lamarea.com

domingo 25 febrero 2018

Opinión

Junio, mes de protestas contra la Ley Mordaza

Termina un mes en el que se han sucedido las manifestaciones contra la Ley de Seguridad Ciudadana y la orden de entrada en prisión para Alfon

01 julio 2015
18:52
Compartir
Junio, mes de protestas contra la Ley Mordaza

El pasado mes de junio ha sido un mes protagonizado por reivindicaciones contra la Ley de Seguridad Ciudadana, ya conocida como Ley Mordaza, puesta en vigor hoy día 1 de julio. A lo largo y ancho del Estado, se sucedieron más de treinta protestas y reivindicaciones de todo tipo. El pasado martes tres activistas de Greenpeace desplegaron una pancarta de 32 metros cuadrados en una grúa situada junto al Congreso de los Diputados donde podía leerse “la protesta en un derecho”.

El día de ayer tuvo lugar una movilización que finalizó frente a las ya momificadas verjas del Congreso a las 00.00 de la madrugada para dar así la bienvenida a la norma en un acto de desobediencia civil donde para finalizar los manifestantes dejaron atadas las mordazas que llevaban. Desde No Somos Delito aseguraron que la protesta era una forma de demostrar que “no nos van a amordazar, que desde el minuto cero desobedeceremos estas leyes”. Las redes sociales se inundaron también de mensajes reivindicativos contra la nueva legislación, que prevé multas de hasta 600.000 euros para ciertas manifestaciones o actos de protesta no autorizados. La Ley es considerada como una forma de represión silenciosa y administrativa sancionadora y pena especialmente a los colectivos que luchan por una vivienda digna y que paran desahucios diariamente con hasta 30.000 euros de multa desde el día de hoy.

Precisamente es este colectivo el que más se mueve diariamente por la cantidad de desahucios que se ejecutan en nuestro país, sin ningún tipo de alternativa habitacional. Este pasado mes tuvo lugar la reivindicación del movimiento madrileño de vivienda de tratar de parar un desahucio bajo el lema “Carmen se Queda”, saldándose con catorce detenidos y heridos y la posterior ejecución del desalojo dejando en la calle a la desahuciada. Tras tratar de frenar el desalojo de la persona estafada por un prestamista, tuvo lugar la okupación de un nuevo lugar para que la afectada tuviera un nuevo espacio habitacional.

Además del diario y potente movimiento de vivienda, un muro humano de solidaridad trató de impedir la detención Alfonso Fernández, Alfon, condenado a cuatro años por “tenencia de explosivos durante la huelga del 14N”, algo que el joven vallecano y gran cantidad de colectivos han negado. La parroquia San Carlos Borromeo congregó a los asistentes hasta que las Unidades de Intervención Policial llegaron, momento en el que se formó un muro de apoyo donde cientos de personas portaban caretas con el rostro de Alfon o monos blancos y antifaces para dificultar su identificación, hasta que finalmente el joven se entregó voluntariamente entre gritos de “no estás solo” y “yo también soy Alfon”.

Ante los continuos vaivenes sobre los ultimátums de la troika al pueblo griego o su posible salida del euro, también tuvieron lugar protestas de apoyo a Tsipras y los suyos. Cientos de personas acudieron a la madrileña Cuesta de Moyano donde mostraron su apoyo y defendieron el referéndum convocado en el país heleno, que previsiblemente se celebrará el próximo domingo si no hay cambios de última hora.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Anita Botwin

Anita Botwin

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.