lamarea.com

jueves 19 julio 2018

Cultura

Porretas: “Somos la clase obrera del rock”

Los Porretas vuelven, incombustibles, con un nuevo disco, titulado ‘Al enemigo, ni agua’

27 febrero 2015
09:30
Compartir
Porretas: “Somos la clase obrera del rock”

Porretas lleva más de 20 años dando conciertos y creando discos en los que mezclan rock, ska, reggae y otros estilos con los que consiguen temas que logran su objetivo, el de bailar, pasar un buen rato y, de paso, agitar algunos temas sociales y políticos. Cervezas, fiestas, vida de barrio. También memoria histórica y denuncia de la corrupción. Su nuevo disco, Al enemigo, ni agua, no sorprende en ese sentido. Es Porretas en estado puro.

¿Qué vamos a encontrar en el disco?

Pajarillo: Once temas variados, sociales, de cachondeo, fiel a lo que es Porretas. Once temas elaborados. Un trabajo bastante redondo.

El disco se llama Al enemigo, ni agua. ¿A quién va dirigido?

Luis: A lo que está ocurriendo. Hay mucho enemigo de la sociedad. Todos sabemos dónde está.

Hay muchos temas festivos pero también sociales.

Pajarillo: Lo tenemos a huevo con todo lo que está sucediendo. Básicamente nos dedicamos a expresar lo que vemos y lo que vivimos en canciones. Hacemos una especie de manifestación pero musical.

¿Se está alejando el rock del estilo combativo?

Luis: No, el rock siempre ha sido reivindicativo. Nosotros lo llevamos haciendo desde los primeros discos. Siempre hemos hablado de temas sociales, que están ahí, en la calle. Somos reivindicativos 100%.

Pajarillo: Por lo menos lo intentamos.

El último tema, Ska-Pate, rompe un poco el estilo rock-punk del disco.

P: Siempre hemos hecho reggae, ska, e incluso rancheras. Nos apetece, porque queremos variar, que no sea todo igual, que no nos digan que siempre hacemos lo mismo. Aunque nos suda la polla que nos lo digan. También a nosotros nos gusta hacer otro tipo de cosas.

Luis: Son temas que además funcionan bien en directo, la gente se lo pasa bien.

Han hecho varios temas bastante festivaleros.

Luis: Sí, siempre hay que pensar también los temas que haces para que funcionen en directo y la gente los digiera bien.

Llevan más de veinte años de existencia como grupo. ¿Cuál es el secreto?

L: El secreto es trabajar y no dormirte. Seguir haciendo lo que te gusta e ir sobreviviendo con la música, que nosotros también comemos.

P. Nos gusta hacer lo que hacemos y el día que no nos guste lo dejaremos de hacer. Nos llevamos bien entre nosotros. Siempre estamos los mismos, excepto Rober, que se murió. Pero nosotros disfrutamos con lo que hacemos.

¿Se ven dejando el rock próximamente o aún les queda cuerda?

P: Queda, queda tela marinera. Bueno, luego nunca se sabe, pero eso es lo que creemos. Es que no sabemos hacer otra cosa, así que tampoco tenemos mucha opción (ríe).

Se definen como la clase obrera del rock.

P: Somos obreros del rock and roll, eso está clarísimo. Somos currantes, nos gusta, pero también tenemos que currárnoslo, sacando canciones, girando.

No es que se hagan millonarios precisamente.

P: No, millonario se hace Julio Iglesias. Nosotros no.

¿Y cómo llevan esta época de crisis?

L: Hombre, lo llevamos como podemos. La verdad es que llevamos unos años en los que la crisis nos ha afectado mucho. Y bueno, a nosotros nos ha pillado de lleno. Tocas menos. Pero hemos logrado sobrevivir, esperamos seguir hasta que esto mejore y todo vuelva a esos tiempos en los que nos iba mejor. No millonarios precisamente, pero por lo menos poder vivir de esto.

P: Nosotros realmente nunca hemos vivido de la venta de discos, ni mucho menos. Siempre ha sido el aliciente para después poder tocar en conciertos.

¿Cómo afrontan el directo?

L: Bien, a nosotros el escenario nos da vida, nos lo pasamos de puta madre e intentamos transmitir eso a la gente.

En sus conciertos se deben de encontrar ya varias generaciones.

Luis: Sí, la verdad es que últimamente sí se ve gente más jovencita de esas últimas generaciones. Y también se ve gente de otras generaciones que sigue yendo a los conciertos de Porretas.

¿Cómo enfrentan el proceso de creación?

P: Hombre, las letras se hacen en casa y luego se matizan en grupo, se retocan, se arreglan. Viene ya hecha un poco de casa y entre todos le damos forma al tema.

¿Han tenido alguna dificultad reseñable durante la creación del disco?

Luis: No, la verdad, sólo para aparcar (risas).

¿Cómo ven el tema político en el país?

P: ¿El tema político? Joder, es una puta vergüenza. Nos siguen robando todo lo que quieren y más. Todo lo manejan, todo lo controlan, todo lo callan y esconden y no tienes mucha opción a hacer mucho más. Ya veremos lo que pasa, pero esta gente debería desaparecer de aquí ya. Que se vayan a su pueblo y dejen a nuevos políticos.

Y el surgimiento de Podemos, ¿lo ven con simpatía?

P: Hombre, lo vemos con ilusión. Se necesita un cambio, algo diferente. Que tampoco sabemos luego por dónde van a salir, pero bueno. Hay una alternativa a lo que ya tenemos. Posiblemente haya algo que pueda valer, luego ya veremos.

¿Por qué han decidido incluir un tema sobre memoria histórica?

Luis: La memoria histórica es un derecho que tienen todas las familias que perdieron a sus seres queridos. Hay que seguir reivindicando, aunque les moleste. Porque les sigue molestando el tema, pero hay que seguir. La gente tiene derecho a saber donde están los restos. Unos dicen que no hay que remover. Pero remover, ¿el qué? Es un derecho. No se quiere remover una guerra civil, es un tema de justicia.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.