lamarea.com

viernes 23 febrero 2018

Opinión

El mensaje de Rafael Hernando cambiando las víctimas del franquismo por ETA provoca una reacción que visualiza la diferente forma de trato.
Un mensaje descontextualizado varía su significado hasta hacerlo ininteligible.

23 junio 2015
18:24
Compartir
Un ejercicio sobre las víctimas de ETA, Twitter y el contexto

MADRID// En España siempre ha parecido evidente la diferencia de trato a las víctimas dependiendo del origen o la responsabilidad del criminal y, sobre todo, del rédito político que de su instrumentalización se puede sacar. Es por eso que, acostumbrado a ver cómo constantemente se maltrata la memoria y la dignidad de las víctimas de franquismo y de todas aquellas que murieron en un lado equivocado del espectro político, la furibunda reacción mediática contra el concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata por varios comentarios sobre diversas víctimas me hizo plantearme un ejercicio que permitiera comprobar la naturaleza del comportamiento de aquellos que habían reaccionado con mucha indignación ante sus mensajes. Y, a la vez, mostrar cómo funciona la transmisión de la información en Twitter.

Ante todo, quiero pedir disculpas a aquellas víctimas de cualquier colectivo que, de buena fe, se hayan podido sentir ofendidas con el ejercicio. No era la intención del experimento pero asumo que alguna persona haya podido verse molestada y no comprender el objetivo de la actuación. Aprovechándome de los ánimos de una parte de la masa tuitera, que se lanzó a buscar mensajes inaceptables para su moral tras la polémica con Guillermo Zapata, escribí la frase que Rafael Hernando dijo en un programa de televisión sobre las víctimas del franquismo,  pero cambiándole el sujeto. En vez de “víctimas del franquismo” serían las “víctimas de ETA”.

El mensaje fue el siguiente: “Las víctimas de ETA sólo se acuerdan de sus familiares cuando hay subvenciones”. Para asegurarme de que nadie pudiera acusarme de enaltecimiento del terrorismo u ofensa a las víctimas -los que tratamos con información conocemos lo cuidadoso que hay que ser con las afirmaciones-, enlacé un segundo tuit como respuesta a mi tuit original en el que hacía una rápida matización. Decía lo siguiente: Perdón, eran las del franquismo.

Transmisión de la información en Twitter

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cada mensaje en Twitter es una unidad informativa en sí misma para el lector. Ni enlazando o encadenando un tuit en el mismo segundo que el “original” para cambiar el significado de éste -el que en el caso de este experimento permite ver la matización si se despliega el tuit inicial- se logra evitar la polémica.

Borrar y matizar puede resultar peor, ya que los pantallazos y las herramientas de recuperación harán que se difunda el mensaje sin posibilidad de defensa. El ejercicio demuestra que se sigue enviando el pantallazo del tuit eliminando la explicación que cambia su significado con el objetivo de alimentar una polémica que no existe.

Contexto

A pesar de que se ha defendido estos días de manera tremendamente equivocada que Twitter no tiene contexto, es imposible comprender el mensaje que envié desde mi cuenta sin la suma de significantes, hechos e intenciones que se dan a través de una afirmación o un texto. El mensaje aislado que emití es una afrenta a las víctimas de ETA si se valora sólo como microtexto y sin contexto. Pero la intencionalidad, los hechos que rodeaban el mensaje y el posterior tuit encadenado con el matiz, cambian completamente el significado de la afirmación inicial.

Es otra realidad distinta que queda pervertida si obviamos todos esos elementos imprescindibles para la comprensión de lo que se quiere comunicar. El contexto lingüístico y la pragmática son una realidad tan evidente en la comunicación que alarma que los profesionales del periodismo la ignoren de manera tan flagrante. Ignorar el contexto y no asumir que todo modo de comunicación lo tiene, es interpretar de manera equivocada cualquier enunciado. Significa caer en manos de la mentira, la manipulación y el desconocimiento.

