciones, pide la celebración de elecciones sindicales para elegir delegados que puedan ejercer ese contrapeso. “Tras casi cuatro décadas de democracia, los contratados laborales en el Exterior de la Administración española (más de 6.000 personas en organismos como los que he mencionado) no pueden elegir a sus representantes sindicales. Y eso a pesar de sentencias condenatorias contra la Administración, de la Audiencia Nacional y del Supremo de finales de 2013 y de pronunciamientos de organismos internacionales, tras las correspondientes denuncias de los sindicatos al no poderse celebrarse las elecciones a finales de 2011. Es un ejemplo claro de desprecio hacia las libertades fundamentales de los contratados laborales, entre los que está la libertad sindical”.

*Martín Menoyo es socio cooperativista de La Marea

faldon_noticias

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner