lamarea.com

miércoles 17 octubre 2018

El Gobierno indulta al constructor que encerró, agredió y amenazó de muerte a una arquitecta municipal

Ocurrió en el municipio de Illa de Arousa, en Galicia.
Fue condenado por detención ilegal, atentado y lesiones

13 julio 2015
09:57
Compartir

CIVIO // El BOE de hoy recoge el indulto de Juan Manuel Chaves Daporta, un constructor que, en 2010, encerró en su despacho, agredió y amenazó de muerte a la arquitecta municipal del municipio de A Illa de Arousa, en Galicia.

La sentencia, de febrero de 2012, le condenó por un delito de detención ilegal (tres años de cárcel), otro de atentado (un año más) y una falta de lesiones (180 euros de multa). El Consejo de Ministros decidió el pasado viernes conmutar la pena de tres años de prisión por detención ilegal por otra de un año y 1.460 euros de multa. Así, al no alcanzar los dos años en total, el juez podría declarar que no es necesario su ingreso en prisión.

El 22 marzo de 2010, Chaves Daporta irrumpió en el despacho de la arquitecta municipal, cerró la puerta con llave y “con ánimo de desprestigiar el principio de autoridad y de menoscabar su integridad física, la levantó, la zarandeó, la empujó contra el mobiliario allí existente y le dio un golpe en la parte de atrás del hombro, al tiempo que le decía que la iba a matar a ella y a su hija, que era una hija de puta y que si no estuviera cerrada la ventana, la tiraba por ella”. Tras media hora de agresiones y amenazas, un representante de la policía local intentó frenar al constructor. Sin éxito. Una hora después, cuando llegó al lugar la Guardia Civil, abrió la puerta del despacho, como narra la sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra, que rechazó el recurso de apelación de Chaves Daporta.

Según argumentó el propio constructor durante el juicio, la causa de su agresión fue la venta frustrada de un piso. Así, narró (según su versión) que la arquitecta había advertido a los compradores sobre la infracción que pesaba sobre el piso y les aconsejó que mejor compraran otro. Así, pidió en su recurso que se le aplicaran atenuantes de arrebato y obcecación, algo que la Audiencia de Pontevedra rechazó porque el asalto al despacho de la arquitecta fue horas después de que se cancelara la venta y  su reacción no es proporcional con ese hecho. Así, la sentencia considera que lo único que hizo la arquitecta fue “informar a un particular, en el ejercicio de su función, sobre la situación regular o irregular de un inmueble desde el punto de vista administrativo”.

Tampoco acepta incluir el delito de detención ilegal en el de atentado ni admitir que cerró la puerta “por miedo”, puesto que, entre otras razones, recuerda que durante la hora que duró el encierro, había agentes de la policía local en el exterior, a los que el constructor ignoró.

Tras la denuncia de los hechos, el constructor se defendió atacando: acusó al ayuntamiento de defender a “promotores afines”.

El BOE de hoy recoge otros seis indultos aprobados en el Consejo de Ministros del pasado viernes. Uno de ellos fue condenado por un delito de atentado a los agentes de la autoridad, otro por robo con fuerza, otro por estafa, otro por contrabando y los otros dos (aquí y aquí) por delitos contra la salud pública.

[Artículo publicado en El BOE nuestro de cada día]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eva Belmonte

Eva Belmonte

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM64 – Octubre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".