Víctimas de primera y segunda

El diferente trato y el aprovechamiento político del dolor de las víctimas con fines partidistas son elementos prioritarios en el origen del conflicto que me llevó a realizar el ejercicio. Los mensajes de Zapata sobre el holocausto o sobre Marta del Castillo incidían en víctimas respaldadas por la ideología dominante, y cualquier afrenta a su memoria produce un evidente y lógico rechazo social. Víctimas que tienen el mismo derecho a ser protegidas que otras que suelen ser atacadas y vilipendiadas por los mismos que se erigen en defensores furibundos de algunas de ellas.

Entre los colectivos de víctimas ofendidas y olvidadas sistemáticamente se encuentran las del franquismo, y algunas del 11-M y ETA (Pilar Manjón, Eduardo Madina o Gorka Landaburu) que no comulgan con la posición mayoritaria de las asociaciones de víctimas próximas al Partido Popular y más reaccionarias.

Son muy conocidas las declaraciones por parte de aquellos que son más virulentos contra los que no defienden sus posiciones sobre el conflicto en el País Vasco o su visión del franquismo. Entre los ejemplos de estos ataques a las víctimas de segunda categoría por parte de miembros eminentes del Gobierno, el más evidente y que sirve de origen para este ejercicio es el que realizó Rafael Hernando sobre las víctimas del franquismo al declarar que “algunos se han acordado de su padre cuando había subvenciones para encontrarlo”.

Pero no es la única: Pablo Casado, flamante nuevo vicesecretario de comunicación del PP, declaró en un mitin que la izquierda estaba llena de carcas todo el día con las fosas de no sé quién. Precisamente tras la dimisión de Zapata ambos fueron preguntado por estas declaraciones y pidieron que no fueran sacadas de contexto sus declaraciones.

Desde las filas del PP, no sólo se ha mostrado el desprecio hacia las víctimas de los que fueron sus fundadores. Benicio Alonso, un dirigente del PP canario, llamó a Eduardo Madina “el cojito de la ETA”. Los ataques también se han producido de forma sistemática y virulenta contra algunas víctimas del 11-M como Pilar Manjón. Luis Gutiérrez, miembro del PP de Majadahonda en Madrid, declaró: “Lo de Pilar Manjón es infame. Cada día dudo más que el hijo de esa tipeja fuese el 11-M en un tren… deplorable su actitud”.

Reacciones al ejercicio

Cuando se realiza un ejercicio de este tipo se prevé que muchos usuarios muestren su doble vara moral con respecto a las víctimas. Pueden ser gente desinformada que ignora las declaraciones de Rafael Hernando; personas que, a pesar de conocerlas, den rienda suelta a las fobias contra el personaje que realiza el mensaje y aprovechen para intentar un linchamiento; y también ciudadadanos de buena voluntad que simplemente ven el mensaje inicial y no tienen por qué buscar el origen y el contexto. Un sinfín de circunstancias y características puede llevar a un individuo a creerse el mensaje inicial y sentirse ofendido por él.

Por eso, la selección de los aquí incluidos tiene una especial relevancia. A algunos de ellos se les supone gente informada. Repito, se les supone. Otros fueron informados por diferentes medios para que se dieran cuenta de su error y, aun así, insistieron en él. Finalmente, también hay quien dejó en evidencia que el mensaje les parecía grave si se refería a las víctimas de ETA y nada relevante si se centraba en las del franquismo. Estos son una selección de los más de 500 usuarios que creyeron, quisieron creer o quisieron difundir una afrenta a las víctimas de ETA.

Ruben Múgica, abogado y ex candidato de UPyD por Guipúzcoa. Es hijo del dirigente socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA en San Sebastián, en 1996.

El ex miembro de UPyD adjuntó un pantalla del mensaje inicial avisando a la Policía e instando a que fuera perseguido penalmente por mis declaraciones. En cuanto se le avisó de que las declaraciones eran las de Rafael Hernando, y que le faltaba la segunda parte del mensaje en el que así lo indicaba, las declaraciones pasaron de ser un delito tipificado en el artículo 578 del Código Penal a ser simplemente hirientes, reconociendo que el mensaje de Hernando era menos grave por referirse a las de franquismo y justificándolas porque a Hernando le alcanza la eximente del artículo 20.1ª referido a la demencia o incapacidad mental. Un comentario sobre Hernando con el que, viendo que había caído de manera flagrante en semejante incoherencia sobre el trato a las víctimas, intentó bromear sobre algo que considera inaceptable si lo hace otro.

