lamarea.com

miércoles 18 julio 2018

Política

Andrés Bódalo: “Entraré en prisión con la cabeza bien alta”

Este martes está fijado el ingreso voluntario en la cárcel del que fuera número uno de Podemos por Jaén.
Miembro del SAT, fue condenado a tres años y medio de prisión por una agresión a un concejal del PSOE que él niega.

29 marzo 2016
07:00
Compartir
Andrés Bódalo: “Entraré en prisión con la cabeza bien alta”
Andrés Bódalo, durante la reciente protesta contra su encarcelacion.

Todo ocurrió en 2012. Un grupo de trabajadores protestaba a las puertas del Ayuntamiento de Jódar (Jaén). Cuando el teniente de alcalde, Juan Ibarra (PSOE), trataba de acceder al edificio, varios manifestantes agredieron al edil con puñetazos y patadas, según la sentencia que juzgó aquellos hechos. Andrés Bódalo, miembro del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) -y más tarde, en 2015, cabeza de lista de Podemos por Jaén- fue declarado culpable de un delito de atentado contra la autoridad y condenado a tres años y medio de prisión, además de a pagar una multa de 1.800 euros. Se le aplicó un agravante de reincidencia, a raíz de una condena de 2002 por participar en un piquete informativo.

Este martes, y salvo sorpresa de última hora, Bódalo entrará en la prisión. Fuera quedarán su compañera y tres hijos, de 22, 19 y 12 años, además de una nieta de siete, que, según explica él mismo, habrán de sobrevivir únicamente con un sueldo de 745 euros mensuales. Una situación que Bódalo, de 42 años, tacha de “injusta” y motivada por una “persecución política”.

La sentencia ha levantado una oleada de apoyos entre sus compañeros del SAT y Podemos, desde Teresa Rodríguez al propio secretario general, Pablo Iglesias, que el pasado febrero escribió en Twitter: “Es una vergüenza que al tiempo que miles de corruptos se van de rositas, Andrés Bódalo pueda ir a la cárcel. Solidaridad con los que luchan”. Horas antes de su ingreso en prisión, Andrés Bódalo concede una entrevista a La Marea en la que habla de la sentencia, de su situación personal y de lo que considera una represión a la lucha del SAT.

Lo primero: ¿cómo se encuentra?

Estoy bien. Me encuentro fuerte mentalmente. En estos momentos, la familia es lo que más me preocupa: lo que se queda en casa es un drama.

Ha dicho que no lo va a poner fácil. Que tendrán que venir a por usted. 

Desde luego. No me voy a entregar voluntariamente, porque no soy culpable de nada de lo que me acusan. Este martes voy a hacer lo que tengo que hacer: salir a la calle y dirigirme a la Subdelegación del Gobierno a protestar contra una injusticia. Con firmeza y el apoyo de mi familia y todos los que me conocen, que saben que se está quitando la libertad a una persona inocente.

Su familia ha solicitado el indulto. ¿Alberga alguna esperanza?

Era el último recurso que nos quedaba. En su momento presentamos recurso de casación al Tribunal Supremo, pero a la procuradora se le pasaron los plazos y no fue aceptado. Nosotros habíamos hecho los deberes, tanto la abogada del sindicato como yo: toda la documentación pertinente estaba en regla, y cada vez que llamábamos nos decían que estaba todo en orden, pero a la hora de la verdad no se presentó recurso. ¿Esperanza? A estas alturas, es complicado. Lo único que podría pararlo sería la propia gente, los colectivos sociales, y todo el que sabe que esto es abiertamente injusto.

Recordemos los hechos. Usted niega haber agredido a Juan Ibarra: habla de que hubo empujones, pero no agresión. Y de que es su palabra contra la del teniente de alcalde.

Así es. En 2012 la situación era lamentable: en estos pueblos de Andalucía se estaba produciendo una auténtica barbarie. Nos encerramos para protestar contra las peonadas para poder acceder al subsidio agrario de 425 euros. Nos desahuciaron los antidisturbios y nos fuimos a la calle, donde seguimos protestando hasta que el alcalde puso en marcha una ordenanza que prohibía anunciar con megafonía los actos del sindicato. Recurrimos aquella ordenanza y ganamos: el alcalde fue condenado por vulnerar los derechos sindicales. En ese contexto estábamos protestando a las puertas del Ayuntamiento. El teniente de alcalde quiso entrar pasando por encima de nosotros y hubo empujones. Pero él mismo reconoció en el jucio que tardó cinco segundos en entrar. Se han aportado hasta vídeos que todo el mundo puede ver en Internet y que muestran lo que ocurrió. Todo el que me conoce sabe que soy una persona de convicciones claras, pero no violenta.

¿Cree que tras la sentencia subyace una persecución de la actividad del SAT y de la lucha de los trabajadores del campo?

Es claro y evidente. Jódar es un pueblo con una gran trayectoria de lucha: ya en los 80 se encarceló al alcalde, del PCE, por pedir tierra y trabajo. No hemos parado de luchar, ante lo cual el PSOE y el PP han querido silenciar la lucha pacífica de los trabajadores, para lo que no han dudado en recurrir a todo tipo de métodos, manipulaciones y engaños incluidos. Hay una persecución clarísima a todo lo que representa el SAT, un sindicato que nunca se ha callado ni se ha doblegado.

Además del SAT, diversas organizaciones sindicales como CGT y grupos políticos como IU o Podemos se manifestaron contra su encarcelamiento el pasado 19 de marzo. ¿Cómo recibe estos apoyos?

He recibido muestras de apoyo desde todos los rincones del Estado, y es algo que me hace sentir muy respaldado. Aquel día había organizaciones venidas de toda España. Toda la izquierda de este país ha mostrado su solidaridad, y estoy muy agradecido por ello.

También han salido en su defensa Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez…

Sí. Y es algo que me hace sentir particularmente orgulloso. Pablo Iglesias me defendió desde el minuto uno, tanto en entrevistas en televisión como en debates con otros políticos como Albert Rivera. Y Teresa Rodríguez ha estado a mi lado acompañándome en todo momento. Ambos son un ejemplo a seguir, y no tengo más que palabras de agradecimiento.

Sin embargo, el Consejo Ciudadano de Podemos Jaén se desvinculó públicamente de este apoyo… ¿Cuál es su relación actual con ellos?

En Jaén hay muchos círculos de Podemos. Unos me apoyan de manera clara y cerrada y otros no, como este órgano. Pero yo soy muy respetuoso con lo que piensan otros compañeros. Todo el mundo tiene derecho a tener su propia opinión.

Si finalmente va a prisión, ¿cómo afronta la pena?

Entraré a prisión con la cabeza bien alta. Mi cuerpo estará dentro, pero mi mente seguirá fuera, con todos los que luchan por la justicia y por un sistema más igualitario para todos. No sé cuándo saldré, pero cuando lo haga cogeré el mismo camino de siempre: la lucha pacífica, pero firme.

bannernewsletter

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Dani Cabezas

Dani Cabezas

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.