lamarea.com

domingo 25 febrero 2018

Sociedad

Los jueces del TC cambian su reglamento para permitir que sus hijos y cónyuges hereden la paga de un año tras el cese

La ‘remuneración de transición’ se estableció en 1979. En 2015 ningún exmagistrado cobraba esa remuneración. Los expresidentes reciben una pensión de hasta dos años

27 julio 2015
09:53
Compartir

CIVIO // El BOE recoge hoy un acuerdo del pleno del Tribunal Constitucional en el que modifica su propio reglamento. En concreto, regula la “remuneración de transición”, establecida en 1979, que cobran los magistrados que han ocupado el cargo durante más de tres años tras su cese. Esta paga, equivalente al sueldo en activo, se percibe durante un año.

Gracias a este acuerdo, los magistrados podrán cobrarlo de forma global o fraccionada. Además, si fallecen durante ese año de transición, cónyuge e hijos heredan, a partes iguales, la paga que reste por percibir.

Los magistrados que terminen mandato en el Tribunal Constitucional solo tienen derecho a cobrar esa paga si no realizan actividades durante ese año, en lo público o en lo privado, que supongan remuneración. Tal y como informa el propio tribunal, en 2015 ningún exmagistrado cobraba esa remuneración.

Esto sí, desde julio de 2013 hasta junio de 2015, el expresidente del TC Pascual Sala cobró la pensión que, por un máximo de dos años, reciben los expresidentes. Solo durante estos seis meses de 2015, recibió 62.000 euros.

[Artículo publicado en El BOE nuestro de cada día]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eva Belmonte

Eva Belmonte

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.