lamarea.com

lunes 25 septiembre 2017

Opinión

El vídeo de Monago: ¿culo o codo?

“Cuando uno ve por primera vez el famoso vídeo electoral del PP de Extremadura, lo primero que piensa es: no puede ser, no es posible”, señala el autor

<em>El vídeo de Monago: ¿culo o codo?</em>
El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago.

Cuando uno ve por primera vez el famoso vídeo electoral del PP de Extremadura, lo primero que piensa es: no puede ser, no es posible. Ante la duda, uno mira el calendario, comprueba que, efectivamente, estamos en 2015 y vuelve a pensar: no puede ser, no es posible que hayan hecho esto. Tras el impacto inicial y superado el estado de shock, la cabeza vuelve a regar y entra en estado de aceptación: sí puede ser, porque aquí está y lo estoy viendo. Llegado a este punto, a uno le asaltan inmediatamente varias cuestiones: ¿lo han hecho así queriendo o de verdad pensaban que era ingenioso? ¿Han usado dinero público para esto? ¿Sabría de su existencia el presidente de Extremadura?

Analizar el vídeo en función del contenido es complicado. Quiero decir: Curro Romero, Sara Montiel, la camiseta del Betis del año de la Expo, un toro y una flamenca en el mueble, una medalla de la virgen y una foto enmarcada de Manuel Ruiz de Lopera conviven en el supuestamente típico salón andaluz con un póster del hipócrita y rojo jeque de las finanzas gran Wyoming, una carpeta con el logotipo de Izquierda Unida y libros de Marx y Engels. El típico andaluz llama por teléfono a su colega extremeño, que es vidente en un programa de la tele, y éste le va desgranando la desgracia que le va a suponer en los próximos años ser andaluz. Conclusión: hay dos sures, el desastroso sur andaluz y el sur extremeño, del cual no se habla en ningún momento del vídeo. Fin de la historia. ¿Fin de la historia? No. Queda la mejor parte.

Preguntado por “la cosa”, el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, lejos de desmarcarse, responde con ese tono mezcla de histriónico y solemne que lo caracteriza y dice que sí, que lo conocía: “Cuando Los Morancos o José Mota hacen una parodia, todo el mundo se ríe y es prime time”. Y se va.

Cuando en la calle hablamos de cualquiera de los habituales homenajes a la vergüenza ajena cometidos por gobernantes, es muy común que surja la típica pregunta culo o codo de la política: “¿es maldad o es estupidez?”. Tiene un cargo institucional alto para el que se necesita cierta preparación, pensamos. Así que no puede ser que no viera que tenía un coche Jaguar en el garaje de su casa, por ejemplo. Y le damos un voto de confianza eligiendo maldad en lugar de estupidez: codo.

Uno ve al Javier Gurruchaga de la política a punto de partirse la camisa gritando que no ha viajado a Canarias en su vida porque “no tiene antena parabólica” y pensamos: ha llegado a presidente, así que será codo. Cuando a continuación dice que va a pagar de su bolsillo esos viajes a Canarias que no hizo, estamos a punto de decir culo, pero el más básico sentido común nos hace rectificar: no puede ser, a pesar de lo que parece tiene que ser codo. Sin embargo, el famoso vídeo y la respuesta de Monago me ha hecho plantearme seriamente la opción culo. Tiene que ser culo porque codo significaría que, de manera premeditada, ha intentado enfrentar a los vecinos y hermanos del sur, históricamente maltratados ambos desde más arriba, y tienes que ser muy codo para hacer algo así por motivos electorales. Tiene que ser culo porque si no, tendríamos que aceptar que ha abochornado de forma consciente a los extremeños, esa gente especialmente noble que ha pagado de su bolsillo esta obra maestra. Tiene que ser culo porque recuerdo un profesor de Sociología que siempre repetía en clase “no hay nada más valiente que la estupidez”, y Monago ha demostrado una y otra vez ser siempre muy valiente en este tipo de situaciones. Es raro que pase en política, pero tiene que ser culo.

faldon_noticias

Gerardo Tecé

Gerardo Tecé

7 comentarios

  1. El Sueco
    El Sueco 06/03/2015, 22:50

    Perdonen que no dije lo más importante:
    Porqué hablan de un video concreto sin darnos la consigna o enlace para enconterarlo en internet.
    No es justamente el video lo que aclara el asunto al que dedican una larga página sin que nos comamos una rosca?

    Responder a este comentario
  2. El Sueco
    El Sueco 06/03/2015, 22:47

    No entiendo un carajo de ese largo artículo. Parace que sólo va diigido a los que ya conocen el asunto. No entiendo para qué atraer la atencio de lectores con ese rolloimposible de descifrar.

    Responder a este comentario
  3. alonsin
    alonsin 06/03/2015, 19:00

    Pero que se piensa este señor quien es, cuando lo han pillado viajando desde Extremadura a Andalucia, pasando por Las Islas Canarias, pagandolo con dinero publico. Que cara más dura.

    Responder a este comentario
  4. remigio III
    remigio III 06/03/2015, 12:41

    Esta es una prueba más de que para ser dirigente con el pp no hace falta inteligencia ninguna. Solo con que se mantengan sumisos a su “líder” basta. Como en Corea del Norte, por cierto.

    Responder a este comentario
  5. Alfredo
    Alfredo 05/03/2015, 19:48

    La estúpida (valentia?) de Monago y los peperos que le rodean + la propia estupidez de quienes les votan da como resultado que los estúpidos sigan haciendo estupideces con el dinero publico, además de seguir burlándose e insultando a la ciudadanía que no sabe si reirse o sentir verguenza por los de arriba, los de abajo o los de los lados !!!!
    #NoNosRepresentan y #NoNosLosMerecemos

    Responder a este comentario
  6. Eugenio
    Eugenio 05/03/2015, 17:05

    La estupidez de l@s dirigentes del pp de cualquier punto de España no conoce límites. Cuando uno cree que ya lo ha visto todo y supone que esta gente ya ha tocado techo, se superan a sí mismos y nos sorprenden con otra vuelta de tuerca a su propia estulticia.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM52 – Septiembre 2017

Última hora

Tus artículos

Harto de historia(s)

El escritor Boris Matijas, nacido en Knin (Croacia), reflexiona sobre las similitudes dialécticas que encuentra entre el conflicto de los Balcanes y Cataluña a raíz de un artículo publicado por Antonio Maestre.

Los socios/as escriben

Intelectuales en la vida pública: desmontando mitos

"El siglo XX parió dos grandes sistemas dictatoriales -comunismo y fascismo-, y bajo su sombra crecieron  los llamados intelectuales filotiránicos", escribe la autora.