lamarea.com

martes 17 julio 2018

Política

El Gobierno enumera por primera vez los motivos que le llevan a conceder cada indulto

Los decretos incluyen referencias a la antigüedad de los hechos, la conformidad de las víctimas o si los informes del centro penitenciario son favorables, entre otros.

19 marzo 2016
09:47
Compartir
El Gobierno enumera por primera vez los motivos que le llevan a conceder cada indulto
Rajoy preside un Consejo de Ministros. MONCLOA

CIVIO // El BOE recoge hoy 13 indultos concedidos en la tradicional ronda de concedidos, cada año, durante la Semana Santa. 11 a condenados por delitos contra la salud pública, uno por robo y otro por estafa continuada. Todos ellos incluyen una novedad: por primera vez, el Gobierno da alguna información sobre los motivos que le han llevado a conceder la medida de gracia.

Cada decreto, así, explica si, por ejemplo, se tuvieron en cuentan los informes “muy favorables” del centro penitenciario o el avanzado cumplimiento de la condena; si la antigüedad de los hechos ha sido un factor relevante para tomar la decisión; o si han sido la carencia de antecedentes penales.

De este modo, sin entrar en los detalles de cada caso particular, el Gobierno clasifica un número de variables que puede aplicar en cada caso, combinadas entre sí. Hasta el momento: si los informes del centro penitenciario son muy favorables, el avanzado cumplimiento de la condena, las circunstancias personales del condenado, carencia de antecedentes penales, la antigüedad de los hechos o la conformidad de la víctima. Aunque en la mayoría de casos se repiten las mismas causas, el decreto ya contiene más información que hasta ahora. Eso sí, el Gobierno no incluye información sobre si los informes del tribunal sentenciador son favorables o no a la medida.

La obligatoriedad de argumentar la concesión de indultos viene de lejos. En noviembre de 2014, el Tribunal Supremo tumbó el indulto al hombre que, cuando conducía en sentido contrario en Valencia, provocó un accidente que acabó con la vida el ocupante de otro vehículo. La sentencia argumentó que el decreto de concesión no señalaba “las razones de justicia, equidad o utilidad pública” exigidas en la ley.

Además, el Supremo dio tres meses al Gobierno para lo solventara y volviera a remitir el indulto. El Gobierno no lo hizo, pero a partir de entonces su aplicación de la sentencia se limitó a añadir, en todos los decretos de indulto, la misma coletilla genérica: “estimando que, atendiendo a las circunstancias del/la condenado/a, concurren razones de justicia y equidad”. Esta coletilla, ahora, se ha ampliado con nuevos datos.

Artículo publicado en El BOE nuestro de cada día, de la Fundación Civio.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eva Belmonte

Eva Belmonte

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.