Toni Cantó, exdiputado de UPyD en el Congreso.

Apartó un pantallazo del mensaje inicial con un mensaje: “Y ahora un ejemplo de lo que puede decir un periodista que demuestra ser un miserable”. Al exdiputado, aparte de los avisos que le llegaban por Twitter por otros usuarios, me tomé la molestia de avisarle de la segunda parte del mensaje mandándole un mensaje por whatsapp. Tras contestarme aludiendo de manera burlona al contexto, el mensaje con el insulto sigue en su cuenta para que perdure el linchamiento sin haberse disculpado de manera pública o privada. Conoce el contexto, se le ha explicado, pero prefiere mantener la difusión de un mensaje falso porque conviene a su discurso político.

Inmaculada Sánchez Polo, delegada de la AVT en Extremadura.

A pesar de que conocía perfectamente el segundo mensaje porque así figura en los que hizo el día 14 de junio, no dudó en difundir todos los insultos y mensajes que llegaban al autor del tuit censurando la poco consideración de éste con las víctimas. No contenta con ello, envió un mensaje en el que conminaba al emisor a lavarse la boca. Su posición al menos es clara. La Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT) siempre ha considerado que las víctimas de ETA no son comparables a las víctimas del franquismo ya que, según Ángeles Pedraza, “no son lo mismo”. La número 1 de la AVT considera inaudito que se quieran equiparar porque “no tiene nada que ver ni son comparables las víctimas de una cosa y las de otra”. Además, argumentó que “las víctimas del franquismo son las que hubo en una Guerra Civil en la que hubo dos bandos”.

PP de Almería

El ejercicio sirvió para que ciertos colectivos condenaran las declaraciones de Rafael Hernando sin saberlo. El caso más flagrante fue el del PP de Almería, circunscripción por la que se presentó el actual portavoz del PP que, tras ser avisado de la existencia del mensaje, lo condenó de manera rotunda, aunque se hizo el silencio cuando se le avisó de la segunda parte. El mensaje, lógicamente, ya ha sido borrado de la cuenta de los populares de Almería.

Captura de pantalla 2015-06-23 a las 11.54.12

Estas son otras reacciones de diferentes elementos notorios de la derecha política y mediática que también se mostraron escandalizados por el mensaje que creyeron contra las víctimas de ETA.

Cake Minuesa, showman que tiene un programa en la cadena pública de Telemadrid,María Blanco, doctora en Ciencias Económicas y colaboradora de Libertad Digital.

Francisco de La Torre, economista y miembro de Ciudadanos.

Antonio Naranjo, periodista y tertuliano.

Juan E.Pfluger, Periodista de La Gaceta.

Pedro Altuna, exmiembro del PP Vasco. Entre muchos otros, también Miguel Ángel Rodríguez, exportavoz del PP en el gobierno, y Pilar García Granja, corresponsal de Telecinco en EEUU.

Captura de pantalla 2015-06-23 a las 12.31.35

El ejercicio arroja conclusiones y evidencias claras sobre la vital importancia del contexto. Promover el conocimiento de lo que Teun Van Dijk, profesor del Universidad Pompeu Fabra, llama análisis crítico del discurso es vital para establecer una opinión pública sana que asuma que en los discursos plasmamos nuestras creencias, percepciones e ideologías, pero que también debe ser conocido para que comprendamos que nuestra interpretación del discurso ajeno está basado en esa subjetividad. Si bien es cierto que cuando el odio y el sectarismo forman parte de la ecuación, como en los casos aquí reseñados, no hay análisis crítico del discurso ni contexto que permita tratar a todas las víctimas, sin importar el color, con un mínimo de respeto y consideración. Pero lo más normal es que este ejercicio no sirva de nada, porque los prejuicios suelen ser más fuertes que la razón.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.