lamarea.com

martes 20 noviembre 2018

Sociedad

Aragón, Cantabria y País Valenciano, las zonas con peor calidad medioambiental

Un informe de Greenpeace analiza los principales problemas medioambientales de cada comunidad autónoma y “radiografía” sus consecuencias sociales

03 junio 2015
12:40
Compartir
Aragón, Cantabria y País Valenciano, las zonas con peor calidad medioambiental
Activistas de Greenpeace marcaron un campo de maiz transgénico en Aragón con una señal de prohibido. GREENPEACE

MADRID // Aragón, Cantabria y el País Valenciano, por ese orden, son las tres autonomías con una peor calidad medioambiental, según el informe Radiografía social del Medio Ambiente en España que Greenpeace ha presentado este miércoles.

El estudio, en el que se compara unas comunidades con otras, se ha elaborado a partir de una serie de indicadores que ofrecen un diagnóstico de la calidad ambiental de cada región en los siguientes temas: agricultura, calidad del aire, costas, pesca, energía y cambio climático, protección y gestión del territorio, y residuos.

En todo el territorio, el estudio identifica más de 400 puntos negros, así como 214 ejemplos positivos a seguir. Además, establece el vínculo entre las infraestructuras inútiles y los escándalos por corrupción y el despilfarro de dinero público; también entre una política energética dictada por las eléctricas y las enfermedades y la pobreza energética, o entre la gestión forestal y las privatizaciones y la pérdida de derechos laborales. “Esta radiografía permite demostrar que el medio ambiente es una de las principales víctimas de la crisis y es la ciudadanía quien sufre las consecuencias”, ha declarado María José Caballero, directora de Campañas de Greenpeace.

Sobre estas situaciones, destaca la contaminación que sufre la ciudad de Madrid, “donde cada año se producen 2.000 muertes prematuras debido a la polución”, y las centrales térmicas de carbón, “a las que cada año se asocian medio millar de fallecimientos anuales”, apuntan desde la organización ecologista. Greenpeace también destaca los casos de puertas giratorias, donde el más preocupante es el de la propia ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que durante años fue directiva de Fertiberia, “una empresa con el peor historial de contaminación del país”. Respecto a las grandes infraestructuras que suponen grandes impactos medioambientales, señalan casos como el del almacén de gas Castor, que podría suponer el pago de 1.350 millones de euros al grupo ACS, los 1.500 millones del aeropuerto de Ciudad Real o los 3.400 millones de las autopistas de peaje.

Finalmente, la ONG considera “intolerable” que en torno al 17% de los hogares en España (más de siete millones de personas) sufran pobreza energética, mientras las empresas energéticas tienen ingresos millonarios. También denuncian los procesos privatizadores del agua potable.

ranking-medioambiental

En el caso de Aragón, la mayor alarma se produce por los permisos de investigación para el fracking que se han otorgado, así como la presencia de cuatro centrales térmicas, tres de ellas de ciclo combinado y una de carbón. También señala que los Pirineos ya padecen el cambio climático. “El rápido retroceso por el deshielo que sufren los glaciares pirenaicos como el del Aneto son un dato claro de sus consecuencias”, señalan desde Greenpeace.

El fracking también es una amenaza en Cantabria, donde se denuncia la contaminación industrial urbana que sufre la bahía de Santander, en especial la Ría de Boo. Sobre los residuos, apuntan la baja tasa de reciclaje o recuperación de residuos sólidos urbanos. Además, la comunidad autónoma cuenta con algunos de los municipios con un mayor porcentaje de superficie costera ocupada: Camargo (89%), Comillas (51%), Noja (32%), Santander (30%) y Santoña (25%).

En el País Valenciano, el informe apunta varias amenazas: la perforación de la costa, ya que existen proyectos de prospecciones petrolíferas frente a las costas de Dènia; la amenaza nuclear de la central de Cofrentes y el proceso de destrucción que está sufriendo la huerta valenciana. El problema más grave sigue siendo, según Greenpeace, la especulación urbanística. “La mitad de la superficie costera de la comunidad es artificial (500 primeros metros), la mayor de España”, a lo que hay que sumar que el País Valenciano “tiene ocho municipios entre los 25 más destruidos, siendo la comunidad con menos porcentaje de superficie protegida en la franja costera (sólo un 25%)”.

La Marea, Suscripción, Revista

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

2 comentarios

  1. AMC
    AMC 03/06/2015, 15:19

    Si quereis ser un medio serio dejad de creeros la mierda de informes de greenpeace. De lo contrario no sereis mejores que El Pais, El mundo,etc…
    Habria que ver el informe, que como vienen haciendo siempre no tiene ninguna evidencia cientifica y la cagan en lo mas basico.

    Responder a este comentario
    • ERC
      ERC 05/06/2015, 11:56

      Es normal que un medio publique las conclusiones de informes de organismos a los que se les reconoce como referencia en su campo. Y Greenpeace está reconocida como tal.
      Además, como tú dices, habría que ver el informe y, ya que te quejas de la falta de base del mismo (así, sin verlo), aportar pruebas tú mismo/a de lo que dices

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.