lamarea.com

miércoles 21 febrero 2018

Internacional

Manual de coaliciones en Alemania

El mapa político alemán hace inevitable los gobiernos de coalición entre distintos partidos.
Sólo hay un estado donde gobierna un partido en solitario: Baviera

26 mayo 2015
19:48
Compartir
Manual de coaliciones en Alemania
La canciller de Alemania, Ángela Merkel.

En Alemania, hace mucho tiempo que los gobiernos monocolor de mayoría absoluta han pasado a ser la excepción. Actualmente, de los 16 estados federados, los länder, sólo hay uno donde gobierna un partido en solitario, la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, el partido coaligado con la Unión Democristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel. En el resto de regiones hay gobiernos de coalición de todo tipo. Algo parecido a lo que se avecina en España donde los pactos entre partidos se han hecho inevitables tras los resultados de las elecciones del 24-M.

El mapa político alemán ha cambiado mucho en las últimas dos décadas. Antiguamente, se alternaban en el poder la CDU/CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD) con el apoyo de los liberales del FDP como bisagra. Con la llegada de los Verdes en los años 80 y luego el Die Linke, tras la caída del Muro de Berlín, hay más variables a la hora de configurar los ejecutivos.

En los últimos años se han rebasado divisiones ideológicas que antes parecían insuperables. Los socios naturales son SPD y Verdes, allí donde alcanzan una mayoría juntos. En estos momentos hay seis gobiernos de coalición “rojiverdes” en Alemania, entre ellos en el mayor de los länder, Renania del Norte-Westfalia o en la ciudad-estado de Hamburgo. En Schleswig-Holstein, en el norte del país, SPD y Verdes además suman el apoyo del SSW, el partido de la minoría danesa que goza de derechos especiales.

En todos los casos, el jefe de Gobierno es socialdemócrata, salvo en Baden-Württemberg, la rica región del suroeste, donde los verdes dieron la sorpresa en 2011 cuando superaron a los socialdemócratas como segunda fuerza detrás de la CDU, que perdió este feudo tradicional. A nadie en Alemania le parecía antidemocrático que la segunda y la tercera fuerza formasen un gobierno para desbancar a los conservadores.

El modelo de gran coalición entre democristianos y socialdemócratas existe a nivel nacional bajo el liderazgo de Merkel y también en cinco estados federados, como la región capitalina de Berlín. Aunque hasta ahora ha rechazado cualquier pacto a nivel nacional con Die Linke, el SPD ha gobernado en varias ocasiones en länder de la antigua Alemania del Este con los poscomunistas y actualmente, están en coalición en Brandeburgo.

Desde el año pasado, por primera vez hay un gobierno regional encabezado por un primer ministro de Die Linke. Bodo Ramelow gobierna con SPD y Verdes en el Estado oriental de Turingia. Finalmente, en Hesse, la región de la capital financiera Frankfurt, hay un gobierno entre la CDU y los Verdes.

Obviamente, algunas experiencias fracasaron. Pero, en general, los alemanes, tanto los políticos como sus votantes, se han acostumbrado a compartir la responsabilidad de gobernar. Una cultura de pactar que ahora será inevitable en España.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".