Mas califica de “situación absurda” el empate en la CUP y advierte que no cederá

Respecto al empate en la asamblea de la formación anticapitalista, se muestra sorprendido: “He estado en muchísimas votaciones en mi vida y con ese volumen de gente nunca he visto un empate”

El número cuatro de Junts pel Sí (JxS), Artur Mas, no piensa moverse ni un palmo en sus pretensiones de revalidar su cargo como president de la Generalitat. “Hasta aquí hemos llegado y de aquí no pasamos”, ha espetado, tras conocer el empate en la asamblea de la CUP -que ha calificado de “situación absurda”- sobre el apoyo de la formación anticapitalista al propio Mas.

JxS no cambiará a su candidato porque que, según ha asegurado el president en funciones en una entrevista en Catalunya Radio, hacerlo equivaldría a dar “el mensaje de que las grandes decisiones las toma la CUP”. El plazo hasta la investidura no vence hasta el día 9 de enero pero los nervios en JxS están a flor de piel. Carles Campuzano, de Democràcia i Llibertat ha pedido ignorar a la CUP y adelantar elecciones, llegado el caso.

Ante esta situación de estancamiento en las negociaciones, Mas quiere transmitir una posición tranquila, pero contundente: “Si el 10 de enero la CUP decide que vamos a elecciones entonces iremos sin miedo ni rencor, como si fuera una segunda vuelta”, ha advertido. Aunque ha matizado: “No puedo ni quiero convocar elecciones”. En ese caso, todo estaría en el aire, incluso la propia coalición JxS. A la CUP, le echa en cara que haya encarado el proceso “vetando” en lugar de “votando”.

Respecto al empate en la asamblea de la CUP, se muestra sorprendido: “He estado en muchísimas votaciones en mi vida y con ese volumen de gente nunca he visto un empate”. La formación anticapitalista se encuentra en una situación muy compleja, tanto a nivel externo -en el plano de las negociaciones- como interno -con una formación dividida a la mitad ante una decisión estratégica-.

Este último plano es el que llevó a hablar de “cisma” a muchos de sus militantes los días previos a la asamblea. Por un lado, el sector Endavant, cuya cabeza visible es la diputada Anna Gabriel, prefiere no investir a Mas, mientras que Poble Lluire, liderado por el también diputado Albert Botran, considera que esta postura equivale a “ponerse al lado de España”. Dos almas en una candidatura que hacen difícil aventurar el resultado de la próxima asamblea, el 2 de enero.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner