lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Política

Toda la oposición vota de nuevo en contra de Susana Díaz

La candidata del PSOE a la presidencia de Andalucía tilda de “surrealista” el bloqueo del Parlamento, y se someterá a una tercera votación el 14 de mayo

08 mayo 2015
13:07
Compartir
Toda la oposición vota de nuevo en contra de Susana Díaz
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. PSOE

SEVILLA // La incertidumbre sigue en el Parlamento andaluz, después de que toda la oposición (PP, Podemos, Ciudadanos e IU) ha votado de nuevo en contra de la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. Díaz necesitaba una mayoría simple del hemiciclo, pero sólo ha recibido los 47 votos afirmativos de los diputados del PSOE.  El resto de parlamentarios (62) ha votado en contra, por lo que el suspense se prolonga hasta el próximo 14 de mayo, cuando se celebrará la tercera votación.

Díaz ha calificado de “surrealista” y “ridículo” lo sucedido en el Parlamento. “Están forzando un ‘no’ lideradas, que es lo más irresponsable, por el presidente del Gobierno, que va de adalid de la responsabilidad y de la estabilidad en España, y que se presenta aquí, en el arranque de las elecciones municipales, a decir: Este es el camino, bloquear, boicotear y frenar que Andalucía tenga un gobierno para nueve millones de andaluces”, ha señalado la candidata socialista.

Díaz confía en que la próxima semana se solvente la situación, pero lo cierto es que las negociaciones entre las distintas formaciones andaluzas, inmersas en plena campaña electoral, están lejos de cerrarse. El artículo 118 del Estatuto de Andalucía recoge que, si transcurrido el plazo de dos meses, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y la presidenta en funciones de la Junta deberá convocar nuevas elecciones.

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

2 comentarios

  1. Benjamin Solari
    Benjamin Solari 09/05/2015, 13:55

    Y que esperaba. Quien siembra tormentas recoge tempestades.

    Responder a este comentario
  2. eugenio
    eugenio 08/05/2015, 17:55

    Lo verdaderamente surrealista y ridículo es apelar ahora a la responsabilidad, cuando la Sra. Díaz convoco unas elecciones por una cuestión puramente partidista. Eso sí que es irresponsable.Para que Susana Díaz se diera un baño de masas, no hacía falta adelantar unas elecciones, así que cuando se da un paso así, hay que atenerse a las consecuencias que conlleve. La pregunta es ¿pensó Susana Díaz en los andaluces a la hora de convocar elecciones anticipadamente o pensó en ella misma? Lo ridículo y surrealista es llevar a los andaluces a las urnas por un capricho y luego patalear como una niña chica porque no han votado lo que ella quería. Lo realmente ridiculo es convocar unas elecciones para conseguir estabilidad y obtener una inestabilidad muchísimo peor que la que ya había (si es que la había). Sra Díez, los tiempos del rodillo afortunadamente ya pasaron, cuanto antes lo asuma mejor para Andalucía.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".